¿Será resistencia?

Pasos a llevar cabo ante una sospecha de resistencia

 

1-Identificar el problema   

2-Comunicarse con REM

3-Sacar la muestra     

4-Enviarla al laboratorio 

 

1-Identificar el problema

Son denominados individuo o población sospecha, aquellos que sobreviven ante la aplicación de la dosis recomendada del herbicida, que previamente era efectiva para dicha especie.

De esta manera existirán en el lote individuos muertos (susceptibles) e individuos sobrevivientes (sospechosos).
Esta supervivencia no debe estar relacionada a otras causas que pudieran afectar la efectividad del control  (factores climáticos, calidad de producto, calidad de aplicación, etc.).
Algunos aspectos del lote ayudan a determinar mayores probabilidades de aparición de resistencia, entre ellos se mencionan:

  • Nivel de control de otras malezas. Si el control fue muy bueno, excepto en dicha especie, estamos frente a una posible resistencia.
  • Presencia  de  plantas  vivas  adyacentes  a  plantas  muertas.  Si  bien  esto  puede  ser  causado  por diferencias en el estadio de la planta, error de aplicación y/o efecto paraguas.
  • Experiencias anteriores. Si la supervivencia de la especie es algo inusual con respecto a campañas anteriores, o una progresiva menor efectividad del control, pueden indicar aparición de resistencia.
  • Historia de los herbicidas. El uso repetido y sistemático del mismo herbicida en las mismas malezas, favorece la selección de resistencias.
  • Ocurrencia de resistencias en la zona. Si existen casos comprobados de dicha malezas con resistencia a dicho herbicida en la zona, hay una gran probabilidad de estar ante una resistencia.

2-Comunicarse con REM 

Una vez confirmada la sospecha de un caso de resistencia, el productor y/o el alerta zonal procederán a comunicarse con REM, para analizar y definir la pertinencia del caso y evitar  superposición  de  envíos.  
Se  podrán  comunicar  por  teléfono  al  0341-153202500  o  por mail  a rem@aapresid.org.ar

 3-Sacar la muestra 

Se deben recolectar semillas maduras de los individuos sospechosos y control.
Esto es, tomar semillas de las plantas  sospechadas de resistentes y  también tomar semillas de plantas susceptibles (alambrado,  monte, caminos,  etc.), ya que la metodología  para la  determinación de  resistencia exige  comparar el  efecto del herbicida sobre los individuos provenientes de las semillas de ambos tipos de plantas.

El éxito y la fiabilidad de los ensayos de dosis-respuesta utilizados para la determinación de resistencias, depende en gran medida de la calidad de las semillas tomadas en la muestra, siendo más importante calidad que cantidad.
La baja viabilidad de las semillas, el poder germinativo y el vigor pueden determinar diferentes niveles de respuesta al herbicida, afectando el resultado y por lo tanto las conclusiones.

Colectar semillas temprano o tarde afecta la viabilidad de las mismas, se deben colectar cuando la mayoría se encuentra   madura. En los casos de gramíneas se recomienda cuando el 20% de las semillas están maduras y próximo a la dehiscencia natural.

No se debe colectar semillas en condiciones de humedad para simplificar la tarea y evitar dormancia o latencia.  
Las semillas deben enviarse con bajo contenido de humedad, si las semillas  se  cosechan con alto contenido de humedad deben dejarse al sol durante el día y en un ambiente seco durante la noche hasta que alcancen una humedad adecuada para permitir un envío seguro.

La cosecha se debe realizar sacudiendo las inflorescencias dentro de una bolsa o bandeja, dependiendo de la especie.

Se deben recolectar la mayor cantidad de semillas posible, idealmente unas 1000 de plantas sospechosas y unas 1000 de plantas control.

Tomar semillas o inflorescencias de plantas sospecha en un radio de 100 metros, para que sea representativa (excepto que sea un pequeño manchón). Las semillas deben colocarse en un sobre de papel doble, claramente rotulado donde se indique INDIVIDUO SOSPECHA, el NOMBRE de quien envía la muestra y la FECHA en que se tomó la misma.

Seguidamente, recolectar semillas de un segundo grupo de individuos de la misma especie que no hayan tenido contacto con el herbicida, denominadas plantas control. Se recomienda para esto utilizar individuos de lotes vecinos, banquinas de caminos u otro sitio próximo al lugar de recolección del individuo sospecha.

Las semillas deben colocarse de la misma forma que las sospechosas, en un sobre de papel doble e identificarse como INDIVIDUO CONTROL, el NOMBRE de quien envía la muestra y la FECHA en que se tomó la misma.

En aquellos casos donde el tipo de reproducción, u otro factor, imposibiliten la recolección de semillas, se procederá a la recolección de propágulos vegetativos. La recolección y envío de estos debe ser antes acordada.

4-Enviar la muestra al laboratorio 

  De esta manera, por cada caso problema, se deben remitir dos sobres y el formulario que se muestra debajo, que ayudará a su identificación y análisis (si no se poseen todos los datos, no importa). Los sobres y la planilla deben ser colocados en una caja de tamaño adecuado para ser transportados. El paquete debe remitirse a Aapresid, Dorrego 1639, piso 2, oficina A, (2000) Rosario, Santa Fe, Argentina, o al laboratorio más cercano que se haya acordado en el contacto realizado en el punto 3.

PARA DESCARGAR EL FORMULARIO CLIC AQUÍ