A pesar de que los precios han mostrado algún recupero, los valores actuales no han sufrido grandes cambios ante los vaivenes externos.

inst14lr001

La última quincena estuvo influenciada fundamentalmente por el informe de oferta y demanda global del USDA que fue presentada el lunes pasado. La caída de los stocks menores a los esperados presionó a la baja sobre los futuros de soja, cuando el mercado descontaba una caída de los inventarios más significativos.

A pesar de las caídas procedentes al informe del USDA, lo que había llevado a los fondos de inversión a liquidar posiciones por 23.000 contratos; las última jornadas los precios en Chicago han recuperado parte de la pérdida ocasionada, llegando hasta los u$s 525/tn para la posición de mayo al día jueves, recuperando en dos jornadas 15 dólares, y mejorando en dicho valor  con respecto al vencimiento de la posición de marzo.

Las subas se sustentan en la firme demanda en Estados Unidos, donde la exportación se mantiene dinámica a pesar de que los compromisos al exterior han venido disminuyendo entre semana, alcanzando la semana del 13 de marzo poco mas de 200.000 toneladas para la campaña 2013/14. A pesar de ese dato se encuentra por debajo del promedio de 10 semanas (365.000 tns), los compromisos al exterior ya totalizan el 107% de lo pronosticado por el USDA (recordando que el USDA aumentó las previsiones de exportación en 500.000 tns). En valores absolutos dicha cifra alcanza 44,43 millones de tns; contra los 41,64 millones que previó el USDA en su último informe.

Por otra parte, el día lunes se dio a conocer el dato de molienda mensual del NOPA (National Oilseed Processors Association), donde dicha entidad publicó que durante febrero se molieron 3,85 millones de toneladas, llevándose pisados en la totalidad de la campaña 24,21 millones de toneladas; el segundo nivel más alto en 10 años, solo por debajo de la campaña 2009/10; y superando el promedio de 5 campañas.

Ante este panorama, los 3,95 millones de toneladas de poroto que el USDA pronostica para finales de la campaña, podrían verse comprometidos y más ajustados en caso de que la demanda continúe con la firmeza que muestra en Estados Unidos.

Para el maíz, la semana pasada también fue negativa luego del informe; cuando el mercado descontaba una caída en la producción sudamericana, condición que no sucedió. El aumento de la producción China también impactó negativamente en el mercado el día lunes, cuando los futuros cayeron 4 dólares presionados por él informe.

El resto de los días, los futuros de maíz recortaron las pérdidas del lunes, apoyados por las subas del trigo (situación de Ucrania y las preocupaciones de los lotes de trigo invierno de las planicies norteamericanas) y la mayor participación de la exportación en el mercado norteamericano, condición que llevó a que los fondos reviertan las ventas del lunes.

La situación de Ucrania le dio impulso durante la última quincena a los mercados de comodities, fundamentalmente de trigo y maíz, ante la importancia del país europeo en el mercado global de estos cereales, fundamentalmente de trigo. No obstante, al comienzo de la presente semana la situación parecía comenzar a estabilizarse luego de que la población de la región de Crimea declare su independencia de Ucrania y reclame a Rusia unirse a él. No obstante, parece prematuro que se establezca una solución, sobre todo pensando que algunas alarmas auguran que Rusia podría verse alentado a ocupar más regiones donde no tiene soberanía. A pesar de lo dicho, las exportaciones ucranianas durante marzo se han mantenido relativamente altas, embarcando 1,7 millones de toneladas de maíz y 108.000 toneladas de trigo.

Por el lado de la exportación, la mayor participación que vino mostrando la demanda de maíz para exportación llevó a que el país norteamericano comprometa al exterior ya el 94% de lo previsto por el USDA para toda la campaña, un 20,8% más que el promedio de las últimas 5 campañas. En valores absolutos se lleva comprometidos 38,96 millones de toneladas. Pese a que la demanda ha ganado participación respecto a la campaña pasada, vale destacar que la relación entre las exportaciones y la producción es de 11%; lo que refleja la gran producción estadounidense de la última campaña y que; a pesar de que las exportaciones han aumentado, los stocks no sufrirían grandes problemas ante el nivel de cosecha mostrado.

En este contexto; en el mercado de referencia los precios locales  no han visto  grandes variaciones ante los vaivenes externos. A pesar de que los precios han mostrado algún recupero, los valores actuales no han sufrido grandes cambios; pero si han mostrado ligeras mejoras respecto a principio de mes, en rangos de u$s 310/318 por tn por valores a cosecha. Vale destacar que dichos valores se ven en mejores condiciones que los u$s 285 que veíamos en enero y principios de febrero; mientras que por el maíz, los precios no despegan; sobre todo cuando comienza a cosecharse el cereal  (4% del área total según la Bolsa de Cereales de Bs. As.); con los primeros rindes perjudicados por las elevadas temperaturas de diciembre pasado; negociándose valores en torno a los u$s 165/168 por tonelada.

Fuente:

Informe BLD 20/03/2014. Marcos Porta (mporta@bld.com.ar) BLD