El taller de Tucumán reunió a técnicos del NOA preocupados por sus sistemas productivos.

El 16 de julio, esquivando las vacaciones, técnicos de todo el NOA concurrieron a Tucumán a un nuevo taller organizado por REM.
El profesor Salvador Chaila, de la Universidad de Santiago del Estero y de la de Tucumán, comenzó brindando conceptos de bioecología de las malezas, recalcando que se necesitan estudios biológicos y ecológicos de las especies, para posteriormente planear una estrategia de manejo de estas en el sistema de producción.
María Teresa Sobrero y María del Carmen Ochoa, de la Cátedra de Matología de la Facultad de Agronomía y Agroindustrias de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, hicieron un minucioso repaso por las plántulas de las especies más problemáticas de la región, resaltando las características que las diferencian y que permiten reconocerlas tempranamente a campo, para un buen manejo. Posteriormente, pusieron a prueba a los técnicos, con láminas, macetas con plántulas y ejemplares adultos de estas especies.

rem13rot_1

Ya en cuestiones de manejo para la zona, el especialista Osvaldo Figueroa, fue el encargado de traer algunos datos y experiencias. Comenzó haciendo un repaso de la hipersimplificación que significó la tecnología RG, desde el manejo de lote hasta las estructuras de las empresas. Este estado es ahora lento de revertir, pero muy necesario y urgente. Con un esquema sencillo, en el que los herbicidas de diferentes modos de acción se mostraban de distintos colores, expuso lo que era el manejo bajo el sistema convencional, que incluía labranza previo a la siembra, el sistema de siembra directa, que incluía numerosos herbicidas en el planteo y por último el sistema RG de los últimos años con muy escasos modos de acción. Así, Figueroa expresó que la aparición de nuevas resistencias es altamente probable, y también las resistencias múltiples, a más de un modo de acción. La incorporación de herbicidas de otros modos de acción no tan utilizados puede parecer costoso a primera vista, pero nada se compara a lo que significa tener una nueva maleza resistente, cosa que en la región está más que probado, con el Sorgo de Alepo, la Echinochloa colona y la Eleusine indica resistentes a glifosato.
Siguiendo con el tema, Figueroa aclaró que no basta con rotar modos de acción, sino que deben rotarse y mezclarse herbicidas de diferentes modos de acción que actúen sobre la misma maleza, sino, para la especie que solo es afectada por uno de los herbicidas utilizados, es como si lo estuviéramos usando solo y repetidamente. Sumado a esto, recordó que los herbicidas inhibidores de la enzima ALS y los de la ACCasa, son los 2 grupos más propensos a generar resistencia y son de amplio uso en el país y en el mundo, por lo que hay que sí o sí incluir otros modos de acción complementarios.
También agregó que la aplicación reiterada de un herbicida selecciona especies tolerantes, biotipos resistentes y malezas con adaptación ecológica, como es el caso de Leptochloa que es capaz de germinar y crecer bajo el sombreo del cultivo, cuando ya han finalizado las aplicaciones de glifosato, al cuál es muy sensible.
El especialista manifestó por último que llamarle “difícil” a determinada maleza no es siempre cierto, porque puede ser difícil para el manejo que estamos acostumbrados, pero cambiándolo puede ser que se controle eficientemente, y en el mismo sentido, malezas que hoy no parecen difíciles pueden serlo ante cambio de manejo, por lo que no conviene subestimar a ninguna especie.

rem13rot_2

La Red de conocimiento en malezas resistentes (REM) viene trabajando desde hace casi 3 años y su responsable, Martín Marzetti, hizo un repaso de la lista de malezas resistentes comprobadas hasta la fecha, que alcanza las 10 especies. Posteriormente comentó el funcionamiento de la Red y el valor que significa tener información local que proveen los alertas zonales. En esta línea, se realizó una encuesta final en la que los presentes manifestaron las malezas más problemáticas en sus sistemas de producción. La lista, a diferencia de lo visto en otras regiones, está compuesta por un grupo de especies muy parejas entre sí, lo que indica que son varias las especies con dificultades de control similares. Así se mencionan a Borreria (Botoncito blanco), Chloris y Trichloris, Eleusine indica (Pié de gallina) resistente, Commelina (Flor de Santa Lucía), Sorgo de Alepo resistente, Gomphrena (Siempre viva del campo) y Echinochloa colona (Capín) resistente. Y un poco menos frecuente se mencionan a Sphaeralcea (Malva), Verdolaga y Conyza (Rama negra).

rem13rot_3

Respecto a las sospechas de resistencia, se mencionaron a las  gramíneas ya comprobadas (Sorgo de Alepo, Eleusine y Echinochloa) y se agregaron a Urochloa, Setaria, Leptocloa, y Amaranthus. Para prestarle mucha atención.