Europa: normativas y tendencias en huella ambiental

La Cámara Española de Alimentación Animal busca anticiparse a nuevas exigencias que obligarían a la cadena ganadera a medir su huella de carbono. Implicancias para la Argentina.

 

En el marco de una normativa sobre huella ambiental que podría ser implementada en Europa, el representante de CESFAC (Cámara Española de Alimentación Animal) Jorge de Saja estuvo en Argentina en Agosto último.

En entrevista con Aapresid, de Saja explicó que esta nueva legislación obligará a la cadena ganadera a medir su huella de carbono, y que por tanto tendrá implicancias sobre el sector productivo argentino.

“En Argentina las cosas ya se hacen muy bien y es un país de referencia en materia de huella y secuestro de carbono. Pero desde la CESFAC queremos anticiparnos a la regulación y comenzar a definir metodologías de medición acordes. Queremos generar información que demuestre que sabemos producir”, explicó.

Para esto la institución busca alinear al conjunto de actores de la cadena y, en el sector primario, la CESFAC considera a Aapresid un aliado clave. “Se trata de un proyecto técnico y ‘reputacional’, ya que apunta a demostrar a nuestros legisladores que como productor, Argentina es impecable y que como transformadores nuestra industria también lo es”.  

Lo novedoso del proyecto es que apunta a anticiparse a legislaciones impuestas, que como tales, no suelen ajustarse a la realidad del sector. Pero además, por primera vez se logra reunir a todos los integrantes de una cadena, ya que en general estas iniciativas terminan en acciones desarticuladas entre los sectores del comercio, la industria y la producción.

Tendencias europeas en demandas de cuidado ambiental

Según de Saja, “estamos en un momento de reclamo social donde reina la exageración. El sector ganadero está en el ojo de la tormenta de la opinión publica y no por buenos motivos”.

En el contexto socio-político actual – no sólo europeo sino a nivel mundial -, el consumidor está empoderado. Las redes sociales juegan un rol muy fuerte en el poder de la sociedad para poner en agenda ciertos temas y presionar la acción política. Los legisladores están entonces temerosos de actuar. Desde la CESFAC se busca aportar información a los legisladores para la toma de decisiones y al mismo tiempo darle a la población lo que está pidiendo.

En este sentido, de Saja adelanta que el primer desafío será la comunicación. “Estamos ante un tema muy técnico, hablando de secuestro de C, emisiones, etc. El mayor reto no será entonces el desarrollo metodológico y las mediciones porque tenemos el conocimiento para hacerlo, sino más bien buscar formas de comunicarnos con una ciudadanía hipersensibilizada. Tendremos que aprender a contar lo que sabemos hacer bien”.      

Etiquetas:, ,