Será crucial seguir la prima climática y buscar coberturas para no quedar abierto a las volatilidades de los precios.

Arrancamos el mes de Mayo y la soja en Chicago vuelve a estar al mismo valor que a principios de Abril: 539u$s/tn. Si bien por momentos vimos mejores valores que ese, parece ser que el mercado se fue quedando sin combustible y la fuertes subas iniciadas desde fines de enero ya encontraron un límite.

Recordemos que el informe trimestral del 31 de marzo renovado la tendencia alcista y la soja podía encontrar nuevos valores. El informe mensual del USDA del 9 de abril se hizo eco de esos números y también sumó presión. En cuanto a las exportaciones, la estimación aumentó de 41,6 a 43 mill de tns. Por el lado de la oferta, se resalta el aumento de las importaciones hasta 1,8 mill de tns.

mercados

Este número casi duplica al valor del año pasado y por supuesto es un récord absoluto, dado que años anteriores el país del norte no llegaba a importar 500.000 tns. Si no fuese por ese auxilio a la oferta, la relación stock/consumo se caería al 2,9%. Hoy quedó en 4% mientras el año pasado terminó en 4,5%.

La realidad es que estas últimas semanas embarques brasileños estuvieron arribando a los puertos del Golfo, por lo que se confirma aquella estimación de USDA. Por supuesto que estos barcos vienen para suplir los excesos de demanda de la molinería, nadie pensaría que un barco que entra por un muelle después sale por otro.

En los números esto también se confirma: las últimas 6 semanas el promedio de ventas de la exportación fueron de apenas 26.800 tns. El problema es que la molinería está consumiendo a un ritmo que no se condice con el nivel de reservas actuales. En el mes de marzo se molieron 4,18 mill de tns de soja, el nivel más alto de los últimos 5 años y 400.000 tns más que en 2013 cuando la situación de escasez era similar. A mediados de mayo se publicará la molienda de abril y allí el mercado tendrá los ojos puestos.

Si la molienda empieza a retirarse, los precios actuales empezarían a juntarse y nos arriesgamos a vivir lo que pasó en julio del año pasado. En aquel momento la demanda interna se retiró, las bases se debilitaron, y la escasez de soja disponible pasó de ser un problema a ser una anécdota. Por supuesto que para que los precios sigan firmes se necesitan problemas, y en aquel entonces la soja cayó 100 u$s/tn. En este momento la soja disponible cotiza 89 u$s/tn mas que la nueva.

En cuanto a soja nueva, es importante resaltar que el informe del USDA de mayo (se publicó el viernes 9 de mayo, luego de la edición de este informe) va a ser el primero que empiece con las estimaciones de la campaña 2014/15. No debería haber muchas sorpresas, dado que se espera que contemple las hectáreas que se estimaron en el informe trimestral (33 mill) multiplicadas por el rinde tendencia de 29,5 qq/ha.

Esto nos daría una producción de 97,35 mill de tns, aunque algo se puede reducir por la diferencia entre las hectáreas sembradas  y cosechadas. De esta forma se podría pensar en una producción de 94 mill de tns, +4,5 vs 2013 y +11,5 vs 2012. El punto acá es que efectivamente el país del norte logre un rendimiento tendencia, promesa incumplida los últimos 3 años. De no ser así, las consecuencias no están del todo claras: si fuera por los stocks actuales, claramente la soja va a tener que seguir teniendo valores por encima de 500 u$s/tn.

Pero si tenemos en cuenta la gran producción sudamericana, quizás los precios no vuelvan a ver los valore actuales. Aun así, hoy la soja de Argentina y Brasil está en el mercado y la soja sigue mostrando una llamativa firmeza. Será crucial seguir la prima climática y buscar coberturas para no quedar abierto a las volatilidades de los precios. Si bien la soja funciona como refugio de valor ante los problemas de la economía local, retener poroto para el segundo semestre quizás no sea la mejor alternativa.

En relación al maíz, las cotizaciones sufrieron una caída los últimos dos días de abril por lo que volvemos a los mismos valores de principios de mes (200 u$s/tn). Si bien el maíz ha dejado atrás su peor momento de precios (175 u$s/tn), resulta cada vez más difícil ver subas adicionales con la cantidad de maíz que cosecharon el año pasado. Por lo tanto las esperanzas de alguna suba estarán atadas a lo que sea la siembra del cereal.

A la fecha de este informe, el 29% del maíz estaba sembrado (avance semanal de 10 puntos) contra el 42% promedio de los últimos 5 años. El año pasado a esta fecha apena el 11% estaba sembrado, pero recordemos que fue un año anormal con retrasos significativos. Aun así en la tercer semana de mayo lograron sembrar 2,2 mill de hectáreas por día, demostrando el potencial de maquinaria con el que cuentan y la profesionalidad dedicada al trabajo.

De esa forma lograron “entrar por la ventana” y lograr la cosecha histórica de 353 milltns. Recordar el pasado a veces sirve para delinear el futuro. No perdamos de vista esas experiencias antes de generar juicios de valor acerca de lo que pueda suceder con la prima climática. Aun así cada año es distinto y el Niño norteamericano puede generar volatilidad en los precios.

Fuente: Pablo Fraga.  “Se nos viene la 2014/15”.
Informe BLD 8 de mayo de 2014. pfraga@bld.com.ar