En Chaco buscan ser más competitivos junto a Sistema Chacras

El Sistema Chacras llega a Chaco para incrementar la competitividad

Expo Agro Nea fue el marco en el que se llevó a cabo la firma del convenio entre Aapresid, INTA, el Ministerio de
Producción de Chaco y productores de la región para la formación de una nueva Chacra en el suroeste de dicha
provincia.

El proyecto tiene por finalidad potenciar la capacidad productiva de los suelos, ajustando las variables para
incrementar la competitividad de éstos, frente a las demandas cada vez más exigentes de un mercado interno y
externo. 

Es necesario avanzar en una mirada holística, integrando prácticas de manejo sustentable asociadas a los aspectos
económicos y sociales. Para esto, el pasado viernes se conformó la Chacra, a través de la firma entre la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), productores del Suroeste del Chaco, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); el Ministerio de Producción de la Provincia del Chaco con el objeto de revertir el deterioro del suelo y recuperar su capacidad productiva.


Tomás Coyos, gerente del programa Sistema Chacras de Aapresid, explicó: “El primer desafío es recomponer la
funcionalidad del suelo mejorando el balance de la materia orgánica y la eficiencia del uso del agua con tecnologías
de intensificación, diversificación, nutrición y manejo integrado.”

“El ambiente productivo del Chaco se caracteriza por un clima hostil y suelos de marcada debilidad estructural, cuya
salud es altamente dependiente del manejo agronómico que se aplique. Sin embargo, más allá de las
particularidades tecnológicas, el eje conductor de este manejo estratégico pasa por convertir los 800 mm de
lluvia anuales que caen en esta región, en biomasa vegetal para producir granos, forraje, fibras y energía a la
vez de aportar al suelo la cantidad suficiente de Carbono para mantener un equilibrado balance de materia
orgánica que, al margen de ser la principal fuente de nutrientes, se constituye en el soporte esencial de esa
estructura funcional del suelo” señaló Coyos.

Para entender coyuntura local, la Ing. Ag Etelvina Gesualdo, Jefe de Agencia De Extensión Rural INTA General Pinedo quién tendrá funciones de coordinación, responsabilidad de la gestión, ejecución técnica y administrativa de las actividades, se adentró en la problemática y puntualizó la necesidad de iniciar el proyecto.

¿Cuál es la problemática en la región que llevó a fundar la Chacra?
La principal problemática que se evidencia hoy en día es la sustentabilidad de los recursos naturales, principalmente
el suelo generando preocupación de productores, instituciones y estados que ven en una disminución de los
rendimientos, y que el comportamiento de los suelos no son los mismos, a pesar de tomar medidas de planificación
de rotaciones, siembra directa y otras.
En este contexto se vio la posibilidad de llevar adelante una integración y fortalecimiento de capacidades públicas –
privadas para la conservación del recurso más apreciado que es el “suelo” y las consecuencias positivas que aporta,
fueron los propios productores los primeros en plantear esta temática.

¿Qué análisis puede hacer sobre el estado de los suelos?
La intensificación de la agricultura de los últimos años ha dado lugar a un mayor uso del suelo, se respetan las
rotaciones, se realiza siembra directa. Esto no alcanza para conservar los parámetros físicos-químicos, se debe tener
en cuenta las altas temperaturas y la humedad, que llevan consigo a una mayor mineralización de la materia
orgánica. Esta degradación es lenta, paulatina y conlleva a la degradación.

¿Qué medidas cree que se deben tomar para mejorar la rentabilidad y la producción?
El objetivo es diseñar y ajustar a campo modelos productivos que permitan recuperar los parámetros físicos,
químicos y biológicos de los suelos, lograr balances hídricos que beneficien a esta región subhúmeda, conservar y
aumentar la materia orgánica para lograr la capacidad productiva y la conservación en el tiempo, y lograr
producciones competitivas con el uso de buenas prácticas agrícolas. Esto traerá como consecuencia una región con
mayor desarrollo sostenible, mejorar la rentabilidad individual, lo que derrama en una mayor inclusión social. A
través de jornadas y encuentros difundir las prácticas a otros productores creando oportunidades de crecimiento al
sector.

¿Cuánto tiempo de trabajo sobre el mismo necesitan para mejorar las condiciones de los campos que integran?
El presente convenio tiene una duración de tres años, donde se lograrán resultados parciales que servirán de
sustento para continuar trabajando en el tema en años siguientes, dado que la promoción de la sustentabilidad del
recurso debe ser permanente.

***
Otra de las partes que integran el proyecto son las empresas fundadoras, en este caso, un grupo de productores
conscientes de la problemática que intentarán garantizar los resultados del proyecto. Daniel Simoncini, integrante
del mismo, habló sobre sus metas y objetivos. “Tenemos que poner mucho incentivo de nuestra parte, esto es lo que
nos trasmitió el presidente de Aapresid, Alejandro Petek, durante la firma del convenio”.

Sobre la problemática que afecta al sector en la región; “tenemos distintas inquietudes que nos han conducido a la
fundación de la Chacra, está muy diversificado ya que cada integrante tiene una forma y una visión de trabajar sus
tierras de manera distinta. De mi parte, mi objetivo es poder entender cómo mejorar el sistema de producción mixto
conservando el suelo” indicó Simoncini.

“Entiendo también que este proyecto lleva otras aristas como la innovación; poder trabajar en ideas durante
jornadas y teniendo una inserción social mucho más fuerte de lo que sucede hoy en Chaco, como es el caso de la
incorporación de las buenas prácticas agrícolas”, concluyó Simoncini.