En el NEA, se puede

Un testimonial productivo, en Bandera, muestra el flagelo de las malezas perennes, y una salida superadora.

Darío Luis Casá es Ingeniero Agrónomo, recibido en la Facultad de Agronomía de la ciudad de Esperanza. Si bien es originario de Rosario, su vida transcurre desde hace muchos años como vecino en Bandera (Santiago del Estero). Trabajando en una empresa vendedora de insumos agropecuarios, que además arrienda campo y produce, su experiencia es claro testimonio de la vida agropecuaria del NEA.

Un componente fundamental dentro de estos sistemas productivos es el “control de malezas”, las cuales compiten por luz, nutrientes y agua, y limitan la expresión del rendimiento de los cultivos de cosecha. “Queremos lograr una producción sustentable en el tiempo, buscando todo tipo de herramientas- tanto sean químicas, culturales y mecánicas- con el fin de lograr que nuestra producción sea rentable”, afirma Casá.

“Hoy por hoy la empresa siembra alrededor de 325 has. de soja y 100 has. de maíz. Los campos están divididos en dos zonas, la primera sobre ruta a Los Juries, antes de llegar a la comuna de Tomas Young, a 21 km de Bandera; la segunda está a 15 km, yendo hacia Pinto”, decribe Casá sobre su área de influencia.

Un sistema productivo sujeto a condiciones complejas, requería de un abordaje a la altura de las circunstancias. Así llegaron las noticias del Sistema Chacras de Aapresid. Con el objetivo de generar conocimiento y adaptarlo a situaciones puntuales y locales, el Sistema busca dar respuestas concretas- con rigor científico- a la demanda tecnológica de productores y empresas agropecuarias.

Fue uno de los mentores del programa de Aapresid, el Ing. Agr Pablo López Anido quien invitó a Darío a participar de la primera reunión, en la estancia “La Guarida” (propiedad de ADECOAGRO). Así lo hizo, en nombre de la empresa para la cual trabaja, a sabiendas de que la avidez de conocimiento, es la llave en los sistemas productivos actuales del Sudeste de Santiago del Estero.

Chacra Bandera Vs las malezas perennes.

“Los objetivos de la Chacra son varios, pero creo que lo más importante, para los integrantes, es el margen económico y la rentabilidad de la producción”, considera Casá. En ese sentido, el foco de investigación estuvo puesto, desde el inicio de la Chacra, en el problema de mayor envergadura del NEA: las malezas perennes.

En los últimos años se detectó un aumento en la cantidad y diversidad de malezas de difícil control. Borreria verticilliata (NC: borreria), Gomphrena perennis (NC: siempre viva del campo), Choris ciliata (NC: pasto bandera), Pappophorum caespitosum (NC: pasto de liebre), Sorghum halepense (NC: sorgo de Alepo) son los nombres que menciona Darío Casá como las malezas de mayor dificultad de control en las cuales orientarían sus líneas de trabajo en primera instancia.
El objetivo fue claro: desarrollar un plan de manejo integrado de malezas, tendiente a disminuir su cantidad, diversidad y banco de semillas, en la zona.

Las causas del problema, la solución.

En el grupo coincidimos en que el problema de las malezas se debió a muchos factores cruzados: los costos de producción, el precio de los arrendamientos, el mal uso de herbicidas (en dosis y momento de aplicación), el uso de glifosato como única herramienta, las malas condiciones para aplicación y la pobre competencia del cultivo en años secos (“NIÑA”).
Encaminados a manejar el problema, el Gerente Técnico de la Chacra Bandera, el Ing. Agr. Francisco Cosci, con la ayuda de la mesa técnica que Aapresid aportó en la formación del grupo, se plantearon una serie de pasos estratégicos.

“Como primera etapa fue estudiar la biología de la malezas: emergencia (qué factores influyen en la misma), número de semillas por planta, época de rebrote (otra vez, qué variables inciden), la distribución anual de las malezas, etc. Todos esos datos nos llevaron a plantear la segunda etapa”, refiere el Ing.
Entonces la actividad se centró en abordar el control de las malezas, con herramientas mecánicas, culturales y químicas, ya sea en pre-emergencia o en post-emergencia. “En esta etapa, creo yo que está la esencia de la Chacra”, reconoce Casá.

En el NEA se puede

Lo que sigue. “Por más que encontremos la solución al problema de las malezas, vamos a seguir en esta etapa, buscando otras soluciones, para no caer en lo mismo”, advierte el productor. Por caso, cita: “ya estamos viendo líneas de control para “yuyo colorado”» resistente a glifosato y ALS, que todavía no es un problema en la zona. Como verán, nos adelantamos al problema”.

En lo que respecta a los controles químicos, probaron la acción de residuales, de contacto y sistémicos, y también la interacción de todos ellos. “En culturales, este año terminamos los que es el primer ensayo de Cultivos de cobertura. Usamos varias especies invernales, una parte se secó y la otra se destinó a cosecha, para medir el consumo de agua y la acción sobre las malezas problema”, agrega. En cuanto al manejo cultural, se estudió el efecto del arado de discos sobre los distintos “manchones” de malezas problema.

Lo que costó. La problemática de malezas lleva sus contundentes números consigo. Darío Casá refiere que “los costos varían en una producción propia entre 15 y 18 qq/ha. Si sumás un arrendamiento, nos vamos a un costo de entre 23 y 25 qq/ha (el rendimiento promedio de esta zona varía entre 22 Y 25 qq/ha), y si aún más le sumás que entre el 40 y el 60 % de la superficie que se siembra es arrendada, podrán sacar sus propias conclusiones”.

Pero no todo es alarma. El Ing. Casá señala: “gracias a la problemática vemos que en esta zona los productores están empezando a trabajar con el asesoramiento de un Ing. Agr., están empezando a rotar modos de acción diferentes, rotar cultivos, etc. Todas medidas que ayudan de a poco al control de las malezas problema”.

Como proyección a futuro, Darío avizora una “Chacra fuerte”, encarando otras problemáticas del sistema productivo, pero nunca abandonando su meta primordial: la sustentabilidad y rentabilidad de la producción en el NEA.

Fuente: ADAMA/ Maleza Cero

Etiquetas:, , , , , , ,

X