¿Y si combinamos estrategias para controlar malezas?

La Chacra Bandera de Aapresid trabaja para resolver dos interrogantes:  ¿Cómo es la dinámica de emergencia de malezas bajo diferentes estrategias de control? ¿Cuánto disminuyen al adicionar estrategias químicas a las culturales?

 

Los productores de la Chacra Bandera de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) se han propuesto trabajar en esta temática teniendo como objetivo contestarse dos preguntas conductoras:

  1. ¿Cómo es la dinámica de emergencia de malezas bajo diferentes estrategias de control? 
  2. ¿Cuánto disminuyen las emergencias al adicionar estrategias químicas a las culturales?

Para contestar estas preguntas, la Chacra Bandera realizó un ensayo durante la primavera del 2015 en el establecimiento agrícola “El Dua”, cercano a la localidad de Bandera (Lat.28°53’24”S Long.62°15’61”W)

Se midió la cantidad de malezas que emergieron desde el 16 de septiembre al 9 de diciembre (cierre de entresurco del cultivo de soja) en 4 situaciones diferentes utilizadas como estrategias previas a la siembra de soja:

  1. Sin intervención (T0),
  2. Barbecho químico corto de soja (BQC)
  3. Cultivo de cobertura (CC)  
  4. Cultivo de cobertura más aplicación de herbicidas residuales al momento de secado (CC+BQC).

La variedad fue Nidera 5019 sembrada el 12/10/15. El cultivo de cobertura utilizado fue Centeno, sembrado el 24/04/15, el cual fue secado mecánicamente con el uso de rolo faca el 05/09/15. El tratamiento químico aplicado (BQC) fue Imazetapir (1l/ha) + S-metolacloro (1l/ha) + Flumioxazin (150cc/ha) el 28/09/15. Se midió la densidad de plántulas emergidas semanalmente durante el periodo de evaluación.

Las malezas evaluadas fueron: G. perennis, P. caespitosum y Chloris sp.

Malezas estrategias combinadas

¿Cuánto podemos disminuir las emergencias de malezas con estrategias químicas y culturales? ¿Qué efecto logramos al utilizar ambas?

A continuación se muestran los resultados por especie de maleza en las 4 situaciones evaluadas:

Malezas estrategias combinadas 2

Al observar las curvas de emergencias de P. caespitosum en la situación T0, definimos un periodo de 10 semanas desde el inicio a fin de emergencias. Las estrategias utilizadas se diferencian claramente en la densidad de plántulas de P. caespitosum emergidas a lo largo de este periodo. La estrategia BQC muestra la menor eficiencia de control de emergencias de la maleza. El periodo de control fue de 8 semanas, luego se acabó la residualidad de los herbicidas aplicados comportándose igual que T0. El tratamiento CC mejoró el control  acortando el período de emergencias  en 4 semanas y presentando densidades significativamente menores que BQC. Al adicionar el tratamiento químico a CC (CC+BQC), se disminuyó al máximo la densidad de emergencias contabilizadas y se concentró las emergencias en sólo 3 semanas. 

Malezas estrategias combinadas 3

 

Al observar T0, podemos decir que Chloris sp. tuvo emergencia casi en forma continua durante toda la primavera. Si bien mostró un pico durante la primera quincena de octubre, éste fue sólo del 37% del total medido. La aplicación de BQC disminuyó las emergencias de las primeras 5 semanas con respecto a T0, perdiendo luego el efecto de los herbicidas aplicados. CC mostró mayor control de emergencias de Chloris sp. respecto a BQC, coincidiendo con lo observado en P. caespitosum. La combinación de estas estrategias (CC+BQC) mostraron la menor densidad de Chloris sp, concentrando las emergencias en las últimas 4 semanas en todo el periodo evaluado.

Malezas estrategias combinadas 4

 G. perennis mostró 3 momentos bien marcados en las emergencias de T0, siendo el pico más intenso durante la segunda quincena de octubre acumulando el 60% de las mediciones. CC y BQC contribuyeron considerablemente a la disminución de las emergencias pero no mostraron diferencias de control entre ellas. En el caso de G. perennis, la estrategia química fue tan contundente como la estrategia cultural utilizada. Se observó un efecto sinérgico al combinar ambas, presentando la menor cantidad de emergencia de plántulas de en todo el período evaluado.

¿Podemos utilizar siempre amabas estrategias? ¿Cuándo nos convendría utilizar cada una?

Para la campaña 2015/16, cuando las condiciones hídricas fueron favorables para CC, centeno fue una excelente estrategia de control de malezas. Para el caso de P. caespitosum, Chloris sp y G. perennis, dicho control cultural siempre presentó menor densidad de plántulas que la herramienta química durante todo el período evaluado. Se observó, que CC pudo disminuir y retrasar los periodos de emergencia, concentrando la aparición de malezas. Esto, puede ser una ventaja al momento de posicionar los herbicidas durante barbecho químico y de esta manera ser más eficientes en el control de las emergencias.

Desde el punto de vista de manejo de malezas, tendríamos que pensar: ¿hasta qué fecha nos podemos atrasar en la aplicación del herbicida residual?

Es un aspecto clave para ajustar el manejo de herbicidas, ya que un mejor posicionamiento puede tener mayor impacto en el control. Al observar las curvas de emergencias en situación de CC, G. perennis es la especie que comienza a emerger primero, a partir de mediados de octubre, por lo que se puede pensar en aplicar los herbicidas residuales en esta fecha y no en el momento del secado.

Por otro lado, en años con escazas precipitaciones en otoño, que no generan un escenario propicio para siembra de CC, la opción de barbecho químico no es una alternativa eficaz. Se observó que en un ambiente sin competencia, la emergencia de las malezas se adelantó 3, 4 y 5 semanas en P. caespitosum, G.perennis y Chloris sp respectivamente comparado a la situación T0, por lo tanto debemos anticipar la aplicación bajo una situación sin CC. Este aumento del periodo de control químico, implica la adición de una o más aplicaciones al barbecho. Un punto  negativo de adelantar la aplicación es que las  condiciones ambientales imperantes en los meses de agosto y septiembre, normalmente son inadecuadas para realizar aplicaciones (escaza precipitación, bajo %HR y baja T°), afectando esto la eficiencia de control. 

La combinación de CC con aplicación de herbicidas residuales luego del secado (CC+BQC) fue la mejor estrategia observada en esta experiencia.

Fuente:  Francisco Cocsi (Gerente técnico de desarrollo, Chacra Bandera) y Tomás coyos (Coordinador técnico zonal, Sistema Chacras)

Etiquetas:, , , , , ,

X