REM

Estrategias público privadas sobre plagas resistentes en Argentina

Se realizó un taller en la sede del Senasa sobre el estado de situación de las plagas resistentes. En la apertura del encuentro estuvieron presentes el vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi, y el director de Vigilancia y Monitoreo, Pablo Cortese.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) fue sede de un taller sobre el estado de situación de las plagas resistentes en la Argentina de la que participaron actores que representan al sector público y al privado, quienes dieron su mirada sobre esta temática según el rol que ocupa cada institución.

En la apertura del encuentro estuvieron presentes el vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi, y el director de Vigilancia y Monitoreo, Pablo Cortese, quien sostuvo “este es un tema que está tomando importancia a nivel productivo, comercial, ambiental y en la protección de la salud del consumidor. La idea fue comenzar a delinear políticas públicas consensuadas entre todos los representantes de la cadena para prevenir que la situación avance”.

Los temas tratados durante la jornada tuvieron que ver con las malezas resistentes, el plan de acción para contener la resistencia a herbicidas, la visión del ámbito científico, la situación actual de los cultivos Bt, las herramientas genómicas aplicadas al estudio del impacto de los organismos genéticamente modificados (OGM) en organismos blancos como sorgo de alepo y barrenador del tallo.

En tanto que en la segunda parte de la jornada hubo exposiciones sobre las resistencias de insectos a cultivos Bt y resistencia a funguicidas. Cortese explicó el sistema de información estratégica para plagas resistentes y Daniel Mazarrella, de la Dirección Nacional de Agroquímicos, Productos Veterinarios y Alimentos, habló sobre el registro de productos fitosanitarios en Argentina, aspectos específicos de la eficacia agronómica.

Martín Vila Aiub del Instituto de Investigaciones Fisiológicas y Ecológicas vinculadas a la Agricultura (IFEVA) de la Facultad de Agronomía de la UBA explicó: “Nosotros creemos que una medida para prevenir la aparición de resistencia a herbicidas incluye determinar aquellas áreas que están libres. A partir de ahí trabajar para mantenerlas de esa manera y establecer formas de muestreo, y saber cuáles son las especies más importantes para realizar ese monitoreo que nos permiten identificar en cuáles los herbicidas siguen funcionando”.

Por su parte, Juan Carlos Papa del INTA Oliveros sostuvo que “este tema afecta el interés de ambos sectores y obviamente el del país, por eso durante el taller unificamos criterios, definimos el problema y cuáles son las mejores opciones para mitigarlo, y para prevenir y evitar que el problema continúe avanzando. Nuestra obligación es aportar a la sustentabilidad del sistema productivo en su conjunto”.

“La posibilidad de interactuar entre ambos sectores y entre todos los actores que estamos involucrados en la problemática nos pareció muy valiosa. Fue muy positivo porque no solo se habló de malezas sino también de enfermedades y plagas. Es tiempo de poder insertar estos temas en la agenda de actividades”, dijo Martin Marzetti de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid).

Fuente SENASA