Pese a la mejora en pesos de los valores ofrecidos, las expectativas están puestas en que los valores en dólares de la mercadería de aquí a mayo se sitúe en el rango actual de precios.

Las últimas dos semanas de mercados tuvieron como indiscutible protagonista al dólar y la devaluación de la divisa norteamericana hasta los $8, valor que el BCRA, parece defender mientras la situación lo permita, sobre todo después de las últimas medidas tomadas en relación a las entidades financieras, limitando sus tenencias en monedas extranjeras.

En el mercado granario los valores a mayo se sitúan alrededor de los u$s 290- 295/tn; valor que se ha mantenido en términos de la divisa norteamericana, pero como se vio, la devaluación del dólar llevo los valores en pesos a los $2650, aumentos que vinieron fundamentalmentede la mano de la suba del dólar oficial. De hecho, pensando que todavía se estiman que quedan 8 millones de toneladas retenidas de la campaña pasada, el futuro podría traer consigo un escenario donde exista mucha mercadería que vender de aquí a mediados de año en nuestro país.

La realidad es que, a pesar de las reuniones del gobiernocon los sectores exportadores y a las mejoras en pesos de los precios, los productores siguen sin confirmar ventas; a la espera de cuánto tiempo el gobierno puede mantener el dólar en $8 como los últimos 15 días, lo que ha venido derivando en constantes pérdidas de reservas para el Banco Central; las cuales en el mes de enero superaron las u$s 2.400 millones, dejando un saldo de u$s 27.795 millones de dólares en manos de la entidad presidida por Juan Carlos Fábrega.

Foto: cuencarural.com
Foto: cuencarural.com

Pese a la mejora en pesos de los valores ofrecidos, las expectativas están puestas en que los valores en dólares de la mercadería de aquí a mayo se sitúe en el rango actual de precios(u$s 290 – u$s 310). ¿Las razones? Todo parece indicar que habrá mucha soja en el mercado; y el mercado de referencia externo descuenta las mismas razones. De hecho, al día de hoy, el sostén de Chicago ha venido siendo la firme demanda tanto de exportación como para molienda.

Al momento de escribir, Estados Unidos lleva comprometido al exterior el 106% (43,02MMt) de lo que el USDA pronosticaba para toda la campaña (40,60 MMt), y restan aun 29 semanas para finalizar la campaña 2013/14; mientras que el último dato de molienda correspondiente a diciembre fue el más alto en varios años.

Asimismo, las ventas de harina de soja al exterior desde Estados Unidos han crecido significativamente en las comparaciones interanuales, sobre todo pensando que ha actuado como origen sustituto de mercadería para los compradores que no han podido adquirirla en Argentina, ante el poco nivel de molienda que viene registrándose en nuestro país. Dichas condiciones, permitieron que los precios vuelvan a los u$s 480/tn, tocando los valores más altos desde mediados de enero.

Por su parte, los productores de la zona de Mato Grosso en Brasil vienen reportando rindes de soja muy por encima de lo que se esperaba, condición que de continuar podría conducir a una cosecha récord, y a Brasil a convertirse en el mayor productor mundial de soja. En algunas declaracionesproductores de dicha zona pronosticaban que los rendimientos actuales serán los mayores históricamente vistos. En el país vecino, la mayoría de las estimaciones proyectan una cosecha de aproximadamente 90 millones de toneladas para la economía más grande de Latinoamérica; lo que alienta a que la firme demanda de poroto norteamericano desde el exterior comience a  redirigir sus compras hacia Sudamérica, de cara a la llegada del grueso de la cosecha sudamericana.

No obstante, vale destacar que los últimos pronósticos climáticos para el país mostraban un clima más seco en las regiones productoras para los próximos 15 días, lo que podría afectar a los lotes más tardíos.

Volviendo a nuestro país, se destaca que la siembra de soja ha finalizado según publicó el día jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, relevando un área implantada de 20.350.000 hectáreas, pese a que restan por sembrar algunas áreas en Formosa y algunas regiones de Santiago del Estero. La entidad reveló que las condiciones de los cultivos varían en función de la región y las precipitaciones de cada zona productora.

 Puntualmente en la zona núcleo, las condiciones de los cuadros evolucionan en buenas condiciones, con los lotes de primera transitando la fase crítica, mientras que la soja de segunda se encuentran en etapa “vegetativa a floración”, con condiciones muy buenas después de las lluvias de enero. En este contexto, la entidad mencionada proyecta una cosecha de 53.000.000 de toneladas para la campaña, reflejando un incremento del 9,3% respecto a la campaña anterior.

Fuente: Informe BLD 6-02-2014. Marcos Porta (mporta@bld.com.ar) BLD.