Un socio estratégico en el espacio

Desde Red Aqua Aapresid se está trabajando junto a CONAE en un acuerdo de colaboración para validar la toma de datos de un satélite con mediciones a campo. La prueba piloto seríaen la chacra Los Surgentes –Inriville.

 La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) desarrolló y fabricó un Satélite Argentino de Observación (SAOCOM 1A) cuyo lanzamiento fue en octubre del corriente año, en el marco del Plan Espacial Nacional. 

La misión SAOCOM tiene como objetivo la captación de imágenes de la Tierra para optimizar las actividades socio – económicas. Dentro de ella, se encuentra el satélite SAOCOM 1A cuyo fin es el desarrollo de mapas de humedad de suelo sobre la región pampeana, los cuales representan una gran ayuda para la agricultura y la hidrología.

En este escenario se plantea un convenio de colaboración entre Aapresid Red Aqua y CONAE, con el objetivo de calibrar los datos de humedad que el satélite capta y corroborar los mismos, a través de sensores que se instalaran en la Chacra Los Surgentes-Inriville y evaluar la influencia del movimiento vertical de las napas freáticas. Se trata de impulsar el desarrollo, en el país, de la capacidad para transformar la información espacial en productos de alto valor agregado transferible a distintos sectores de la sociedad. Ambas instituciones establecerán mecanismos para coordinar sus respectivos esfuerzos en la recolección y uso de la información, propendiendo a su mejor utilización y difusión según los términos y las maneras que se acuerden para cada situación particular.

El satélite SAOCOM 1A contiene un radar de apertura sintética polarimétrico que opera en el rango de las microondas en banda L. Estos sensores de radar tienen la capacidad de emitir ondas activas capaces de poder captar datos tanto de día como de noche ya que poseen a bordo una fuente de energía propia para iluminar la superficie terrestre y no depender de la iluminación solar. Por otra parte, también pueden captar datos independientemente de la condición meteorológica, ya que la frecuencia utilizada por la señal  de radar puede atravesar las nubes.

Con relación a los beneficios para el agro, estas bandas polarimétricas detectan el conteo de humedad del suelo, que son procesadas por algoritmos y calibran un mapa de humedad. Esta banda, tiene una longitud de onda de 23 cm, la cual le permite tener una mayor penetración tanto en cultivos como en suelo, comparada con los satélites actuales. Sin embargo, el alcance de la penetración de la onda depende de la textura de suelo y la humedad del mismo. En aquellos suelos de textura arenosa puede llegar a penetrar 10 veces su longitud de onda, es decir 2,3 metros de profundidad, mientras que en suelos de textura franca con cobertura en superficie, su penetración alcanzaría la capa superficial del suelo.

Dentro de las aplicaciones para el sistema agropecuario, SAOCOM se propone como un soporte a los productores agrícolas en relación a las estrategias de manejo, al uso de agroquímicos para el control de enfermedades en cultivos y  mejorar la gestión de riegos y emergencias hidrológicas, de manera de minimizar las pérdidas económicas por inundaciones.

Actualmente, SAOCOM 1A está en una etapa de ajuste, tomando las primeras imágenes. Se lo está llevando a su órbita exacta (polar). El desarrollo y la construcción estuvieron a cargo de CONAE, junto con numerosas empresas de tecnología e instituciones del sistema científico-tecnológico nacional, entre las que se encontraron INVAP, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), y la firma VENG.

Asimismo, dicho satélite integra el Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias(SIASGE), resultado de la cooperación vigente con la Agencia Espacial Italiana (ASI).