El manejo de malezas requiere de conocimiento

En el taller organizado por REM en Córdoba se hizo foco en las especies más problemáticas y pistas para manejarlas.

Sobre la biología y ecología

Delma Faccini, de la Cátedra de Malezas de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNR comenzó  con la importancia de conocer aspectos de la biología y ecología de las malezas presentes. Faccini recordó que las malezas tienen aspectos negativos pero también positivos dentro del agroecosistema.

RemCdba_01

Relacionado a esto, es importante incluir relevamientos, al menos anuales, a los bordes de los lotes. La eliminación total o no de las malezas presentes en los bordes dependerá de la peligrosidad de las especies que se releven, ya que un borde totalmente limpio puede ser nicho para el ingreso de especies problema. 

Por otra parte, el modelo diagramático de malezas anuales permite ver cómo se puede incidir con diferentes prácticas de manejo en el ciclo de la maleza, prestando especial atención a la producción de semilla que incrementarán el banco futuro.

Identificarlas es el primer paso

Luisa Nisensohn, de la misma Cátedra, destacó la importancia del monitoreo de los lotes de manera periódica, práctica que se encuentra en aumento debido a la problemática. 

Faccini describió las especies invierno-primaverales y Nisensohn las especies primavero-estivales. Respecto a los Chloris y Trichloris, especies en expansión en la zona, son muy difíciles de identificar en estado vegetativo y aún en el reproductivo.

RemCdba_02

Lo que permite diferenciarlas es el número de aristas que en el género Chloris es de dos, mientras que en el Trichloris es de tres. 

 
Manejo de las especies problema

Diego Ustarroz, de INTA Manfredi se refirió a las especies más problemáticas de la zona, lista que se pudo corroborar en una encuesta final realizada a los presentes.

El Sorgo de Alepo resistente a glifosato se ha diseminado por toda la zona y sigue en expansión. Hay que controlarlo cuando alcanza los 40cm de altura, porque es ahí cuando la planta se encuentra con la mejor relación entre biomasa aérea y subterránea. En cuanto a su germinación, ocurre de octubre a noviembre. Hay varios herbicidas que tienen un buen control, pero lo más importante es la oportunidad de aplicación y mantener el manejo en el tiempo, pensando que es un problema que no se podrá erradicar en una campaña.

En cuanto a Gomphrena pulchella, maleza anual, debe tratarse con desecantes en estadios tempranos y darle mucha importancia a la aplicación de herbicidas preemergentes, ya que numerosos de ellos funcionan muy bien para evitar su germinación.

Borreria es más problemática y hasta el momento no se ha encontrado un manejo que vaya más allá de la aplicación de desecantes, pero el rebrote se produce a los 15 días de la aplicación.

RemCdba_03

Rama negra, es más sencilla de manejar que las anteriores y es importante saber que en la zona germina mayormente en el otoño, hasta el mes de junio. La estrategia pasa entonces por hacer aplicaciones en el otoño. Las  aplicaciones de herbicidas residuales hay que hacerlas hasta principios de mayo, porque luego las precipitaciones son muy escasas y no alcanzan a incorporarse.  También influyen las condiciones ambientales sobre la eficacia de los tratamientos postemergentes, siendo más efectivos los que se realizan cuando la maleza se encuentra en mejor estado, lo que ocurre cuando hay humedad en el suelo.

Respecto a los Chloris y Trichloris, la especia más difundida en la zona es Chloris virgata, una maleza anual. Esto permite controlarla eficazmente con preemergentes y también con postemergentes si se hace en estadíos tempranos, cuidando que rápidamente alcanza el estado reproductivo y el control se dificulta en gran medida con glifosato, requiriéndose graminicidas.

Todos somos parte de la solución

Martín Marzetti, responsable de la REM, hizo incapié en lo que significa perder un nuevo modo de acción por la generación de resistencia. Como ejemplo mencionó a los herbicidas inhibidores de ALS que incluye una gama muy grande de herbicidas muy utilizados, como el imazetapir, el metsulfurón, el clorimuron, el diclosulam, el flumetsulam, y varios más.

En este mismo sentido, es muy importante comunicar ante una nueva sospecha de resistencia, porque esa información es fundamental para informar al resto de la comunidad y tomar el caso tempranamente.

Por último alentó a los presentes a generar información para el manejo integrado de malezas, y mencionó como ejemplos a la Chacra Bandera, formada por un grupo de productores del sudeste santiagueño y a la Regional Monte Cristo de Aapresid que llevará a cabo un proyecto similar en el centro-norte de Córdoba, ambos en pos de generar prácticas de manejo para el sistema productivo, con una visión de largo plazo.

Etiquetas:, , , , ,

X