El desafío de seguir vigente

El pasado 30 de agosto un gran número de productores y técnicos se reunieron en la Sociedad Rural de Adelia María para una jornada de capacitación que realizó la regional. El desafío: seguir vigente.

Seminario del Oeste – Adelia María

Comenzando la mañana, el ATR de la Regional Adelia María, Mauricio Santamaría, dio la bienvenida a todos los asistentes y comenzó la jornada que se extendería hasta las 17.30 hs.

En primer lugar el Ing. Agr. Cristian Álvarez del INTA Gral. Pico, La Pampa desarrolló el tema “interacción suelo-planta”. Destacó la importancia que tiene la caracterización y análisis del suelo al momento de comenzar una planificación ya que, a partir del mismo, se pueden determinar las limitantes superficiales y sub superficiales para crear un correcto plan de manejo.

Una herramienta que se puede utilizar para realizar este análisis es la agricultura de precisión, más precisamente, el manejo de sitio específico. La importancia del mismo se puede notar en las diferencias de desarrollo y rendimiento que se manifiestan en un mismo ambiente, con el mismo material y manejo.

Debido al avance de la agricultura (80% de la superficie agrícola) y el predominio de los cultivos de verano, se produce un detrimento de las pasturas perennes y con ellas de cobertura, aumentando consecuentemente la variabilidad espacial de rendimientos.

Un dato a tener en cuenta es que, si nos dejamos llevar por el rendimiento de la cosechadora podemos estar dejando pasar zonas de muy bajo rendimiento que se compensan con zonas de alto rendimiento.

Un punto importante por el que se debe conocer el perfil del suelo que trabajamos es el balance de agua. Es muy importante que todo el agua que se pierde del suelo, pase por la planta. De esta forma se genera rendimiento.

El balance tiene determinado como ingresos, precipitaciones, napa, riego y escurrimiento (según el lugar del paisaje donde estemos); los egresos serán, evaporación, transpiración y escurrimiento (según el lugar).

Según Álvarez el rastrojo es una de las herramientas más importantes para el Uso Eficiente del Agua. En una experiencia realizada en Gral. Pico se demostraron las ventajas del rastrojo en superficie dejando un lote con rastrojo, y en contraposición quemando los rastrojos del lote en comparación. En el lote quemado se produjo importante anegamiento y reducción del rendimiento del cultivo.
Los cultivos invernales son otra propuesta eficaz según el Ingeniero, ya que mejoran favorablemente la infiltración del agua en el perfil. La diferencia a favor de los cultivos de cobertura encontrada en el perfil al momento de sembrar el cultivo es de unos 50-60 cm3 de agua, en comparación con perfiles que no tuvieron cultivos de cobertura.

En presencia de cultivos de cobertura se infiltran más de 250 mm en 90 min. En lotes sin cultivos de cobertura, en el mismo tiempo se infiltran solo 100 mm.

Como conclusión, el Ing. Álvarez explicó que hay diversidad de ambientes y sub ambientes, y también hay herramientas para disminuir la variabilidad de rendimientos que ellas producen. “Podemos producir y generar estabilidad del rendimiento, generando cobertura, sin perder suelo y sin perder rentabilidad”

Después de un descanso y un merecido café el Ing. Agr. Edgardo Martini, productor de la zona explicó cuáles son las claves para elegir correctamente la variedad de soja a utilizar.

En la zona núcleo y en ambientes con alta productividad, la Fecha de Siembra explica el 55% del rendimiento; la variedad el 35% y el resto otros factores. En ambientes de mediana productividad el rendimiento esta explicado el 10% por Fecha de Siembra, 1% por la variedad y 80% por la interacción entre ambos factores.

Según Edgardo, “las variedades no son ni buenas, ni malas. Hay que hacerse cargo de cómo se maneja”. Y esto lo explica ya que una misma variedad puede rendir 500 kg como 5000 kg, cualquier rendimiento es posible.

Hay 2 mega ambientes bien diferenciados, uno es el que tiene presencia de napa. En este ambiente debemos caracterizar puntos importantes para luego elegir que variedad y de qué forma se hará:

  1. Profundidad y persistencia de la napa. Para esta caracterización no sirven los antecedentes, hay que ir al lote con el barreno y medirlo.
  2. Caudal.
  3. Frente de humedecimiento. Es importante ya que no es necesario que llegue a la raíz el agua libre, solo con el frente de humedecimiento es necesario.
  4. Cobertura. Fundamental por la posibilidad de salinización.
  5. Profundidad para su aprovechamiento.
  6. Comportamiento y predictibilidad.

“Saber dónde está la napa y su posibilidad de aprovechamiento permite planificación”, dijo Martini.

En ambientes sin napa, la herramienta principal es la cobertura. Para generarla debemos tener en cuenta 3 factores y su interacción, Fecha de Siembra, Cultivar y Espaciamiento. Los elementos que se deberán evaluar son:

  1. Experiencia del productor
  2. Agua útil, capacidad de retención (no es lo mismo un suelo que almacena 150 mm que 70mm)
  3. Rotación
  4. Limitantes. Fisicoquímicas (suelo, riego, precipitaciones) o bióticas (enfermedades, plagas, malezas)

El ingeniero recalcó que “El problema no es decidir, sobre qué antecesor hacer la soja, si maíz tardío o maíz temprano. Lo importante es manejar cada situación según la humedad del suelo”.

El objetivo al que debemos apuntar es saber qué hacer para obtener el máximo rinde.

En condiciones sin napa y con lluvias inciertas lo importantes es que el rendimiento promedio sea aceptable y no apuntar a un rendimiento potencialmente inalcanzable.

El Ing. Agr. Martini nos dice que la variedad de soja elegida no asegura rendimiento, lo más importante es la experiencia propia y ver todos los factores como una red para generar rendimiento.

Al Ing. Agr. Diego López le tocó la parte más complicada: mantener despierto al auditorio luego del almuerzo. Lo logró satisfactoriamente ya que su disertación sobre uso eficiente de herbicidas mantuvo atentos a todos los presentes.

 
Según Diego, hay muchas formas de atacar a las malezas, pero no todas esas formas actúan en distintos sitios de acción. Muchas veces creemos que al cambiar el producto cambiamos el sitio de acción y no es así.

Esto es importante de tener en cuenta para no generar resistencia en las malezas.

Uno de los productos más utilizados es el sulfentrazone. Es un quemante que inhibe la PPO que actúa en la síntesis de clorofila. Se puede utilizar en girasol, soja, maíz. Se combina bien con otros herbicidas y ataca malezas de hoja ancha y es muy eficiente para cardo ruso.

Otro producto que combina Clorsulfuron y metsulfuron metil es muy efectivo. Se utiliza a bajas dosis, es selectivo y muy seguro ya que es banda verde. Controla malezas de hoja ancha. Actúa inhibiendo la acetolactato sintetasa. Este producto no debe ser aplicado en condiciones de stress ya que la planta no produce la proteína sobre la que actúa y no puede actuar. Se utiliza en sojas STS.

El Ing. López recalcó que “los productos llega a la planta cuando llueve, no cuando pasa la máquina”, por eso debemos tener en cuenta las condiciones en las que realizamos la aplicación y las condiciones posteriores a la misma.

Además de las precipitaciones, el PH y la temperatura juegan un rol importante en el modo de acción del herbicida en el suelo.

La recomendación del ingeniero es “incorporar el herbicida al suelo cuando lluevan 20 mm juntos, no vale la pena hacerlo cuando se den lluvias aisladas de pocos mm”.

El desafío es que la maleza no crezca, estamos acostumbrados a ver verde y en ese momento realizar la aplicación. Debemos cambiar esa forma de trabajar y evitar desde el comienzo la aparición de la maleza.

Otro producto muy utilizado es el sulfometuron metil mas clorimuron etil que mejora el uso de agua, ya que controla malezas en el barbecho. Se utiliza con soja STS. Controla malezas de hoja ancha y angosta. 
“Debemos conocer el producto en el propio campo” fue la reflexión final que dejo Diego, en su conclusión.

Para terminar la jornada se tocó un tema de mucho interés para los productores, como es la predicción climática para la próxima campaña. La disertación estuvo a cargo del Ing. Agr. Eduardo Sierra quien comentó que “a partir de septiembre se darán abundantes lluvias, irregulares, con presencia de granizo y viento”.

Se dará una campaña caracterizada como “niño” hasta los meses de abril, mayo. Con principal potencia en el mes de abril.

En septiembre tendremos una temperatura media de 25 °C que irá aumentando hasta el mes de febrero.

Los fenómenos niña y niño se comenzaron a estudiar en Chicago, a partir del año 1997 cuando EEUU fue atacado por un año niña muy severo.

Estos eventos afectan todos los aspectos climáticos, pero sin dudas el más afectado es el pluviómetro.

Los años niños, se caracterizan por un avance de la corriente de precipitaciones brasileras que genera aumento en los registros de precipitaciones de la zona.

Los años niña se caracterizan por el retroceso de estas mismas corrientes, por lo que generan falta de precipitaciones en la zona.

Debido al gran calentamiento global producido a medida que avanzan los años se puede observar que los años neutros disminuyen en cantidad, aumentando los años niña o niño.

En los últimos años se está dando una periodicidad en los episodios niño y niña. Cada 3 años se repiten 1 niño y 2 niñas. Por eso es que se está prestando importante atención al segundo periodo niña que es el más importante en daño que causa. Ya que la primera viene de un año niño, con perfil recargado.

Después de una extensa jornada de capacitación los asistentes no pueden negar que su objetivo es seguir vigentes y desde Aapresid queremos brindarles nuestro apoyo y herramientas para que así sea.