Ciencias de las redes vivas: herramientas para hacer crecer, desarrollar e innovar en la empresa

La especialista Sonia Abadi explica en esta entrevista el beneficio de conocer a fondo esta ciencia, que se trata de la ingeniería de los procesos mentales y de los vínculos entre las personas, las ideas y las organizaciones. 

La médica y psicoanalista Sonia Abadi estuvo en el XVII Congreso de Aapresid, que tiene por lema «30:10000 Conciencia Suelo», en el panel en el que participó en la última jornada habló acerca de cómo aplicar las ciencias de las redes vivas para mejorar el rendimiento de organizaciones y empresas. “Una red no es una estructura vertical acostada, tiene una dinámica propia y es tridimensional. Aplicar esta ciencia a una organización o empresa ayuda al crecimiento, desarrollo y a la tan deseada innovación”, argumentó.

En esta entrevista, Abadi explica sobre cómo se aplica, a qué campos y cuáles son los resultados.

 

¿Cómo se hace para crear e innovar desde y con el productor?

Abadi: Hoy en día en todas las disciplinas, todos los negocios, se busca incorporar el nuevo conocimiento tanto tecnológico como científico. Hay una ciencia nueva que tiene múltiples aplicaciones, hablo de la ciencia de las redes vivas. Se trata de la ingeniería de los procesos mentales y de los vínculos entre las personas, las ideas y las organizaciones.

 

 ¿Cómo se aplican las redes vivas?

Abadi: En las redes vivas hay ciertos movimientos que generan que una red se expanda y otros que hacen que se colapse. Si necesito lidiar como sucede en el gobierno de EEUU con los terroristas, voy a trabajar sabiendo qué nodos y qué conexiones necesito cortar para hacer colapsar esa red. Entonces si quiere hacer crecer mi empresa u organización incorporar nuevos aliados o ideas, para tener mejores resultados también tengo que saber qué conexiones activar y promover para que esa red se expanda, crezca, y en lo posible, como dice la ciencia, se vuelva exponencial. De manera lineal, las organizaciones crecen paso a paso. En red, activan la posibilidad de lo que se conoce como punto de inflexión y el negocio se vuelva exponencial. Para que suceda hay que saber de la ingeniería de las redes.

 

 ¿Se aplicaba antes al sector del agro?

Abadi: No. Hoy en día todo el mundo habla de redes, está de moda, pero la mayor parte de la gente no sabe. Hay buena voluntad, se piensa que estar en redes es estar conectado, colaborar. Pero detrás de las redes vivas hay un modelo científico, si se conoce se puede capitalizar a favor.

Como ejemplo, quiero mencionar que el ministro de Transporte de la ciudad de Buenos Aires, con quien tuvimos algunas charlas sobre estos temas, me decía que, si se quiere aumentar el uso de las redes de los subtes, se puede agregar linealmente una estación a la línea que ya existe. Eso hará que aumente una x cantidad de pasajeros. Pero si conecto dos líneas de manera aleatoria, cualquier estación con cualquier otra, el aumento será exponencial, habrá cientos y cientos de nuevos pasajeros.

Las redes son un tipo de sistemas que fueron descubiertas ahora, abiertos de conectividad ilimitada. Tu mente, tu cerebro y tus vínculos son parte de una misma red. Y tu organización es parte de una red. El tramado del universo en el que vivimos también forma parte de una red, donde hay lazos formales que producen el desarrollo lineal, y otros azarosos que provocan el desarrollo exponencial.

 

¿Esto entonces se podría aplicar a cualquier área del campo?

Abadi: A cualquier tipo de organización y rubro. Siempre cuento esta anécdota. Como vengo a hablar de las ciencias de las redes y su aplicabilidad y que puedo llevar la misma presentación en diapositivas a 10 negocios diferentes y eso le permitirá tener herramientas para potenciar sus redes.

En una semana me tocó en un momento trabajar con 60 ingenieros de una gran empresa de producción de acero, que venían de toda Latinoamérica. En la misma semana trabajé con 200 revendedoras de maquillaje y en la misma semana con 30 misioneras del orden de la Inmaculada Concepción. Y las diapositivas siempre las mismas.

 

¿Qué mensaje para los empresarios del agro?

Abadi: Si les cuentan que trabajar en red es pasar de una estructura vertical a una horizontal, tienen que saber que eso es errado. Una red no es una estructura vertical acostada sino que tiene una dinámica propia y tridimensional.