Adiós a las parcelas: crece en San Luis la agricultura por ambientes

La Regional San Luis de Aapresid presentó ayer los maíces logrados en 400 hectáreas a 20 kilómetros de Eleodoro Lobos, sembrados de acuerdo a la calidad de suelo de cada sector, sin tener en cuenta la división por alambrados.

Reunión de la Regional San Luis de Aapresid del 06 de enero del 2.009

 

Adiós a las parcelas. Ahora se sacan los alambrados y se siembra de acuerdo a las características de cada sector. Este nuevo concepto se denomina agricultura por ambientes y es el manejo que ayer se presentó en un campo con 400 hectáreas con maíz sembradas con criterios de alta eficiencia y conservación.
La Regional San Luis de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID) mostró esta novedosa técnica en una visita a un sector de la estancia Santa Teresa, 20 kilómetros al sur de Eleodoro Lobos y a  29 de San Luis.
Empujados por el buen humor que dejaron las lluvias de diciembre, productores de Aapresid e invitados especiales recorrieron los hasta ahora exitosos maíces, que están en plena etapa de floración y con más de dos metros de altura.
Pero no solamente fue esa la novedad, porque el cultivo pertenece a la firma Ser Beef, y el propietario del establecimiento Don Primo SRL es Roberto Vergés, y ambos firmaron un novedoso modelo de contrato de aparcería que contempla los intereses productivos de los dos al incluir cláusulas de manejo técnico de conservación de suelos y una distribución más justa de los riesgos.
“Este es el último ajuste de tuerca que podemos hacer”, graficó Nicolás Ríos Centeno, responsable del área Agricultura de Ser Beef y flamante presidente de Apresad San Luis, cuando explicó que los ambientes en que se dividió este campo se relacionan con los bajos y los altos, en función de los cuales se analizó el suelo y luego se decidieron variedades de semillas y fertilizantes.
En una recorrida, de la que participó El Diario de la República, se mostró cómo en ese establecimiento se determinó en las 400 hectáreas, un ambiente de loma de 168 hectáreas, un ambiente bajo de 209 hectáreas y otro mixto de 173 hectáreas.
La agricultura por ambientes es una técnica que varios socios de la regional aplican, como el propio Ríos Centeno desde hace varias campañas en los campos de Ser Beef, y Juan Pablo Ruggeri en Las Barranquitas.
Ríos Centeno reveló en los ambientes establecidos sembró en las lomas 54.100 plantas de maíz por hectárea de la variedad Pannar 5E202, de los que esperan rindes promedio de 4500 kilos por hectárea.
En tanto, en los bajos la densidad sembrada fue de 57.100 plantas por hectárea de la variedad Dek DE682, con un rendimiento presupuestado de 5500 kilos por hectárea.
Entre los asistentes a la jornada, que terminó con una reunión en las oficinas del feedlot de Ser Beef, estuvieron Ricardo y Julio Meirovich,de Pozo Pampa en Charco de los Perros; Oscar y Juan Pablo Ruggeri, José Lorenzino, Daniel Lusich, Alberto Debattista, Julio Ramos yMaría Laura Guzmán, asistente técnica regional de Aapresid.
También estuvieron como invitados especiales Alejandro Vergés, estudiante avanzado de Ingeniería Agronómica; Eduardo Vergés, productor y vecino del anfitrión, y Emiliano Gil Vergés, estudiante de turismo rural.

En la esquina de tres departamentos

El campo sembrado por ambientes tiene una particular ubicación: está en el esquinero de los departamentos La Capital, Pringles y Pedernera, a 50 kilómetros al sudoeste de la ciudad de San Luis, sobre la ruta provincial 31, a 20 de Eleodoro Lobos, en una zona conocida como Esquina del Durazno, frente a la estancia El Zapallar.
El establecimiento tiene un historial con distintas etapas. Formó parte de un antiguo y tradicional establecimiento ganadero fundado por “Vergés Hnos. y Cía. SRL” en 1945. Más tarde, en manos de Primo Vergés trabajado con un sistema ganadero de cría a pasto natural y algunos lotes con trigo, tuvo ganadería de cría y engorde, luego ciclo completo con pasturas, hasta llegar a una actividad mixta, con parte agrícola y parte ganadera con terminación a corral.
En 2007 el campo original en condominio familiar se divide y se consolida la tendencia netamente agrícola, según describió Roberto Vergés, propietario del establecimiento Don Primo SRL, de 730 hectáreas, donde se sembró el maíz por ambientes. 
El establecimiento tiene en total 550 hectáreas en proceso de agricultura en secano, exclusiva para cosecha de granos, en siembra directa y rotaciones trianuales planificadas.
Actualmente continúa la limpieza forestal y desmonte para incorporar 90 hectáreas más para la agricultura en 2009, adelantó su dueño, quien aclaró que las superficies desmontadas y por limpiarse tienen autorización del Ministerio de Medio Ambiente, con el cuidado de los ejemplares sanos y grandes de caldén y algarrobo.
Con este criterio, también se conservan como bosque natural un núcleo de 70 hectáreas demarcado y de acuerdo a la nueva legislación forestal y de uso del suelo en San Luis.

En busca mayor superficie agrícola

Amplia la superficie agrícola fue el primer objetivo propuesto y logrado por Roberto Vergés. En su campo de 730 hectáreas, alcanzó en 2007 las 400 hectáreas bajo proceso de siembra directa exclusiva y este año sumó otras 150 por desmontes y recuperación de tierras para agricultura.
El productor y abogado dijo a El Diario de la República que para este año el plan es desmontar y recuperar otras 90 hectáreas y hacer una perforación, llevar electricidad y construir galpón y vivienda para completar el establecimiento.
“Para el año próximo lo proyectado es sumar mayor valor al gano, destinándolo al engorde a corral de novillos”, adelantó al detallar que las instalaciones para un futuro feedlot están listas.
El desmonte, según reveló, tuvo un costo de entre 600 y 900 pesos por hectárea y los trabajos por ese monto incluyó bajar el monte, descubrir raíces y sacarlas, tapar los pozos, sacar la leña (que se la llevan los hacheros) y quemar las ramas.

Un contrato de alquiler equilibrado

Considerado un contrato de arrendamiento equilibrado, la Regional San Luis de Aapresid presentó ayer también un modelo de “asociación productiva” por el cual Ser Beef le alquiló parte del establecimiento Don Primo SRL bajo determinadas cláusulas inusuales en este tipo de operaciones en San Luis.
Esta es la primera vez que Ser Beef sale a alquiler tierras bajo estas condiciones para sembrar maíces de alto rendimiento.
La particularidad del contrato, que dura tres años, es que las partes se declaran “usuarios de tecnologías propiciadas” por Aapresid y sus normas establecidas en los protocolos de buenas prácticas agrícolas.
El aparcero también deberá informar trimestralmente sobre sus acciones agronómicas y los datos obtenidos desde la siembra a la cosecha será compartida por el propietario.
Quien alquiló se comprometió además al cumplimiento y adaptación a las leyes y normas agronómicas y ambientales, locales y nacionales, aplicables y vigentes.
Mientras, se establece en el contrato que las cosechas se repartirán entre las partes en porcentajes crecientes según el rendimiento.
El porcentaje para el propietario se estableció en función del aporte asociativo de la tierra para alquiler, mientras que la fracción para el aparcero es de acuerdo al aporte de la totalidad de máquinas, insumos y tecnología, más todas las labores de siembra y cosecha.

Qué es la agricultura por ambientes

Según los especialistas, todos los campos argentinos tienen algún nivel de heterogeneidad ambiental que determinan variaciones en los niveles de producción. El primer paso es delimitar y cuantificar estas variaciones ambientales. 
“Nosotros veníamos manejando agricultura como si dentro de un mismo lote todo fuera igual y entonces el cultivo que hacemos tiene la misma tecnología; cuando lo que sabemos es que en realidad dentro de un mismo lote tenemos distintos tipos de suelos que determinan que el cultivo tenga distintos rendimientos”, sintetizó Fernando Menéndez, técnico de la Asociación de Consorcios de Experimentación Agrícola (Aacrea), cuando expuso recientemente en el INTA sobre detección y manejo agronómico de la heterogeneidad en los ambientes de producción. 
El técnico se refirió así al trabajo sobre el reordenamiento espacial de los recursos y manejo de los cultivos, partiendo de las múltiples diferencias ambientales dentro de cada lote.
“Esto se hace en base a los tres conceptos fundamentales sobre los cuales se asienta la agricultura por ambientes: reconocer la heterogeneidad ambiental, desarrollar reglas de decisión de manejo de cultivos por ambiente y la gestión tecnológica por ambientes”, explicó.

 

http://www.eldiariodelarepublica.com/index.php?option=com_content&task=view&id=10666&Itemid=36