Cotizaciones internacionales de soja en niveles récord, una campaña local de gruesa que promete ser satisfactoria, tipo de cambio aparentemente estable y cambios en los sistemas de comercialización local. ¿Llegó el momento?

Las cotizaciones internacionales de soja registran niveles récord nuevamente, a pesar de algunos inconvenientes la campaña local de gruesa será satisfactoria, el tipo de cambio parece estabilizarse, al menos por el momento, y se anunciaron cambios en los sistemas de comercialización local. ¿Es momento de vender?

Lejos de todas las proyecciones, los precios locales de soja disponible mostraron en las últimas semanas un impresionante “rally” alcista. Para poner en números el lunes 27 de enero el precio en dólares de la posición febrero Matba era de U$S 321, mientras que en el día lunes 17 de febrero cotizó a U$S 363.

El sustento de esta fuerte alza en los precios deriva de una probable merma productiva en Brasil hasta 87 millones de tt ante la falta de humedad en la región sur del vecino país. En momentos donde los puertos estadounidenses mantienen el ritmo de embarques por encima de las estimaciones oficiales, totalizando hasta el momento embarques por el 84% del saldo exportable y poniendo un signo de interrogación a las existencias finales en el “hemisferio norte” luego de este ciclo comercial, ante lo cual los fondos de materias primas comenzaron a acumular importantes posiciones de compras en este producto.

Lo cierto, es que si bien los precios se mantienen entonados por las preocupaciones sobre las existencias finales en EE.UU habrá que seguir de cerca el momento donde las compras por parte de China se vuelcan enteramente a Sudamérica donde a pesar de algunas complicaciones se esperan 53 millones de tt en Argentina, 87 millones de tt en Brasil y 10 millones de tt en Paraguay, totalizando aproximadamente 150 millones de tt.

precios sostenidos

De esta forma las señales del mercado parecen indicar que a medida que nos acerquemos al ingreso de la cosecha se verá cierta presión por la mercadería disponible, es importante señalar que en estos momentos la diferencia entre la mercadería disponible y los futuros Mayo Matba que cotizan U$S 300 supera los U$S 60, siendo un dato fundamental a la hora de decir si retener o no la mercadería disponible.

En relación al trigo los precios se mantienen sostenidos, se ofrece a $ 1.750 / $1.830 condición cámara, en tanto la posición marzo en Matba cotiza entorno a los U$S 238 y Julio U$S 246. Un análisis detallado de los números de la hoja de balance local nos indica que si la producción de la cosecha 2013/14 fue de 9,5 millones de tt más el stock inicial y considerando un consumo interno de 6 millones de tt, dan un saldo exportable que supera cómodamente los 3 millones. Sin embargo, el endurecimiento del sistema de cupos evidencia que “a priori” el país exportará solamente 1,5 mill. de tt., de las cuales el sector exportador prácticamente adquirió la totalidad. En base a este análisis cuesta esperar tensiones en los valores negociados ya que la industria molinera podrá abastecerse con normalidad en los diferentes meses del año.

Por último respecto al maíz se espera que la cosecha actual alcance los 23,5 millones de toneladas, con un área de 3,5 mill. de ha y un rendimiento promedio de 70 qq/ha. En relación a los valores, los precios con descarga inmediata se negocian entre $1.200/1.230. En tanto la entrega junio / julio se mantiene en U$S 153/155. Será clave para el mercado del forrajero la logística en el momento de la cosecha, por ahora se mantiene una mayor disposición por parte de los compradores a pagar por entrega corta que en posiciones diferidas, situación que durará hasta los próximos meses cuando comience a ingresar un mayor volumen de mercadería por la demora en las siembras.

Por su parte el dólar oficial luego de la fuerte devaluación logró estabilizarse entorno a $ 7,75 / $ 8 y las cerealeras aceleraron el ritmo de liquidaciones acumulando en lo que va del año un registró de U$S 1.984,84 millones, con lo cual se superó en casi 10% la suma ingresada por las empresas en el mismo periodo de 2013.

En este escenario, el Gobierno ensaya cambios en el sistema de información del sector y crea un registro para controlar el acopio y movimiento de granos, el «Régimen de Registración Sistémica de Movimientos y Existencias de Granos no destinados a la siembra» (cereales y oleaginosos y legumbres secas -porotos, arvejas y lentejas-). Esquema que entrará en vigencia el primero de abril próximo y obligará a los productores a presentarse, vía la web de la AFIP, para declarar las «existencias de granos a la hora cero del día de entrada en vigencia del presente régimen o, en su caso del día de inicio de actividades». ¿Será la antesala a una especie de un organismo de control del comercio de granos?

Fuente: Adriano Mandolesi para CISE, Fundación Libertad.