Ganadería 2050

Oportunidades y desafíos en tiempos de cambio

Con la presencia de 270 asistentes se realizó la primer UPA Ganadera de las Regionales, organizada por la Regional Mar del Plata, el pasado 29 de agosto en el Salón de la Casa de la Cultura.

La jornada se extendió desde primeras horas de la mañana hasta la tarde, y estuvo dividida en tres bloques en donde distintos especialistas expusieron.

El primero de ellos tuvo un perfil técnico comenzando con “Silaje de maíz, como optimizar rendimiento y calidad” a cargo de Estefanía Álgido Coletti, KWS.  Seguido por Juan Luz, de PGG quien abordó las “Novedades en manejo de alfalfas”, en donde destacó la importancia del cultivo como forrajera en los principales planteos ganaderos, por su gran aporte de materia seca y de la altísima calidad nutricional que provee, ubicándose en primer lugar en el mercado de semillas de nuestro país. Para cerrar el bloque Martín Bigliardi, de Gentos disertó sobre “Pasturas y verdeos, Escuela de pastores”. El disertante resaltó la importancia de un correcto manejo de las pasturas y del pastoreo, donde recomendó aplicar bien el conocimiento para evitar la degradación y aumentar la producción de los recursos forrajeros.

El segundo bloque lo abrió  Roberto Santos, productor y miembro de la regional con una propuesta de producir 1000kg/ha/año en campos mixtos basado en su experiencia personal en producción ganadera de ciclo completo, cría, recría y terminación o engorde.

A continuación Adrián Soler trató la temática “Ganadería regenerativa”. Se trata de un manejo holístico de los recursos, realizando descansos de las pasturas y los pastizales naturales, con el objetivo de un mayor secuestro de carbono, reaparición de especies nativas, y especialmente el cuidado del ambiente y sustentabilidad.

Manifestó que se debe incrementar la producción sustentable, por lo que se hizo énfasis en los bonos de carbono, que funcionarían como una interacción entre aquellas empresas emisoras de carbono y la producción primaria encargada del secuestro de carbono. “Es algo que se viene, y a lo que la producción argentina debería apuntar”, sumó.

Cerró su planteo mencionando que hay que tomar conciencia de cómo estamos produciendo y del impacto que esto genera en el planeta, “Intentemos disminuir el efecto invernadero con ciertas prácticas para evitar el gran problema que eso conlleva”.

A su turno Ignacio Bibiloni abordó las “Pautas para mejorar la eficiencia en sistemas ganaderos”. Es así que planteó que la eficiencia en la utilización de los recursos es lo que mueve la aguja en los planteos ganaderos, “la persistencia de las pasturas que logramos con el manejo es un punto clave para lograr mayor cantidad y mejor calidad del recurso”. A esto último agregó: “esto se logra conociendo el ambiente y la pastura que utilicemos, adecuando los periodos de pastoreo y descanso, sin degradar la misma cuando la sobrepastoreamos, ni perdiendo calidad debido al subpastoreo y a la posibilidad que se pasen”.

A su vez sostuvo que la sustentabilidad de estos planteos ganaderos recae en las prácticas de manejo que lleve a cabo el productor, por ejemplo en lo que es fertilización, control de malezas, calidad de siembra, control de plagas y enfermedades, etc; así como también prácticas del día a día como puede ser sacar los animales de una pastura o un verdeo luego de una lluvia, para evitar la degradación y pérdida de plantas.

En el último bloque, ya en horas de la tarde, se plantearon temáticas que tienen una mirada a futuro del sistema, lo que le dio el nombre este encuentro: “Ganadería 2050”.  Federico Guzmán, de INTA Madariaga fue el primero de los expertos y disertó sobre la “Calidad de carnes, consecuencia de nuestras acciones”.

“Nosotros como productores de carne tenemos que empezar a darnos cuenta de aquellos manejos que pueden influir en las propiedades del producto final, que a su vez se adecuen a los parámetros que elige el consumidor, ya sea por el color de la carne (que en argentina es lo que primero mira el consumidor a la hora de elegir un corte) o de la terneza que es lo que prefieren las personas cuando comen carne argentina”, comenzó estableciendo el investigador de INTA.

De esta manera manifestó que dichas características de la carne se pueden manejar mediante la alimentación que se le da a los animales, la forma de transporte (evitando los golpes y demás cuestiones que traen hematomas en la res), la velocidad de descenso de la temperatura de la res, esto último relacionado también con cambios en el pH de la misma.

Finalmente realizó una breve reseña de la carne madurada, explicando los procesos para realizarla y el producto final que se obtendría, que en varios mercados mundiales tiene un precio diferencial a un kilo de carne que no sufre este proceso.

Seguidamente Fernando Herrera, director de APEA, explicó “Formas de integración entre productores para exportar”. El especialista hizo hincapié en cómo un productor ganadero, que tiene ganas de comenzar a exportar su producción, puede sumarse a un consorcio de exportación, las ventajas que esto trae aparejado y las grandes oportunidades que tiene la carne argentina hoy en día para comercializarse en varios mercados del mundo.

Para cerrar la jornada se plantearon las “Oportunidades y desafíos de la ganadería en tiempos de cambio”, a cargo de Víctor Tonelli, Analista de mercado.

“Hoy en día la producción de carne argentina está parada en un contexto muy favorable para su exportación, la cual viene aumentando desde 2015, debido principalmente a la fuerte demanda que hay de otros países como China”, abrió el analista. Desarrolló que esto se debe a la caída que sufrió la producción de este país luego del brote de fiebre porcina africana.

“La calidad de la carne que producimos está vista mundialmente como una de las mejores, entonces deberíamos aprovechar ese renombre que logramos para potenciar nuestras oportunidades”, manifestó Tonelli. Además agregó que no solo China actúa como fuerte demandante de carne, sino que también lo hacen la Unión Europea, Israel, Brasil y Rusia, entre otros.

“Es una oportunidad que Argentina tiene para seguir apostando a la exportación de carnes como una gran fuente de ingreso para el país, si bien el mercado mundial comienza a exigir parámetros de transparencia y trazabilidad de los productos, así como también el bienestar animal y el correcto uso de productos veterinarios, a lo cual la producción argentina debe responder si quiere seguir insertándose en nuevos mercados”, finalizó el especialista.

La convocatoria incluía como condición de inscripción, el aporte de un alimento no perecedero. Según miembros de la Regional la recolección resultó ser un éxito. Todos los alimentos fueron entregados a la Secretaría de Desarrollo Social de Madariaga.