El proceso de aplicación de punta a punta ¡Con compromiso!

A fines de octubre, unas  70 personas se hicieron presentes en la Sociedad Rural de Villa María para escuchar acerca de las distintas etapas que contiene una aplicación incluyendo el cuidado personal y los equipos a utilizar.

Aplicación, conociendo el proceso

 A modo de introducción miembros de la regional explicaron por qué las aplicaciones deberían ser evaluadas como un proceso con diferentes etapas donde hacer foco. “Todo proceso de aplicación comienza con el monitoreo y posterior recomendación de aplicación a través de la receta fitosanitaria emitida por un ingeniero agrónomo habilitado”, explicó el socio Luis Ballestrini. Antes de comenzar con la aplicación propiamente dicha, es requisito considerar la puesta a punto del equipo pulverizador por lo cual es clave tener la ITP (Inspección Técnica Pulverizador).  Durante la aplicación entran en juego todos los factores propios de la técnica de pulverización, mientras que en el después es importante considerar el manejo de los sobrantes, envases, limpieza, etc. Otro eslabón necesario del proceso de aplicación lo conforma el almacenamiento y transporte de fitosanitarios.

Luego de la introducción a la jornada, se continuó con una recorrida por estaciones a cargo de empresas de fitosanitarios y maquinarias que abordaron aspectos de las diferentes etapas del proceso de aplicaciones.

En la estación Summitagro se  describieron las características del envase de un producto fitosanitario con sus componentes: N° registro, marca, toxicidad, recomendaciones de seguridad, recomendaciones de uso, etc. Por otro lado, en la estación Basf el énfasis estuvo puesto en los costos y tiempo que requiere el desarrollo de una nueva molécula, la cual cada vez es más difícil de desarrollar por los requerimientos de toxicidad y efectividad de uso. Ante las exigencias a distribuidores para el almacenamiento seguro, explicaron que se requieren depósitos que sean categoría Casafe A o B.

Además, en las estaciones de CASE y PLA cada empresa realizó una descripción de sus pulverizadores respectivamente.

Puntos clave de un pulverizador ¿Dónde poner el foco?

Cristian Garis, de Ballestrini SA, comentó que se detectan dos cuellos de botellas que inciden en el correcto funcionamiento de un pulverizador: la carga de productos y el sistema de agitación. Este último, debe verificarse con una carga de medio tanque a la presión normal de trabajo para corroborar el correcto funcionamiento del mismo. A su vez, el sistema de información conforma otra de las grandes deficiencias en el funcionamiento de maquinas pulverizadoras muchas veces por errores por mala calibración.

Con respecto a los cuidados del operario de las pulverizadoras Cristian recordó que para el transporte de fitosanitarios se debe cumplir con las leyes provinciales y nacionales de transporte de sustancias peligrosas. Otro punto importante a tener en cuenta son los requisitos que deben cumplir los depósitos transitorios de fitosanitarios y  garantizar los EPP (elementos de protección personal): guantes de nitrilo resistentes, máscara facial completa hermética y con filtro en correcto estado,  overol protector, calzado adecuado, casco.

¿Cómo actuar ante una intoxicación con fitosanitarios?

Finalizada la recorrida por las estaciones, el cierre de la jornada contó con la presencia de Alexis Benatri,  médico especialista en toxicología  de TAS, que brindó un panorama de la situación actual en cuanto a consultas por intoxicaciones con fitosanitarios y factores a tener en cuenta ante un caso de emergencia.

Comentó que reciben 3 veces más reclamos por domisanitarios que por fitosanitarios, en su mayoría, niños por accidentes con productos de venta libre que generalmente son insecticidas.

“Hay mucha falta de conciencia en la exposición a fitosanitarios sin que se generen síntomas clínicos, lo cual dificulta asociar la exposición a un daño en la salud. El riesgo de intoxicación depende de la toxicidad del producto en cuestión y el tiempo de exposición al mismo. Para analizar caso de toxicidad aguda con fitosanitarios es importante conocer el coeficiente de partición octanol/agua (kow) del químico, que determina la facilidad para ingresar por vía dermal. No todas las zonas del cuerpo tienen igual capacidad de absorción ante un derrame, cuello y axilas son las partes más delicadas”, explicó Alexis. La toxicidad crónica es difícil de diagnosticar porque estamos constantemente expuestos a múltiples factores que pueden provocar daños a nuestra salud. El mejor remedio es realizar controles preventivos.

Ante un caso de emergencia lo recomendado es llamar al TAS (el número se encuentra en los envases de fitosanitarios) y tener en cuenta los siguientes tips: lavar con abundante agua, sacarse la ropa donde se produjo el derrame, exponerse al aire libre, no suministrar nada por boca ni provocar el vómito.

 

 

Durante la recorrida se mostraron distintas pulverizadoras y se explicaron las etapas del proceso de aplicación.

 

A través de especialistas en aplicaciones, la Regional Villa María reforzó el compromiso con la sociedad y el ambiente.