El 26 de junio se llevó a cabo un taller más de REM que reunió a profesionales de la zona. Se debatieron los principales problemas de malezas y posibles soluciones.

En el Club Independiente de Bandera (Santiago del Estero) se reunieron unos 45 agrónomos en buscando capacitarse y encontrar nuevas alternativas al manejo de malezas, en una zona que se complica año a año en esta materia, lo que incrementa los costos de producción y disminuye la productividad.

El encuentro fue organizado por la REM que coordina Aapresid y contó con la presencia de Luis Lanfranconi de INTA Río Primero como primer disertante. El especialista mostró como fueron apareciendo malezas resistentes a herbicidas a través de los años en todo el mundo, y cuál es la situación actual. Lanfranconi destacó que los herbicidas son solo una herramienta, pero para mantener el sistema en funcionamiento en el tiempo debemos pensar en integrar otras prácticas de manejo y darle especial importancia a la “prevención”, ya que es la herramienta más barata y efectiva.

Los presentes comentaron que en algunas oportunidades se adopta una tecnología por estar de moda, cuando no es necesaria. Y citaron como ejemplo la adopción de maíces RG, que aumenta la presión de selección sobre el sistema, en lugares donde no se tenían problemas de malezas con el manejo tradicional.

En otro momento, el Ingeniero manifestó su gran preocupación por el avance del Sorgo de Alepo RG. En el norte de Córdoba, zona en la que se desempeña mayormente, ingresó hace unos 4 años, pero los productores no le dieron la importancia que merecía y hoy el problema es mucho más grave. Recomendó entonces hacer un manejo específico para los lotes donde se empiezan a visualizar matas de esta maleza, desde aplicaciones puntuales con mochila, uso de herbicidas preemergentes y evitar la cosecha de las plantas panojadas para no diseminar las semillas resistentes.

A continuación, el Ingeniero Lucas Remondino, del equipo de Lanfranconi, mostró resultados de ensayos de las malezas más problemáticas para el lugar. Así, para el caso de Gomphrena pulchella (Siempre viva del campo) destacó el uso de preemergentes como Atrazina, Imazetapir, Prometrina y Metribuzin. Con Borreria verticillata (Botoncito blanco), característica de suelos arenosos, se tuvieron resultados satisfactorios con la técnica del “doble golpe”, haciendo una primera aplicación de Glifosato + Hormonal y la segunda con Glufosinato + Prometrina.

En lotes complicados con Borreria y Gomphrena una alternativa interesante sería manejarlos con maíces tolerantes a Glufosinato, haciendo el barbecho con Flumioxazin + Metolacloro + Atrazina y como post-emergente Glufosinato + Atrazina.

Para Chloris y Trichloris, obtuvieron buenos resultados con Fluazifop + coadyuvante (organosiliconado+aceite vegetal refinado modificado) + sulfato de amonio, en aplicaciones de dosis bajas y repetidas.

Para finalizar, el Ing, Agr. Martín Marzetti, gerente del Programa REM, explicó a los presentes el funcionamiento de la red y la posibilidad de enviar muestras sospechosas en forma gratuita, así como la posibilidad de participar del Foro para técnicos de la REM. También destacó la publicación de Rama negra que se editó el pasado año y adelantó que hay 2 en proceso de edición , para ser lanzadas en el transcurso del año.

Luego de las disertaciones se realizó una encuesta a los presentes consultando las malezas más problemáticas para la zona, arrojando como resultado a Gomphrena, Sorgo de Alepo RG y Chloris y Trichloris en los 3 primeros lugares, siendo citadas por el 90, 75 y 62% de los técnicos, respectivamente. Luego, en orden de importancia, le siguieron Papophorum, Senecio, Borreria, Malva, Conyza, Commelina y Parietaria, completando la lista de las 10 especies más difíciles.

La lista permite visualizar que de las 10, una es resistente (Sorgo de Alepo) mientras que el resto son especies tolerantes, al menos hasta el momento.