Trigo y garbanzo con acento cordobés

Un análisis de la campaña de invierno 2016. Fertilidad, sanidad y variedades.


La Regional Monte Cristo de Aapresid mantuvo un productivo encuentro el pasado 15 de marzo, en el que se analizaron los pormenores de la última campaña de invierno (trigo y garbanzo). Información sobre caracterización climática, rendimiento y comportamiento sanitario de distintos cultivares de trigo en el centro-norte de la provincia de Córdoba, análisis de la campaña de garbanzo, fueron algunos de los temas abordados y que compartimos en esta nota.

El clima bajo la lupa

Entre los puntos más destacables que se mencionaron en relación al clima durante la última campaña de invierno, se mencionó la significativa recarga del perfil del suelo por las lluvias registradas en otoño, así como la inesperada recarga que se registró en el mes de junio (Figura 1). Durante los meses de primavera, sin embargo, hubo menos lluvias en relación a las precipitaciones históricas y también a las registradas en la campaña 2015.

Datos históricos 1963-2012. Estación Meteorológica Pilar. Datos 2016 lluvias. Estación Meteorológica Pilar.

 

En materia de temperaturas, desde la Regional destacaron que fueron más bien bajas, con mayor amplitud térmica durante el llenado (Figura 2). “Hasta 28-30°C, no se corta el llenado pero sí se modifica la tasa. Por encima de 32°C, es más el tiempo que el llenado se corta respecto al llenado efectivo. La temperatura óptima es 18 °C. Cuando hay tres días seguidos con más de 32 °C, hay que ir acumulando las horas, y eso ya pasa a ser grave”, mencionaron.

Datos históricos 1963-2012. Estación Meteorológica Pilar. Datos 2016. Estación Meteorológica Pilar

 

En cuanto a las heladas, tanto en agosto como en septiembre se registraron 6 días de heladas, con temperaturas mínimas que rondaron los -3,2°C y -5°C, respectivamente. “El momento más crítico es durante la polinización, con umbral -1°C durante un par de horas”, señalaron.

Un punto no menor fue que en septiembre se registraron tres días con temperaturas superiores a los 32°C, mientras que en octubre directamente no se registraron días así (el promedio histórico para este mes es de siete días por encima de 32°C).

 

Análisis de trigo: resultados de ensayos

Durante la campaña 2016, todas las zonas analizadas tuvieron rindes superiores a la campaña anterior, excepto la zona 3 que recibió eventos con piedra. Los mejores rindes se registraron en las zonas 1, 4 y 6 (Figura 3). Según lo analizado por la Regional, a medida que se atrasa la fecha de siembra (FDS), disminuye el rendimiento. Aunque aclararon que no es lo mismo atrasar FDS para todas las variedades. “Si se atrasa la FDS se debería acortar el ciclo. Atrasar un ciclo largo, penaliza mucho más el rinde que atrasar sembrando corto”, remarcaron.

Figura 3. Rendimientos promedio por zona.

 

La elección de los cultivares de trigo a emplear en la siembra implica un proceso de evaluación integral que prioriza fundamentalmente el potencial de rendimientos. Durante el año 2016 se condujo un ensayo de manejo con fungicidas, sobre 9 variedades de trigo en las localidades de Monte Cristo, Falda de Carmen, Cañada de machado, Chalacea y Sacanta (6 sitios). Las variedades Sembradas fueron Algarrobo (Don Mario); ACA 360; ACA 315; Klein Serpiente; Sy 110; SMR Nogal; Baguette 601; Baguette 801; y Ms INTA415.

Las variedades se sembraron entre las fechas 11/5/2016 al 10/6/2016 a 0,21 m de distancia entre surcos. Se sembró a una densidad de 200 plantas/m2. Los principios activos utilizados fueron trifloxistrobin (10%) + tebuconazole (20%) a una dosis de 800 cm3/ha más aceite vegetal metilado 1 litro/ha, y se evaluaron 4 tratamientos: Fungicida en macollaje; fungicida en Hoja Bandera; fungicida en macollaje y hoja bandera (doble aplicación); y testigo: Sin aplicación. Para evaluar el perfil sanitario por híbridos, se realizó un monitoreo de incidencia y severidad previa a cada aplicación de fungicida y en llenado de grano.

Los componentes que se evaluaron fueron: número de plantas logradas; espigas por metro cuadrado; rendimiento para cada variedad (cosecha de macro parcelas con balanzas); peso de mil semillas; calidad del grano para cada variedad (pH, Proteína y gluten); e incidencia y severidad de enfermedad de Roya de la hoja (Puccinia triticina) en los estadios fenológicos de macollaje (Z3.2 “Escala Zadosk”), hoja bandera (Z3.9) y grano lechoso (Z7.5)

 

Resultados ensayo comparativo de rendimientos

  • En el numero de plantas y numero de espigas, no hay diferencias significativas entre las variedades, pero sí hay diferencias entre localidades.
  • Las variedades de mayor rendimiento fueron Serpiente, Algarrobo y Baguette 801; con un rinde medio Nogal, Aca 360 y Ms Inta 415; y las de menor rendimiento Sy 110, Aca 315 y Baguette 601 (Gráfico 1). Cabe aclarar que en este último solo se aplicó fungicida en la parcela de ensayo.
  • Los parametros de calidad Aca 360 y 315 superaron los estandares de calidad.

Gráfico 1. Rendimiento y peso de 1000 de las variedades de trigo.

 

Resultados comportamiento sanitario

  • Se vio una mayor presión de enfermedades a medida que avanzó el ciclo del cultivo.
  • Los materiales de mayor susceptibilidad a Roya de la hoja (Puccinia triticina) son Bag 601, Bag 801 y Sy 110; los Intermedio Serpiente, MS 415, ACA 360 y ACA 315. Por último, los de menor susceptibilidad, son Algarrobo y Nogal.
  • Las aplicaciones en hoja bandera (Z3.9) y la doble aplicación disminuyeron la incidencia y severidad de Roya de la hoja en mayor proporción en las variedades más susceptibles.
  • La aplicación de macollaje disminuyó la incidencia y severidad en las variedades más susceptibles, pero en menor medida que los otros momentos de aplicación.
  • En las localidades analizadas se observó igual comportamiento sanitario las variedades evaluadas.

Específicamente sobre la fertilización, se mencionaron las siguientes recomendaciones:

  • El fertilizante debe ser incorporado a la solución del suelo. Los foliares pueden corregir medio punto de proteína.
  • Hay que conocer bien los ambientes y la expectativa de rendimiento para fertilizar en función de los mismos.
  • Hace falta más N para maximizar proteína que para maximizar rendimiento. La mayor demanda es en inicio de encañado. El 80% del N está dentro de la planta en antesis.

Ya sobre el cierre, el Ing. Agr. Jorge Fraschina (INTA Marcos Juárez), compartió algunos comentarios generales sobre los motivos para sembrar trigo y dio algunas recomendaciones de manejo.

“El trigo aporta raíces y tiene una capacidad de exploración superior al maíz”, señaló. Asimismo, destacó que permite transformar los excesos hídricos por MO. Según el especialista, hay que animarse a espigar alrededor del 20 de septiembre. “Lo sensible de la helada es la polinización”, remarcó.

Además de resaltar la gran capacidad de recuperación que tiene este cultivo, insistió en que es muy importante la sanidad. Sobre el espaciamiento, aseguró que “si no excedemos 21 cm, no hay más problemas”. Mientras que en densidad, dependerá de cada variedad: “Trigo ideal 10 x 10 cm”.

Fecha de siembra. “De inicio PC a antesis, son 20/21 días. Si la temperatura es más fresca, el período se alarga. Sembrar anticipado, alarga esa duración y se traduce en un mayor número de grano, por ende, más rendimiento”, remarcó Fraschina. “El desafío es escapar a la última helada con la antesis. Hay que desparramar fechas de antesis si queremos disminuir el rendimiento. La pérdida de rinde por helada puede ser del 20/30%, nunca 100%. Hay que asumir ese riesgo. En Marcos Juárez se pierden 70/80 kg por día de atraso de la espigazón después del 1° de octubre”, detalló.

Sobre las variedades de ciclo corto, al no tener requerimientos de horas de frío o fotoperíodos, se adaptan mejor a mayores temperaturas. De ahí que se adaptan bien al norte. Según el especialista el problema es jugar con la humedad del suelo para poder sembrar un ciclo corto. “El potencial de rendimiento es independiente del ciclo. Depende mucho del ambiente en que se pone a jugar”.

Las variedades Aca 360 y 315, se pueden sembrar en todo mayo, aunque recomendó que sea entre el 10 y 15 como ideal.

En materia de enfermedades, insistió en prestar atención a la roya Negra o del tallo, la cual no resulta fácil controlarla porque agarra tallo, espiga aristas, etc. Es perforante y se reconoce dando vuelta la hoja. “Sy 110 es muy susceptible. Algarrobo, Cipres y lapacho son susceptibles a tallo, a pesar de ser buenas para de la hoja. Nogal es tolerante, y también Aca 360. La roya Amarilla, por su parte, está en hoja, en manchones, y aparece cercano a espigazón. “Algarrobo y Aca315 tienen algo”, comentó.

Entre los comentarios finales, Fraschina apuntó: “Cuando hay un techo de 30 qq de rinde, hagamos trigos buenos que lleguen bien a ese número y fertilicemos acorde al rinde objetivo”.

Análisis de garbanzo

Durante la jornada, se presentaron los resultados de la campaña de garbanzo 2016, en la que se evaluaron tres genotipos: Chañarito, Kiara y Norteño (Figura 4). A medida que se atrasa la fecha de siembra, se observó que disminuye el rendimiento.

 

Para lograr buenos resultados, es importante una elección varietal correcta:

  • Chañarito logra entre un 4 a 5% más de rendimiento.
  • Kiara y Norteño, tienen mayor calibre.

También se insistió en la importancia de la elección de preemergentes, según la situación de malezas, recomendando:

  • Metsulfuron, afecta el desarrollo de la especie Norteño.
  • Sulfentrazone, no tiene buenos resultados sobre cerraja y crucíferas.
  • Parietaria, la mejor aplicación para su control es Pivot más prometrina.
  • Metribuzín es muy soluble, por lo que se debe tener cuidado en otoños húmedos (dosis 500cc.)

Etiquetas:, , , ,