Ya son 2 mil los inscriptos en el Programa Provincial de BPAs

La iniciativa que lleva adelante el Ministerio de Agricultura y Ganadería de incentivar y premiar a quienes desarrollan las Buenas Prácticas Agropecuarias tiene directa relación con el cuidado y mantenimiento de las redes viales.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia informó esta semana que ya son 2 mil los productores que se inscribieron en el Programa Provincial de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs), una iniciativa que coordina y lleva adelante la cartera, con el objetivo de premiar e incentivar a los titulares de establecimientos rurales agrícolas y ganaderos que hacen bien las cosas, y que trabajan en pos de una producción cada vez más sostenible.

Esta cifra es el total a la fecha, desde que se lanzó el Programa en el primer segmento de este año, luego de que el Gobernador Juan Schiaretti asignara un presupuesto de 70 millones de pesos para su desarrollo. De todas formas, cabe resaltar que aquellos productores que aun no se adhirieron a la iniciativa todavía están a tiempo de hacerlo, en cualquiera de las oficinas de atención del ministerio en la ciudad de Córdoba o en las agencias zonales que tiene distribuidas en todo el interior provincial.

Como definición técnica, las Buenas Prácticas Agropecuarias se refieren al conjunto de principios, normas y recomendaciones técnicas, tendientes a reducir los riesgos físicos, químicos y biológicos en la producción, procesamiento, almacenamiento y transporte de productos de origen agropecuario, y que están orientadas a asegurar la inocuidad del producto, la protección del ambiente y del personal que trabaja en la explotación a fin de propender al Desarrollo Sostenible.

Pero como visión, como norte a seguir, el concepto se amplía hasta abarcar una forma de vida y un cambio cultural en la manera de encarar las actividades productivas. Se refiere a una forma de desarrollo capaz de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras, para atender sus propias necesidades. Esto implica juntar el desarrollo económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente, como dimensiones interdependientes que deben equilibrarse y reforzarse mutuamente.

 

Las BPA en el cuidado de los caminos

La importancia de los caminos rurales como motores de la producción en un país como Argentina y en una provincia como Córdoba es indiscutible. Son las venas por donde sale la producción primaria, los cultivos, la leche, la carne, y todos los productos derivados, que se consumen a nivel interno y que se exportan. El buen mantenimiento de los mismos resulta indispensable para la operatividad y la logística, sobre todo en épocas donde la cuestión climática, fundamentalmente las precipitaciones intensas que generan excesos hídricos, adquiere una relevancia preponderante.

Con la aplicación de las Buenas Prácticas Agropecuarias, los recursos que se gastan en mantenimiento de los caminos pueden reducirse de manera considerable, ya que las BPAs incluyen, entre otras técnicas y metodologías de trabajo, a la rotación de cultivos, las curvas de nivel y las terrazas. Estas prácticas se constituyen en herramientas importantes para el ordenamiento de los escurrimientos, impidiendo que las escorrentías provoquen mayores daños en la infraestructura.

En la provincia de Córdoba hay 288 consorcios agrupados en 19 regionales, y en ellos se centraliza el trabajo de mantenimiento de las redes rurales. La aplicación de las BPAs se convierte en aliada fundamental para la eficiencia, a través de la prevención de fenómenos de erosión, entre otros.

 

El Programa de Buenas Prácticas y sus características

Cabe recordar que el Programa de BPAs tiene como metas principales conservar el suelo, manejar de manera eficiente el agua, innovar tecnológicamente, capacitar, disminuir los impactos de las actividades y fundamentalmente producir protegiendo los recursos. Para poder alcanzar estas metas, el productor recibe aportes económicos según la cantidad de prácticas de adhesión voluntaria implementadas.

Como ya se mencionó,  para este año se dispuso un fondo de 70 millones de pesos que serán direccionados a todos aquellos productores que se adhieran a la iniciativa, y que cumplan con los protocolos establecidos. “La idea es que el apoyo llegue a quien está trabajando en el campo y quiere hacer bien las cosas. En definitiva, se trata del cambio de un paradigma, con un objetivo de alcanzar una producción cada vez más sostenible, protegiendo los recursos naturales. Es una herramienta poderosa inspirada en las necesidades de los productores, y sobre todo sin precedentes, es decir que estamos haciendo camino al andar”, dijo Sergio Busso.

 

Los beneficios

El objetivo de este sistema es premiar cada escalón que suba el productor dentro del esquema definido para este primer año, y cada una de las prácticas tendrá sus beneficios.

Las prácticas que se pueden validad en el marco del Programa de BPAs son las siguientes: la participación en grupos y el asociativismo; la capacitación; el análisis de suelo; el desarrollo de un Plan Predial con el uso y manejo de suelos; el plan ganadero; la rotación de cultivos (gramíneas); y praderas (pasturas permanentes).  

Algunas tienen montos fijos y otras variables, y también influye en el cálculo el tamaño de la Unidad de Manejo (cantidad de hectáreas), ya que es una distribución mayor para los productores de menores superficies. Para comenzar, y una vez dentro del sistema, el productor debe definir la Unidad de Manejo (UM) que desea incorporar al programa, puede inscribir más de una UM, pero deberá elegir de manera voluntaria las prácticas que implementará para cada una de ellas.

 

Calcular los beneficios

Cada uno de los productores que se incorpore al programa de BPA’s puede realizar un cálculo personalizado de los beneficios a percibir en la página web: http://bpa.cba.gov.ar/.

A modo de simulación y para ofrecer un panorama de cómo se realizan los cálculos de las premiaciones, se pueden describir las siguientes situaciones tipo: un productor de 200 hectáreas que tenga el Plan Ganadero y otras prácticas aprobadas recibirá $ 29.900; para la misma superficie un campo agrícola que lleve adelante una correcta rotación de cultivo con gramíneas al 33% podrá recibir hasta $23.100; y un campo mixto que realiza agricultura con ganadería y cumple todas las prácticas alcanzará un pago de $ 37.900, lo que equivale a $190 por hectárea.

Las combinaciones de premios dependerán de las prácticas adheridas dentro del programa y validadas por la autoridad de aplicación. Los montos serán otorgados vía transferencia bancaria en la cuenta declarada de cada productor involucrado.  

 

CIDI Nivel 2

Es importante destacar que los productores que quieran sumarse dentro del Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPA’s), necesitan contar con una cuenta de Ciudadano Digital (CIDI) Nivel 2, que además le permitirá realizar desde ese único escritorio personalizado que brinda el sistema, trámites diversos no solo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, sino también de otras áreas del Gobierno de la Provincia de Córdoba.

Utilizando CiDi, no es necesario llevar una y otra vez los mismos documentos y papales para diferentes gestiones, lo que agiliza y simplifica trámites futuros. El sistema dispone de una treintena de Centros de Constatación de Identidad (CCI) repartidos por toda la provincia que permiten obtener la credencial de Nivel 2 para acceder a mayores beneficios y prestaciones (consultar en http://ciudadanodigital.cba.gov.ar/cci/).

Etiquetas:, , ,