Productores incorporan defensas a medida contra malezas resistentes

Sistemas agrícolas. La regional Monte Cristo de Aapresid combina cultivos de cobertura con controles químicos y mecánicos.

Cuando en 1996 se detectó que el yuyo colorado ( Amaranthus quitensis ) había desarrollado en Córdoba, Santa Fe y Tucumán resistencia a herbicidas inhibidores de la acetolactato sintetasa (ALS), las alarmas sobre el control de malezas en cultivos extensivos comenzaron a activarse.

Sin embargo, la acción del glifosato, como herbicida no selectivo, sistémico y utilizado para el control de malezas anuales y perennes, parecía tener todo controlado. No obstante, siete años después las luces de alerta volvieron a encenderse. Fue en 2003, cuando se identificó que el sorgo de alepo ( Sorghum halepense ) había desarrollado resistencia a este herbicida. A partir de ahí, las preocupaciones se multiplicaron. En los últimos 10 años ya se han denunciado 11 malezas más con resistencia a la familia de algún herbicida, inclusive algunos con resistencia múltiple (por lo menos a dos). 

Mientras los malezólogos vuelven a cobrar protagonismo y las empresas proveedoras de fitosanitarios definen sus estrategias de combate, los productores también arman sus defensas.

nota rem

Conocedores como nadie de cuáles son sus problemas en los lotes, ellos han comenzado a diseñar sus políticas de prevención y control contra los ataques de las malezas resistentes.

Defensa propia

La regional Monte Cristo de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) está trabajando en esa dirección desde 2011. El primer paso que dieron sus integrantes fue la participación en un taller con el especialista del Inta Luis Lanfranconi y técnicos referentes de la zona.

“De ese ámbito surgieron algunas estrategias que se pusieron en práctica en lotes de producción que se evaluaron en el año 2012”, afirmó Ariel Masgrau, asesor técnico de la regional cordobesa.

En esa campaña, los productores comenzaron a investigar de cerca cuáles eran las malezas que más complicaban a la producción. De ese diagnóstico surgió que las principales especies problemáticas comunes a los miembros de la regional eran Borreria , Gonphrena pulchella y perenne, Sudan resistente a glifosato, Chloris y Trichloris . Contra ellas se dirigieron los esfuerzos.

“Más allá del control puntual de la maleza con los tratamientos que se realizaban, el problema principal era no poder frenar su dispersión y la no rotación de principios activos”, observó Masgrau.

La estrategia inicial fue concentrar los esfuerzos en el control de las cuatro principales malezas. Así, la regional comenzó con una línea de ensayos en los que participan los técnicos del grupo, referentes del Inta y especialistas de empresas.

Las experiencias a campo son a largo plazo y se repiten en el mismo lote todos los años sobre el cultivo que ingresa en la rotación.

El objetivo del trabajo puesto en marcha fue evaluar diferentes estrategias de control de malezas en la rotación soja-maíz en la zona centro de la provincia. La resolución adoptada fue armar estrategias a medida de cada maleza, en un paquete donde se integra todo lo que ofrece la tecnología para alcanzar el objetivo.

Estrategia a medida

Actualmente, el grupo está desarrollando protocolos de ensayos con los especialistas del Inta que incluyen varios métodos de control como cultivos de cobertura, labranzas estratégicas para determinadas malezas y algunos controles químicos que hacen foco en la rotación de principios activos y la aplicación de residuales y desecantes específicos en los momentos más apropiados para cada maleza.

Con muchos años de experiencia en la siembra directa, y convertidos en referentes de este modelo de producción en el centro y norte de Córdoba, los productores de la regional han fijado su posición respecto del uso del control mecánico contra las malezas resistentes.

“No somos fundamentalistas de ninguna postura. Sabemos todo lo que hemos ganado con la siembra directa y no vamos a perder todo lo hecho en materia de cobertura roturando los lotes que tengamos con complicaciones”, aclaró Masgrau.

Sin embargo, dentro del grupo hay conciencia de que existen malezas a las que no sólo se las puede combatir con los métodos químicos.

En la estrategia de la regional, el control mecánico aparece como una intervención estratégica y puntual para cada maleza en particular y en el momento oportuno.

El uso tratamientos mecánicos que figura en la lista del grupo de Aapresid es mínimo y está en función de cada maleza. Para el control de sorgo de alepo, la labor identificada es el trozado vertical de rizomas para favorecer un brotado más parejo y menos escalonado en el tiempo.

Para Borreria y gonphrena perenne, la opción es el corte subsuperficial de estructuras de reserva (xilopodios) con el objetivo de disminuir el brotado de estas estructuras y dejar sólo el nacimiento de semillas que son más fáciles de controlar.

Para el resto de las malezas, los productores no tienen a la labranza como una alternativa; aseguran que las labores tendrían un efecto más perjudicial que benéfico.

“Pretendemos que el control mecánico se complemente con los controles químicos, uso de eventos biotecnológicos en semillas para resistencia a herbicidas y métodos culturales de fechas de siembra, espaciamiento entre hileras y rotación”, precisó el asesor técnico.

Las estrategias que se combinan son la implantación de cultivos de cobertura invernal para control de todas las malezas, con la excepción de sudan; tratamiento mecánico para Borreria y Gonphrena perenne y sudan; y algunos controles químicos intercalando desecantes y residuales con la rotación de principios activos.

Chacra Bandera

Bajo el formato del sistema “Chacras” que impulsa Aapresid con la finalidad desarrollar soluciones a determinados problemas en una zona, productores de Bandera (Santiago del Estero) están abordando la resistencia de malezas.

A través de aportes económicos financian investigaciones zonales y buscan desarrollar una estrategia específica para sus sistemas de producción. La iniciativa tiene el mismo objetivo que la implementada por la regional Monte Cristo.

Fuente: La voz del interior

Etiquetas:, , , , , ,

X