Pensando “el maíz que se viene”

La jornada de la Regional de Paraná puso sobre la mesa las formas de sortear las amenazas climáticas con estrategias de manejo que contribuyan a garantizar una cosecha mejor.

El jueves 21 de agosto en la Facultad de Ciencias Agropecuarias, la inquietud por lograr superar las expectativas y sortear los inconvenientes, convocó a Socios de Aapresid que integran la Regional Paraná,  Profesores Académicos, Alumnos Universitarios y Productores. Todos detrás del análisis de: «El maíz que se viene».

Se dio inicio a la Jornada, con “Aspectos sanitarios claves en maíces tardíos” por Norma Formento del INTA Paraná. En primer lugar, cita a Andrade: “En la mayor parte de las regiones maiceras, cambiar la fecha de siembra significa exponer al cultivo a condiciones ambientales diferentes durante toda la etapa de crecimiento y desarrollo”. A esto, agregó sus conclusiones, pues, durante las etapas iniciales los maíces tardíos tendrán mayores temperaturas, los estados fenológicos se verán acelerados y se reduce el periodo siembra-floración.

Upa paraná

Formento asegura que la humedad, las precipitaciones y las temperaturas, son absolutamente variables durante el periodo del cultivo sembrado en distintos momentos, generando la proliferación de patógenos que podrían provocar: Tizón Foliar Común, Rayado Bacteriano y Tizón, Mancha Gris y Roya Común. Está comprobado que un 10% del área foliar afectada con alguna de estas patologías, podría afectar el peso de los granos hasta en un 8%.

El Ing. Agr. M. Sc. Gustavo Ferraris, en “Manejo de Maíz por ambiente”, primero destaca la importancia de considerarque desde hace 15 años son más frecuentes los años secos que los años húmedos. Respecto a los nutrientes, agrega que la extracción del cultivo de maíz oscila los: 23 kg/ha de nitrógeno, 3,3 kg/ha de fosforo y 2,9 kg/ha de azufre.

Conocer el nitrógeno de nitratos previo a la siembra es una herramienta útil, pero debemos tener en cuenta que sólo muestra una foto del lote y con este dato no se puede predecir lo que va a ocurrir durante el ciclo del cultivo.

Para conocer la dinámica del nitrógeno se recomienda utilizar herramientas como la medición del nitrógeno mineralizado en incubaciones anaeróbicas (N-IA) que es una alternativa de corto tiempo, que también permite predecir la capacidad de mineralización del nutriente.

Estas incubaciones anaeróbicas de 7 días permiten apreciar diferencias entre suelos y manejos diferentes, y su empleo es factible como técnica rápida y sencilla para estimar el nitrógeno disponible para las plantas. Si bien la respuesta a fertilización con nitrógeno en maíces sembrados en fechas tardías es más baja que los sembrados en fecha temprana esto no ocurre si son maíces tardíos de segunda sobre un cultivo que no sea una legumbre.

En estos casos la respuesta a la fertilización nitrogenada  aumenta considerablemente. Afortunadamente, Los híbridos actuales de maíz son más eficientes en el uso del nitrógeno disponible, principalmente después de la floración lo que permite alcanzar un mayor peso de los granos.

Con respecto al fósforo, las deficiencias de fósforo en maíz generan coloraciones violáceas en hojas y falta de uniformidad del crecimiento de las plantas en el lote. Estas deficiencias están asociadas a la historia de la fertilización fosfatada del lote, no con el fósforo aplicado inmediatamente a la siembra del cultivo. Por otra parte, el monocultivo genera una caída en la eficiencia de la utilización del fósforo, pues el nutriente no se encuentra continuamente ciclando (Suelo-Planta) y queda fijado en mayor medida en el suelo.

Upa paraná 2

 Respecto a la aplicación, en banda es más eficiente, mientras que al voleo es recomendable hacerlo previo a la siembra. En siembras tardías de maíz se evidencia una caída en la respuesta en la fertilización fosfatada por el aumento de la disponibilidad del nutriente en el suelo provocado por las temperaturas.

Para concluir, el Ing. Ferraris destaca que “Bajar las dosis de fertilización nitrogenada genera una caída en el rendimiento inmediato del cultivo y eso es evidente en el mismo año, sin embargo no fertilizar adecuadamente con fósforo genera problemas en el largo plazo”.

Al final de la Jornada, la Regional Paraná expuso los Ensayos en cultivo de maíz que realizó durante el periodo 2013-2014, en el campo experimental “La Picada”. El primer objetivo fue evaluar el comportamiento de diferentes híbridos de maíz, bajo condiciones idénticas de sitio y manejo, comparando siembras “temprana” (octubre) y “tardía” (diciembre), evaluando los resultados según el rendimiento en cada caso, durante el ciclo agrícola (2013-2014). Este período, se caracterizó por presentar condiciones poco favorables para el desarrollo del cultivo cuando la siembra se efectuó tempranamente, mientras que se registraron mayores rendimientos en el cultivo de maíz sembrado en fecha tardía.  Además, evaluaron la respuesta de un híbrido de maíz sembrado en fecha tardía (diciembre) tratado con diferentes planteos nutricionales en el ciclo 2013-2014; y un Ensayo para evaluar la respuesta de un cultivo de soja al ser tratado con diferentes planteos nutricionales durante el ciclo 2013-2014.

Felicitamos a los miembros de Aapresid que impulsaron con esfuerzo y entusiasmo este trabajo.

Etiquetas:, , , ,