Se asume que cualquier población de malezas puede contener biotipos resistentes en baja frecuencia y que el uso repetido de un mismo herbicida o de herbicidas con el mismo sitio de acción expone a la población a una presión de selección que conduce a un aumento en el número de individuos resistentes.

Factores intrínsecos del herbicida como la especificidad, la eficacia de control, la residualidad y factores de manejo como la dosis y frecuencia de uso, entre otros, influyen en la evolución de la resistencia afectando fundamentalmente la presión de selección ejercida sobre la maleza. Las rotaciones de herbicidas de diferente sitio de acción o la mezcla de ellos son estrategias imprescindibles en el manejo de la resistencia, ya que minimizan la presión de selección ejercida sobre las poblaciones de malezas

La presente guía pretende ser una herramienta de fácil uso para esta tarea.

Link para descargar la guía