«Abretemente»: una jornada repleta de ideas

La Regional Necochea realizó su 3ra «Jornada de ideas» con un panel de lujo en donde el foco estuvo puesto en desarrollo de la región y la comunidad.

Como hace ya dos años, la Regional Necochea de Aapresid abrió las puertas de una nueva edición de la Jornada de Ideas en la que participaron alrededor de 150 productores de la zona. Bajo el título “Abretemente” esta tercera entrega convocó a realizar un paréntesis en las tareas cotidianas y pensar libremente el futuro, compartiendo ideas para el desarrollo de la región y la comunidad.

Jugando de local, el periodista agropecuario  Juan Micheli, estuvo a cargo de la presentación de la Regional Aapresid, destacando el trabajo de la misma y los objetivos que persigue este grupo de socios. Micheli destacó, entre otros aspectos, el trabajo de la Regional por maximizar la rentabilidad de la tierra y mantener la sustentabilidad al hacer un  uso eficiente de los recursos para satisfacer la demanda global.
Terminada la presentación, el periodista dio paso a la primera parte de la jornada en la que se abordaron temas estrictamente técnicos. 

Sin título

Agua: utilización sustentable

Gabriel Santos comenzó definiendo al agua como un recurso renovable, finito y vulnerable, remarcando al mismo tiempo la importancia del aprovechamiento racional, siendo el riego una manera fácilmente aplicable para lograr tal cometido.
El especialista planteó la necesidad de hacer riegos suplementarios para cubrir déficits hídricos puntuales con riegos estratégicos para que los cultivos puedan expresar su potencial. «Regar en el momento exacto para no tener perdida de rendimiento potencial» fueron sus palabras. Afirmó también que no se puede atenuar el efecto de la falta de agua en los cultivos pero sí se puede controlar el uso de la misma y hacerlo de manera eficiente.

Santos habló sobre un planeamiento y gestión de los recursos hídricos, en donde todos los usuarios deberían estar comprometidos para evitar la competencia entre el uso de agua para consumo humano y el consumo para riego. En su exposición también tuvo tiempo de dar a conocer un proyecto de investigación del que  forma parte, en el cual se están midiendo los niveles estáticos y dinámicos en zonas con y sin riego para ver cuánto se está usando del agua que se repone. 
En sus palabras finales concluyó que la zona de Necochea es una de las que mejor aptitud de riego tiene, ya que las napas están cerca de la superficie y  la extracción del agua resulta altamente accesible.

¿Cómo salir de la queja?

La propuesta de Leandro Storti fue clara: «en vez de quejarnos cuando no llueve, pensar en el riego como una posibilidad».

Si bien hoy en día en Argentina la superficie bajo riego es de 2,2 millones de hectáreas se piensa que se podría alcanzar a cubrir casi 16 millones de hectáreas con esta tecnología.

Storti explicó que la superficie de riego bajo pivot es de 400 mil has, en cultivos como maíz para grano, soja y maíz para semilla prácticamente en iguales proporciones y comentó que se está trabajando junto con el PROSAP en un proyecto para aumentar la superficie potencial de riego.

Al respecto enumeró los mayores beneficios de tener riego y ahondó en la gran estabilidad que se logra, ya que se hace el suplemento hídrico en momentos puntuales para no perder potencial permitiendo una mayor rentabilidad en el corto y mediano plazo, y destancando que permite lograr productos de mayor valor agregado, debido a que se logra bajo el sistema de fertirrigación la aplicación de productos (herbicidas, fertilizantes y plaguicidas) en el momento de mejor turgencia, permitiendo así un mayor respuesta.

El especialista concluyó que el riego en la empresa tiene impacto importante permitiendo mayor rendimiento, mayor cantidad de cultivos por año, más intensificación con menor riesgo climático, permitiendo una planificación acertada logrando mejores cultivos y haciendo un mejor uso del recurso hídrico.

Además, agregó, genera un impacto económico regional, estrechamente ligado a una creciente demanda de servicios, mayor necesidad de acopio, mayor volumen, por lo tanto mayor IVA, mayores retenciones, IIBB, empleo directo e indirecto y necesidad de contar con una creciente cantidad de proveedores.

El mito del valor agregado

La Jornada continuó con la presencia de Héctor Huergo quien dio la visión de lo que él llama la «Segunda Revolución de las Pampas». Huergo procedió a desarrollar su idea, explicando que esta revolución consiste en que los productos básicos del agro constituyen los de mayor valor agregado de la economía argentina. Al respecto aclaró que «se entiende al valor agregado como la relación insumo/producto, cuántos pesos o dólares ponemos, cuántos sacamos. En cambio el grado de elaboración es otra cosa, no siempre agrega valor genuino. Cualquier industria es plausible, pero no cualquier industria termina siendo buena» explicó.

El cluster sojero fue el ejemplo que utilizó Huergo para desarrollar su idea, partiendo de la enorme competitividad de la producción básica.
«El chacarero es el coordinador de una línea de montaje a la que concurren “just in time” decenas de insumos, equipos y servicios que se convierten en ese poroto que sale de la chacra». Sembradoras, cosechadoras, fumigadoras que se digieren a sí mismas en esta transmutación. Chapa, fundición, plásticos, electrónica, software, GPS, comunicaciones, y todo aquello que entra en el proceso “industrial”. Obtenido el producto, se sube a un camión y va al puerto. Camionero, neumáticos, gomería, parrilla, estación de servicio, gasoil. Llega a la fábrica y continúa la cascada: crushing, separación de los componentes, harina y aceite. La harina se hace pollo. El aceite, biodiesel. Se obtiene glicerina. La glicerina se mete en un pomo de dentífrico. El mundo se lava los dientes con soja argentina» explicó a forma de efecto dominó. 

Al respecto, también afirmó que «el día que comprendamos que el trigo, el maíz, la soja, el girasol, la carne y la leche no son “productos primarios”, sino productos finales de un riquísimo proceso de agregación de valor, volveremos a crecer» y agregó «es la base de la pirámide. Lo que convocó a enormes inversiones en la cascada de valor posterior por parte de empresas nacionales y los principales actores mundiales del mercado alimenticio y agroenergético. La Argentina Verde y Competitiva».

abretemente

Economía: octubre y mas allá

Con el humor que lo destaca, el economista Tomas Bulat fue el encargado de continuar con el panel de lujo que propuso la Regional Necochea para su jornada «Abretemente». En la primera parte de su presentación dio un pantallazo de la situación económica mundial, enmarcar así la situación en la que se encuentra nuestro país.

No dudó en afirmar que «Europa se terminó», y solo será un recuerdo o un lugar para visitar y que históricamente «Asia siempre fue potencia y eso no cambiará en este momento». En varias oportunidades reiteró que el mundo está cambiando y que Argentina, como toda Sudamérica, se encuentra en una situación totalmente favorecedora, la cual puede traerle muchos beneficios si la región es lo suficientemente hábil como para aprovecharla. 

Luego de viajar por el contexto internacional Bulat puso foco en la coyuntura nacional indicando, sin anestesia, que “la economía argentina ha acumulado por lo menos cinco problemas serios”.

abretemente 2

Tomás Bulat y el panorama económico del país

Uno de los principales problemas de la economía argentina, explicó, es el déficit fiscal que sigue creciendo, tanto por el régimen de subsidios como por la política de seguridad social. Señaló que parte de ese déficit se cubre con ingresos fiscales y otra, con la inflación. El economista develó que hasta el 31 de agosto de este año, los subsidios al consumo eléctrico habían sumado $ 24.000 millones frente a los $ 26.000 millones insumidos por dicho concepto en todo 2012 y los orientados al transporte, otros $ 18.000 millones hasta fines de agosto.

Otros de los problemas a los que hizo referencia fueron el déficit energético que “se agudiza cuando hay crecimiento económico”; el nivel de reservas; el grado de endeudamiento interno y la pérdida del tipo de cambio competitivo. Pronosticó, además, que el déficit turístico terminará siendo superior al energético.

El reconocido economista opinó que las soluciones a estos problemas no serán distintas a las que históricamente ha utilizado la Argentina en otras épocas. En el futuro “no habrá otro camino que ajustar”. Y agregó que prevé una devaluación, alertando que “de aquí hasta el final de octubre seguirá la fiesta y luego vendrán las restricciones”.

Continuando con su exposición ante un atento auditorio, Bulat sostuvo que la recuperación económica de la Argentina demandará  varios años, y que para que ello ocurra, «el país necesitará dólares, que en estos días son muy escasos». Ahondando en las situaciones que desembocaron en la crisis del 2001, señaló que pese a la acumulación de problemas sin respuesta, la actual situación es menos grave que la de aquel momento.

Concluyendo su participación con el humor que lo define, Tomás Bulat compartió risas con los presentes al indicar que “después de una época de viajes “baratos” a Miami, se viene otra -bastante más larga- de vacaciones en Villa Gesell o Pinamar”.

“Decirle Sí a las Buenas Prácticas”

A toda marcha, la jornada continuó  con la participación de miembros de la Regional Necochea, encargados de Aula Aapresid, un proyecto que consiste en la difusión de Buenas Prácticas Agrícolas, llevando el mensaje de la producción sustentable a entidades públicas y privadas. abretemente 3

Para compartir las acciones que el grupo está realizando para llevar este mensaje a toda la comunidad, se mostraron dos videos institucionales que son los que se están usando para dar charlas en los colegios secundarios de la zona. Aula Aapresid es un nuevo desafío que tomó la Regional y los presentes compartieron su entusiasmo en desarrollar la iniciativa, indicando que cada vez son más los colegios que piden tener la posibilidad de hacer un intercambio con los productores del grupo.

Positividad Inteligente

El cierre de la jornada estuvo a cargo de Alejandro Rozitchner quien propuso “superar  la tendencia a estancarse en la queja” con la idea de «positividad inteligente», entendiendo que no es necesario negar el problema para adoptar una posición positiva. «Ser positivo es saber que este momento pasara, que podemos hacer algo para fortalecernos, que dar batalla tiene sentido y es posible» explicó.

En relación a esta actitud, Rozitchner no dudo en aclarar “porque generalmente la positividad es sonsa, o lo parece. Cuando uno se pone en fase optimista, entusiasta, positiva, suena a veces como si se hiciera un poco el sonso en relación con aspectos graves de la realidad que no pueden evitarse».

Así, dijo que llegó a darse cuenta cuándo la positividad es inteligente y cuando no lo es.

«La positividad es inteligente cuando no niega el mal, cuando no se arma generando una imagen de la realidad ingenua, que desestima la presencia de los obstáculos», explicó ante una atenta audiencia y la contrapuso con «la positividad tonta que cree que el mal puede ser soslayado mediante un truco de la visión. Cuando lima al mundo para sacarle las asperezas. Cuando finge que la negatividad no existe y no logra entonces superarla efectivamente».

Siguiendo con su idea dijo que la positividad es inteligente cuando encarna en una sensibilidad que capta que la gran operación de la vida, con sus asperezas y con la presencia inevitable de la muerte, no quita sentido ni valor a la experiencia. Este tipo de inteligencia no tiene que engañarse, puede mirar a la realidad a la cara y captar su extrema productividad, su riqueza inagotable, su generación de posibilidades constantes, su plasticidad.

abretemente 4

La positividad es inteligente cuando permite el crecimiento que surge de enfrentar y superar los obstáculos, no de su negación voluntarista. Es el paso superador de la inteligencia triste, de la inteligencia crítica, siempre anclada en la impotencia como en una virtud. «Esa es una inteligencia vieja, no tan inteligente, al final…” concluyó. 

 ¡Gracias, como siempre!

Antes de finalizar la jornada, Diego Henrich, presidente de la Regional, agradeció a todas las personas presentes, empresas colaboradoras y autoridades y remarcó el valor de abrir y compartir un espacio de reflexión, de proposición que invita a actuar para «que las cosas cambien, para que pasen». «Somos nosotros los únicos responsables de nuestro futuro, comenzando por votar en octubre a quienes tengamos la convicción, que nos movilicen y nos acompañen en el desarrollo de nuestra visión e ideario de país pujante, próspero, de sociedad desarrollada, equilibrada, sin rencores» reflexionó Heinrich. «Colaborando a la construcción de visiones compartidas, con tolerancia, con respeto al prójimo y fundamentalmente con respeto a las instituciones» agregó.

Albert Einstein dijo: “la vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, sino por las personas que se sientan a ver lo que pasa”. «El espíritu de quienes forman y participan de la regional Necochea Aapresid, es estar en pie y hacer, ser protagonistas de nuestro futuro y los invitamos a todos a compartirlo» concluyó Heinrich.

 

Etiquetas:, , , , , ,