El NEA las tiene a todas

REM realizó un taller de manejo de malezas difíciles en Chaco, resaltando la importancia de entender el sistema para diseñar estrategias a medida.

El pasado 1 de octubre en el INTA Las Breñas se desarrolló un nuevo taller de REM, para técnicos de la zona. 

Alejandra Ledda del INTA local comenzó la jornada exponiendo sobre Biología y Ecología de malezas. La especialista recordó que cinco familias botánicas aportan el 75% del alimento mundial, y la mayoría de las malezas pertenecen a esas mismas familias, lo que indica el grado de selección y adaptación de las malezas al sistema de producción.

Dentro de las diferentes clasificaciones de malezas una de ellas las divide en arvenses, ruderales y acuáticas. Las primeras son las adaptadas a los sistemas de cultivo, las que frecuentemente tenemos y más conocemos; las segundas son las que se encuentran mayormente en los bordes, pero que debemos prestar mucha atención porque pueden ingresar de a poco a los lotes y convertirse en malezas de los cultivos; y las acuáticas que no son inconvenientes en nuestros sistemas de producción.

Respecto a los muestreos de suelo para conocer el banco de semillas presentes, Ledda destacó dos metodologías: una consiste en utilizar una serie de tamices para ir reteniendo las semillas, las que luego deben reconocerse; la otra consiste en dejar que las malezas comiencen a germinar de la muestra de suelo, dando las condiciones adecuadas, siendo esta segunda la más sencilla.

Sobre el final de su presentación, la especialista preguntó qué pasaría si erradicamos las malezas. Y aunque la primera impresión fuera alentadora, esto tendría también efectos negativos, entre los que se pueden mencionar: disminución del aporte de materia orgánica a los suelos, aumento de la erosión y pérdida de nutrientes, pérdida de recursos genéticos, aumento de insectos y patógenos sobre los cultivos y disminución de insectos benéficos. Entonces concluyó que se deben tener en cuenta todos los componentes e interacciones del sistema y no solo matar las malezas.

A continuación se mostró una larga lista de las malezas más frecuentes en la zona, tanto de invierno como de verano, en fotos y en macetas para ayudar a identificarlas. Si bien la mayoría son malezas conocidas, siempre hay algunas no tan conocidas o “nuevas” que los técnicos requieren conocer.

Rem 1

Osvaldo Figueroa, consultor privado y coordinador del proyecto Manejo sustentable de malezas de la Región CREA NOA, enfocó su presentación al manejo de malezas en el sistema de producción. Figueroa remarcó la importancia de rotar modos de acción de herbicidas para no generar nuevas resistencias. No obstante, debe pensarse que la rotación de modos de acción debe hacerse para todas, o al menos la mayoría, de las especies presentes. Esto no es tan sencillo y significa que debemos buscar rotar herbicidas con espectros de control similares para poder “pegarle” a la misma maleza con más de un herbicida. Dicho de otra forma, de nada sirve rotar herbicidas que actúen sobre malezas diferentes porque sobre cada una va a actuar un solo herbicida y con eso no bajamos la probabilidad de generar resistencia. Debemos conocer entonces, para cada maleza, una serie de herbicidas que funcionan bien y no abusar solo del mejor porque terminaremos perdiéndolo.

El especialista recordó la importancia de usar herbicidas residuales, pero para eso es necesario conocer bien la época de germinación de la maleza que queremos controlar.

Y para que estos herbicidas ejerzan un control adecuado sobre las malezas que germinan debe darse la conjunción de una concentración suficiente del herbicida en el suelo (que va decayendo en el tiempo) y una adecuada disponibilidad (dada por el contenido de humedad en el suelo). Así, en momentos podemos tener una alta concentración pero baja disponibilidad por estar el suelo muy seco, ó una disponibilidad buena pero baja concentración porque ya hace un tiempo razonable que fue aplicado. A su vez, esta dinámica va a variar según las características fisicoquímicas de cada herbicida, de ahí la importancia de conocerlas para poder elegir el mejor herbicida para cada situación.

En cuanto a las malezas perennes, que están creciendo significativamente en la región, el especialista remarcó que con un manejo químico es muy poco lo que podemos hacer sobre las estructuras de reserva que poseen, pero debemos enfocarnos en que no produzcan semillas y evitar diseminarlas.

rem 2

Martín Marzetti, responsable de REM, comentó cómo los técnicos zonales pueden ser alertas que comuniquen nuevas sospechas y de esa manera mantener viva la Red. Y por otro lado, mostró con preocupación la maleza Amaranthus palmeri, que hasta el momento se la tiene identificada en el sur cordobés, pero que tiene una alta capacidad de adaptación en los climas cálidos y secos como los de las zonas NEA y NOA, lo que significa una gran amenaza para la que se debe estar preparado.

Una encuesta final a los técnicos presentes, arrojó a los Chloris y Trichloris como las malezas que más inconvenientes de control están trayendo en la zona, seguidos por Gomphrena, Borreria y Rama negra, para ubicar al Sorgo de Alepo resistente en el quinto lugar.

rem 3

Etiquetas:, , , , , , ,

X