Informe PMR San Luis – Martes 6 de marzo de 2007

Asistentes a la reunión: Grupo regional San Luis, Juan Bologna y Leandro Peralta (Barenbrug), Mario Funes y Alfredo Benito Coen (INTA Mercedes), Sol Rea y Joaquín Rabasa (Aapresid).

La reunión se desarrolló en el campo de José Lorenzino (Juan W. Gez, San Luis a unos 40 km al SE de SL Capital), miembro del grupo regional San Luis.

La reunión arrancó alrededor de las 17 horas, donde se realizó una presentación de los invitados (Barenbrug, staff de Aapresid) y de los posibles nuevos miembros del grupo.

Luego el Ing. Funes comenzó a desarrollar el tema de implantación de pasturas en SD, donde con gran interacción con todos los presentes se intentó realizar un listado de puntos importantes a tener en cuenta a la hora de sembrar alfalfa en SD.

Funes recalcó que es muy importante para ellos como INTA la interacción con los productores pioneros en la SD, por lo que se mostró muy complacido de poder estar en la reunión.

Recalcó que inicialmente es importante realizar análisis tanto de suelo como de semillas como para tener una idea del panorama, inicialmente.

Factores a tener en cuenta:

– Antecesor

– Barbecho

– Maquinarias / tren de siembra

– Especie, cultivar, profundidad, época de siembra

– Cultivo acompañante

– Inoculación /peleteo

– Fertilización

– Protección (Plagas, Malezas y Enfermedades)

– Diferencias con la LC:

– Menor tasa de desarrollo inicial (después se igualan)

– Menores problemas de malezas.

– Puede haber problemas de insectos de suelos, en caso de no tenerlos en cuenta.

 

Zonalmente siempre se sembraron alfalfas de de los grupos 5 y 6, con buen receso invernal, ahora en general nos estamos desplazando a cvs con menor o sin latencia invernal (8 y 9). Que toleran mejor las altas temperaturas y se adaptan mejor cuando hay más lluvias, aunque pueden perder persistencia con inviernos muy “heladores”.

Las 5/6 superan a las 8/9 en rebrote primaveral porque muchas veces éstas últimas consumen sus reservas en el invierno.

Antecesor
Los verdeos de inviernos se comportan muy bien.

Otra opción es el maíz para pastoreo, aunque corremos el riesgo de que si el año viene bien y no necesitamos forraje “nos tentemos” a dejarlo para cosecha con el consiguiente atraso general. Una opción válida en el de silo.

Un antecesor convencional ha sido siempre el girasol, pero en general se ha dejado por la alta presencia de malezas y la incomodidad que genera a la siembra, atoraduras.

Aunque hay quienes lo realizan como salida de rotación agrícola en lotes que ya vienen limpios con híbridos CL, con buenos resultados, en este caso es muy importante una buena planificación.

Cultivo acompañante
Se usa para proteger a la alfalfa de las malas condiciones y lograr una buena implantación.

Lo que mas se está usando es avena, en bajas densidades, en general no mas de 15 o 20 kg/ha.

Lorenzino siembra 10kg/ha en la misma línea de la alfalfa (10 kg/ha) con muy buenos resultados, siempre privilegiando en la implantación a la leguminosa.

En muchos casos es una buena opción para ensilar con la avena granada con alfalfa dando una excelente calidad.

Otra opción en lotes de menor calidad es hacerla con llorón, en donde los tres primeros años tenemos la alfalfa casi pura y de ahí en mas queda el llorón. Esto se hace así dada la dificultad de la implantación del llorón.

 

Inoculado / peleteo
Siempre es, obviamente, conveniente inocular con cepas específicas.

El peleteo es muy conveniente en condiciones extremas, donde nos garantiza una buena germinación y menor pérdida de plantas. Especialmente en condiciones de leve humedad en que el peleteo ayuda a captar el agua y no dejar germinar si el agua no es suficiente.

 

Fertilización
Está ligada al análisis de suelo. Es un cvo ávido de P, deberíamos llevar el nivel del suelo a 20 o 25 ppm de P. lo que hay que probar es la refertilización en alfalfas implantadas. Con lo cual podríamos dividir el costo de fertilización en los años de utilización del recurso.

Lorenzino aportó que esta fertilizando sus pasturas con SPS con buenos resultados, “esto se debe al efecto positivo del S y el Ca, dos nutrientes importantes en la producción de alfalfa” dijo Funes. Los niveles de S en San Luis en general son bajísimos.

Fechas de siembra
Lo ideal es en marzo, hasta el 15 de abril, aunque estamos muy condicionados por la condición hídrica del suelo. Lo que pasa en la realidad es que sembramos cuando tenemos humedad, lo mas importante acá es un buen control de malezas y tener algo de cobertura, no excesiva ya que nos complica la siembra.

Deberíamos generar recomendaciones en función del agua que tenemos en el suelo, como las hay para rye grass en otras zonas, aportó Juan Bologna, de esa manera podríamos asegurar nuestras pasturas.

Maquinaria
Vimos como siembra Lorenzino, el cuerpo de siembra es el convencional de SD, con cuchilla turbo mas doble disco plantador y tapasurcos, la maquina además contaba con colita de teflón.

Lorenzino regula la turbo con un corte a 1,5 cm de profundidad, de manera que prácticamente corte solo el rastrojo y levemente el suelo, luego el disco plantador va apenas mas arriba (aprox. 1 cm) y los tapadores casi verticales de manera de no tapar excesivamente, de manera de que la alfalfa quede levemente tapada.

La avena normalmente, como va en la misma línea, queda mucha afuera, pero como el objetivo es la alfalfa no es de mayor importancia.

La fertilización va en otra línea.

La sembradora tenía algunos cambios a pedido de Lorenzino, desde la fábrica se los realizaron de manera de trabajar mejor en sus condiciones.