Cultivos de servicios al extremo

Los cultivos de servicios pueden ser una opción aun cuando los tiempos de la rotación dejan poco margen de maniobra. ¿Hasta dónde es posible presionar?

 

Uno de los interrogantes a la hora de incluir un cultivo de servicio (CS) en la rotación es la potencialidad que estos pueden expresar – en términos de carbono y cobertura, N, control de malezas – cuando los tiempos son ajustados. En rotaciones de CI (cv. invierno) /Sj – Mz la ventana de crecimiento posible para un CS entre la soja y el maíz es acotada. A esto se suman las dificultades operativas y de logística por la superposición de labores típicas del inicio del invierno. Esto limita el margen de maniobra pudiendo impactar sobre los beneficios esperados de un CS.

La Regional Los Surgentes-Inriville realizó ensayos en Gral. Roca con el fin de echar luz sobre estos interrogantes y contar con más herramientas para la toma de decisión. Se buscó evaluar cómo el ajuste de la fecha de siembra (FS) y el ciclo de distintos CS impacta en la producción de materia seca (MS), uso del agua y control de malezas. Se compararon los CS más usados en la zona, incluyendo vicia+centeno, vicia+avena, vicia inoculada.

El primer ensayo se realizó sobre un lote que salía de avena/soja e iría a maíz temprano. Por la escasa ventana de tiempo entre estos dos cultivos, se decidió una siembra anticipada al voleo de los CS, sobre soja aun en pie (R6) el 11 de marzo. El secado químico se realizó el 12 de septiembre marcando un ciclo de crecimiento de 184 días. En un lote a la par se probaron los mismos CS pero en el espacio entre maíz y soja. Así, se sembraron el 9 de junio con sembradora de grano fino y se secaron con rolo el 21 de octubre (134 días siembra-secado).

Producción de materia seca

Si bien las ventanas de crecimiento de los CS difirieron en 50 días, no se tradujeron en variaciones en la producción de MS (Grafico 1).

Gráfico 1: Producción de MS de los cultivos de servicios según fecha de siembra (kg/ha).

Este comportamiento puede explicarse por el hecho de que, si bien las siembras tempranas permiten un crecimiento inicial en otoño, el mismo se estanca durante el invierno. Por su parte, las siembras tardías permiten aprovechar las primeras semanas de la primavera, cuando se dispara la producción de la vicia y el centeno, compensando la menor ventana de crecimiento. Además, en siembras de junio las primeras etapas del CS coinciden con los fríos más intensos, lo que suele afectar el crecimiento.

Consumo de agua y control de malezas

Cuando se comparan variables asociadas a la gestión del agua en vicia sembrada sola vs. mezcla de vicia + centeno, tampoco se observaron diferencias significativas. Si bien las precipitaciones durante el ciclo del CS fueron de 98 y 166 mm para la siembra de junio vs. de marzo, el consumo total de agua y la eficiencia de uso del agua (EUA) logradas por cada CS se mantuvieron en niveles similares.

Además, comparando los CS con el testigo bajo barbecho se visualiza la gran ineficiencia de este último en términos del aprovechamiento del agua ya que, lejos de lo que suele pensarse, buena parte de las precipitaciones no se almacenan para el cultivo estival sino que se pierden.  

En cuanto al control de malezas, ambas fechas de siembra permitieron controles efectivos. Aun con un ciclo de crecimiento menor, la siembra tardía logró un 80% de control con vicia y un 90% con la mezcla vicia + centeno.

Para presionar conviene saber hasta dónde

 

Los ensayos demuestran que es posible incluir un CS entre la soja de segunda y el maíz ya que, aun con la ventana de crecimiento estrecha que ofrece esta pueden lograrse niveles de MS aceptables e igual efecto en el control de malezas. 

Sin embargo, de optar por esta alternativa, no sólo habrá que pensar en siembras anticipadas para garantizar niveles de MS aceptables, sino también considerar los pronósticos de fases climáticas con el fin de saber hasta dónde ‘forzar´ los tiempos de la rotación. Si bien el costo hídrico de un CS no es sustancial en años normales – como en este caso – o lluviosos, en años secos puede resentir el rinde del cultivo de renta posterior.

Etiquetas:,