El foco puesto en nuevas tecnologías en soja y maíz

 
Bajo el lema “El campo pide más eficiencia”, la Regional Aapresid Paraná convocó a estudiantes, técnicos y productores de la zona. Te contamos lo mejor de la jornada.

Los asistentes durante unas cinco horas pudieron recorrer ensayos comparativos de rendimiento y nutrición en maíz y soja. Además mediante estaciones a cargo de especialistas precisaron sobre enfermedades y comportamiento a lepidópteros en maíz y soja, nuevos eventos genéticos y planteos nutricionales. 

El Ing. Agr. Pablo Guelperin, presidente de la Regional Aapresid Paraná, satisfecho con la importante concurrencia de personas tras la reprogramación de fecha, explicó que en el campo donde se desarrolla la Jornada “llama más la atención toda la línea comparativa de rendimiento de soja, ya que se han incorporado más de 19 materiales de la oleaginosa con el gen de resistencia a orugas. Este gen, que en maíz se llamó BT, hace que las orugas no la coman con tanta velocidad, el cual es un avance muy importante desde el punto de vista económico para el productor, pero sobre todo desde el punto de vista medio ambiental al reducirse sustancialmente el uso de plaguicidas. La expectativa es productor e ir caminando en el sentido del menor impacto que se pueda producir en el medio ambiente”.

Jornada Regional Paraná 310315 (7)

La Regional Aapresid Paraná cuenta con dos campos experimentales, en La Picada y otro dentro del predio de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER, donde realizan la llamada “experimentación adaptativa”, es decir “nada de investigación científica básica. Tomamos lo que se le propone nuevo al productor y lo probamos” comentó el profesional.

11130229_785671524879164_8614611085420136993_nPara Guelperin, las malezas resistentes al glifosato son, sin dudas, la principal preocupación como asociación.“En Entre Ríos, la rama negra fue la preocupación de los años pasados, hoy ya aprendimos de alguna manera a manejarla tempranamente y a conseguir buenos resultados, ya que no es resistente, es tolerante, lo que es muy distinto. Esto significa que haciendo las cosas a tiempo, los resultados son buenos y algo parecido está pasando con otra maleza que es la gramínea de verano, Capín, tiene ese mismo tipo de problemática si se nos escapa después no tenemos muchas herramientas para manejarla. Hay otras malezas que son declaradas totalmente resistentes, como por ejemplo, el rye grass y sorgo de Alepo”. 

11088552_785672458212404_5205689871109291050_nCon la mirada en la presente campaña agrícola, la Ing. Agr. Norma Formento explicó que “ha sido una campaña bastante complicada en lo que hace a los maíces de segunda o tardíos, no así con los de primera que estuvieron muy bien sanitariamente. En maíces de segunda hemos tenido ataques muy severos de tizón de la hoja, mancha foliar y también roya polisora en la etapa más tardía del cultivo”. Y añadió que esta ultima “siempre fue una enfermedad para la foto que atacaba tardíamente, no tenía ninguna importancia para definir el rendimiento, aparecía muy tardíamente ya en R4 o R5 grano pastoso o dentado, hasta que en esta campaña apareció muy tempranamente en R2 y algunos híbridos pegaron bastante fuerte”.

Los síntomas que presentan “son pústulas como todas las royas, pero muy diferentes de la roya común del maíz, Puccinia sorghi, es muy parecida a la roya del trigo, es decir que son pústulas redonditas y es muy severo el ataque porque afecta toda la lámina del maiz, la lámina de la hoja, de la vaina y el tallo”.

En tanto, la Ing. Agr. M. Sc. Adriana Saluso (INTA Paraná) explicó que “en maíces sembrados tempranos, desde el mes de septiembre, ya tuvieron un alta infestación de la oruga cogollera, a diferencia de las campañas anteriores la presión de la plaga fue mucho más importante en maíz tardío y no tanto en los tempranos”.

Para la profesional, “principalmente lo que aconteció en esta campaña es que el invierno fue muy benigno, las pupas mueren cuando en el periodo invernal hay 15 días con temperaturas inferiores a los 8 grados y eso no sucedió. Entonces a penas ya cumplió su ciclo como pupa, emergieron los adultos y son los responsables de las primeras infestaciones en el cultivo de maíz”.

AdrianaA su vez, comentó que “el cogollero también tuvo un alto grado de parasitismo en los maíces tempranos, ya sean las larvas de los primeros estados de desarrollo que fue parasitado, como larvas de mayor tamaño que fueron parasitadas por una mosca. Es importante destacar que hay biocontroladores y solo el sistema tiende a controlarse, pero la presión de la plaga es tan importante que los biocontroladores no alcanzan a hacerlo”.

Según Saluso, “es la primera vez en la provincia de Entre Ríos que se detecta esta especie, llamada Archytas Marmoratus, que es un dípteros muy parecido a la mosca domestica que parasita larvas en estado desarrollo más avanzados de la cogollera, es decir le corta el ciclo y eso hace que en la próxima generación se vea disminuida la población en general. Es la primera cita para la provincia”.

En cuanto al cultivo de soja, la profesional del INTA sostuvo que “en esta campaña los picos poblacionales de las orugas de la leguminosas se dieron a mediados del mes de febrero y eso fue un concomitante con las intensas precipitaciones. Entonces, aquellas sojas que no llegaron a ser controladas realmente tuvieron daños importantes y muy serios con todas las exfoliaciones, ya que por problemas de piso no pudieron entrar al lote y ser controladas a tiempo. El resto que tuvo como precaución tomar alguna medida de control, la soja se desarrolló mejor”.

Saluso expresó que “en chinches las últimas semanas se incrementó la densidad poblacional. Si bien, durante toda la campaña (desde los monitoreos realizados en diciembre hasta ahora) siempre estuvo presente una de las especies, el resto que conforman el complejo de chinches y que son más perjudiciales incrementó su densidad poblacional en estas últimas semanas”.

Fuente: Campo en Acción
http://bit.ly/1DYMTUU

Etiquetas:, , , , , , , , ,