La REM continúa realizando jornadas zonales para concientizar sobre la problemática de malezas resistentes y buscar soluciones conjuntas.

El martes 19 de julio, más de 150 personas, entre asesores, productores, y aplicadores, concurrieron a la jornada que organizó la REM en forma conjunta con la Regional local de Aapresid, en busca de soluciones para la problemática creciente de malezas resistentes y tolerantes.

Malezas difíciles: ¿dónde estamos y adónde vamos?
El primer orador, el Ing. Agr. Luis Lanfranconi de INTA Río Primero, a lo largo de su disertación respondió a las preguntas “malezas: el por qué de su crecimiento”, “¿dónde estamos parados?” y “¿cuáles son los deberes a realizar?”.
Lanfranconi resaltó: “llevamos 65 años usando herbicidas y siguen los problemas, cuanto más herbicidas usamos más resistencia se genera, debemos rotar herbicidas con distintos sitios de acción, necesitamos abrir el paraguas antes de volver al arado”. Respondiendo a dónde nos encontramos hoy en día, comentó que en nuestro país sólo 4 herbicidas lideran el mercado de ventas con un 80%. También agregó que no se le presta atención al banco de semillas de malezas en el suelo y que cuanto más grande es el banco de semillas en el lote, menor es la sustentabilidad del sistema.
La situación Argentina en cuanto a resistencias de malezas cambió en 5 años mientras que para el desarrollo de un nuevo herbicida se necesita de 7 a 10 años, entonces cabe preguntarse cómo van a decidir los gerentes de las empresas de herbicidas qué línea impulsar si al llegar al mercado el problema quizás ya sea otro.
Lanfranconi hizo mucho hincapié en el manejo preventivo de la resistencia y sobre todo en Sorgo de Alepo RG, ya que es una especie que en el norte de Córdoba no se le dio la importancia debida y hoy el problema es muy grave.
Como conclusión, Lanfranconi destacó que debemos:

  • Prevenir, ya que es la herramienta más barata y efectiva.
  • Actuar temprano
  • Usar herbicidas de diferentes modos de acción.
  • Hacer monitoreos post-aplicación para detectar escapes.
  • Si las malezas son resistentes evitar que semille.
  • Rotar cultivos.
  • Volver a utilizar herbicidas pre emergentes, con sus debidos cuidados

La Red de Conocimiento de Malezas Resistentes: REM
A continuación, el gerente de la REM que coordina Aapresid, comentó qué es REM, cómo se debe actuar ante una sospecha de resistencia. Luego enumeró algunas acciones que se vienen trabajando, como la publicación técnica de Rama negra, que tuvo una enorme aceptación y adelantó que próximamente se estarán lanzando dos más, una sobre Sorgo de Alepo y otra sobre modos de acción de los herbicidas. Por último invitó a los presentes a participar del XX Congreso de Aapresid, donde volverá a abordarse la problemática de malezas con especialistas internacionales y nacionales y se llevarán a cabo importantes talleres.

En busca de eficiencia en las aplicaciones de herbicidas
Posteriormente Esteban Frola hizo su presentación sobre aplicaciones efectiva. Frola es un asesor privado con más de 15 años de experiencia en el uso de distintas técnicas de aplicación de agroquímicos. La técnica que él recomienda se basa en lograr tamaño, uniformidad, cantidad, ubicación y distribución de gotas que permitan llegar al objetivo en cualquier parte de la planta. Esto se puede lograr jugando sobre las siguientes variables: el tipo de pastilla, la presión, la distancia entre picos, la tecnología de la maquinaria, los elementos de control y el maquinista.
El especialista comentó que el tamaño de gota es uno de los puntos más importantes a la hora de realizar una aplicación, teniendo mayor importancia aún que el volumen aplicado. A igual volumen y distinto tamaño de gota el impacto llega a distintas profundidades dentro del cultivo. Por esto es importante variar el tamaño de gota cuando se trata de un cultivo cerrado o de un barbecho.
La deriva también se puede controlar ajustando el tamaño de la gota, ya que con un aumento del 26% del diámetro, el peso de la misma se duplica. Para controlar la deriva se puede disminuir la velocidad, lo que obliga a disminuir la presión para mantener el mismo volumen de aplicación y por consiguiente aumenta el tamaño de la gota. Siendo otra alternativa cambiar la pastilla.
Otro punto a tener en cuenta es la altura del botalón, si el botalón va pegado al cultivo, todo lo que aplicamos queda en la parte superior del mismo. Y en relación a esto, hay que prestar atención al movimiento basculante del botalón y determinar la altura del mismo en base a la maleza más alta.
Por último, recalcó evaluar muy bien el momento de aplicación (estado del cultivo, horario, velocidad del viento, etc.) para lograr llegar al blanco con la mayor cantidad de principio activo posible.

Mezclas de productos, riesgos e incompatibilidades
Para finalizar la jornada, Daniel Ilari habló de los problemas de incompatibilidad que habitualmente se dan entre productos que se utilizan conjuntamente.
Ilari mencionó que los problemas se dan no solo por el tipo de activo que estamos mezclando sino por el tipo y calidad de su formulación. Entonces cambiando de formulación o de marca, al problemas a veces se soluciona.
Por otro lado, el orden de llenado del tanque también influye sobre el correcto mezclado de los productos con el agua del caldo, produciéndose en ocaciones el “cortado” del caldo o el decantado de alguno de los productos en el fondo del tanque, generando aplicaciones deficientes que muchas veces no parecen tener justificación. Si bien existen algunas recomendaciones básicas en cuanto al correcto de mezclado, hay variables que muchas veces hacen necesario cambiarlo.
Ilari recomendó tabién no poner directamente los productos en el tanque de la pulverizadora, sino hacer una mezcla previa con agua en un recipiente más chico, en el caso que el equipo de aplicación no disponga de premezcladores.
Como pudo verse, tanto el principio activo, como la formulación, el orden de mezclado, la premezcla, la agitación y la calidad de agua, pueden afectar la compatibilidad en el caldo del tanque. Por consiguiente, la recomendación final es simular la mezcla antes de la aplicación, con el agua que se utilizará, y las proporciones adecuadas de productos, simulando la agitación de la máquina y mirar 15 minutos después la estabilidad del caldo.