VI Simposio de actualización en Siembra Directa

El miércoles 19 la Regional Aapresid Lincoln abrió el espacio para debatir sobre las diferentes herramientas de las que disponemos para seguir siendo eficientes.

«Debemos ser bueno comunicadores», ese es el mensaje que quisieron plasmar todos los miembros de la Regional Lincoln. Ciento veinte personas se dieron cita en el predio de la Sociedad Rural de Lincoln para escuchar atentamente a Raúl Menarvino, quien pudo acercarles el “abc de Aapresid”. Un pantallazo sobre las áreas y programas que son parte de la institución, comentando además, acerca del funcionamiento del grupo regional, del cual orgullosamente es parte.

 reg13xissd_001

Explicó: “un grupo regional es un grupo formado por socios de Aapresid que, en si, representa a la Institución en su zona de influencia. El Grupo Regional Aapresid es Aapresid, difundiendo su misión y su visión. Es un grupo abierto al intercambio de experiencias e innovaciones tecnológicas, organizacionales e institucionales”.

Seguidamente, Raúl le pasó la palabra a Miguel Ángel Alvarez, quien pudo explicar en que se está trabajando desde Aula Aapresid. Su objetivo es difundir en el ámbito educativo la visión que tiene la Institución sobre la producción de alimentos, y la necesidad que tiene la humanidad de que la misma sea cada vez más eficiente, sustentable y que preserve los recursos. Aprovechando la gran cantidad de estudiantes que se acercaron a la jornada, Miguel afirmó: “hoy en día, además de ser buenos productores, debemos ser buenos comunicadores”.

Te necesito pero no te quiero

Uno los disertantes invitados a contar sus experiencias en cultivos de cobertura, fue Gabriel Garnero, pionero de la Siembra Directa en la provincia de La Pampa. Explicó como estos cultivos pueden convertirse en una herramienta para ser cada día más eficientes en nuestros sistemas de producción. Gabriel Garnero, brindando sus experiencias en el manejo de CC En primer lugar, explicó los componentes de Balance Hídrico en los agroecosistemas, y cómo los CC permiten que “cada gota de lluvia infiltre en el lugar en dónde cayó”, mejorando la eficiencia de este recurso tan limitante en algunas zonas del país.

Además, mejoran el balance de carbono, fundamentalmente de la fracción más lábil o joven, tan influenciada por las prácticas antrópicas. “Necesitamos producir 5000 kg de materia seca para aumentar el contenido de carbono de suelo”, aseguró el especialista. Además, pudo demostrar la gran influencia de los CC en el control de malezas, afirmando: “cuando invertimos 80 a 160 dólares por hectárea en el control de malezas, la discusión por implementar CC concluye”. Con todos estos conceptos, Gabriel dejó muy en claro la utilidad de estos cultivos, sin embargo, hoy por hoy, los mismos se ven como un recurso que son necesarios, pero que nadie desea implementar.

 Prevenir, prevenir y prevenir

El responsable de la Red de conocimiento de malezas resistentes (REM) que coordina Aapresid se refirió a ejemplos de malezas resistentes a nivel mundial, mostrando la rápida dispersión y como la superficie afectada crece en pocos años. Luego se refirió a la situación en Argentina, que afortunadamente no es demasiado grave en la zona en cuestión, pero sí en otras regiones del país, más aún en la centro-norte. En cuanto al impacto económico de las malezas resistentes sobre las empresas agrícolas, mostró que se incrementan los costos y disminuyen los ingresos, lo que achica el resultado en valores importantes.

Por otro lado, ya hay casos de disminución de los valores de arrendamientos hasta llegar a su valor de venta, por la infestación de malezas resistentes o tolerantes muy agresivas. La clave es entonces avanzar hacia un manejo integrado de malezas, en el que se diversifiquen las practicas de manejo, se entienda el sistema productivo en su conjunto y no se concentre la solución en unos pocos herbicidas. Por último comentó que Aapresid desde REM está trabajando en este sentido, contando con información actualizada de la problemática de malezas a nivel nacional, con capacitaciones para técnicos y productores y tratando de generar y compartir información superadora.

reg13xissd_002

Gabriel Garnero, brindando sus experiencias en el manejo de CC

¿Qué buscamos al fertilizar la soja?

Luis Ventimiglia, especialista del INTA 9 de Julio, también dijo presente en el Simposio para hablar sobre el manejo de la fertilización en el cultivo de Soja. Dándonos un panorama más que amplio sobre todos los nutrientes que necesita el cultivo, así como también la situación actual de los mismos en los suelos destinados a la producción agropecuaria. El 60% de la rotación agrícola es soja, la rotación está muy desbalanceada, sólo se fertiliza el 60% de la misma, y se repone el 60% del fósforo extraído.

El especialista aseguró: “la siembra directa permitió parar la caída de la materia orgánica que venía sucediendo y la MO es la clave de la fertilidad” El Carbono es un nutriente que no se puede comprar, hay que fabricarlo, esto cómo: aumentando los rendimientos, adecuando la secuencia de cultivos, manejando la fertilización, son algunas de las propuestas de Ventimiglia. Párrafo aparte tuvo la fertilización nitrogenada, y la inoculación de la leguminosa. Según sus trabajos, el 98% del rendimiento de soja es explicado por el Nitrógeno.

De esta manera, Luis nos explicó dos estrategias para mejorar la producción: “aplicar inoculantes en forma correcta es una de las mejores inversiones que podamos hacer, y salvado este punto, entre R3 y R5 podemos aplicar un fertilizante nitrogenado en forma foliar, el mismo pasa a estar en forma disponible para los granos”, según sus experiencias, se han registrado respuestas de hasta 500 kg/ha. El técnico del INTA, también pudo explicar algunos conceptos en cuanto al manejo del cultivo de sorgo en suelos sódicos.

Gracias como siempre

Desde Aapresid queremos no sólo felicitar sino agradecer a todos los que hicieron posible que este Simposio se lleve a cabo, en especial a los miembros regionales y disertantes, por permitirnos nutrirnos con mucha información técnica para día a día ser más eficientes y sustentables, dos premisas básicas de nuestra institución.