Entender las causas es clave para planificar un mejor manejo y detectar tempranamente posibles casos de resistencia