Alltec

El trigo patagónico quiere (y puede) alcanzar mayores rendimientos

Especialistas de la Chacra Valles Irrigados del Norte Patagónico de Aapresid cuentan por qué es importante la inclusión de trigo en estos sistemas, cuáles son los componentes para un mayor rendimiento y las claves para un buen manejo.

 

El rendimiento potencial de un cultivo se define como el rendimiento logrado por un genotipo sin limitantes de agua y nutrientes, que crece bajo un marco libre de estrés (plagas, malezas y enfermedades) y se desarrolla bajo buenas prácticas agrícolas. De esta forma, la radiación incidente, la temperatura, y las características fisiológicas y fenológicas del genotipo se combinan definiendo el rendimiento potencial (Manlla et al., 2012).

Norpatagonia presenta óptimas condiciones ambientales para la producción de cultivos debido a sus excelentes condiciones de temperatura y radiación, sumado a la disponibilidad de agua de calidad para riego. El elevado “coeficiente fototermal Q” en la zona, expresión que relaciona la radiación (R) y la temperatura (T), favorece ampliamente la generación del rendimiento específicamente para los cereales invernales como el trigo, dado que seencontró una importante relación entre el número de granos, el rendimiento y el cociente Q considerado en el periodo desde 20 días pre-floración a 10 días post-floración(Fischer, 1985). Este cociente Q es más elevado en Norpatagonia que en otras zonas productivas del país (Peralta et al., 2012)  y permite explicar la mayor potencialidad de ambientes ubicados en latitudes mayores.

En la Red Nacional de Evaluación de Trigo (INTA), se reportaron para La Dulce (Necochea, Buenos Aires; ensayos2015) rendimientos superiores a los 10.400 kg∙ha-1, sin contar con información documentada más al sur de esas latitudes. Sin embargo, en ensayos realizados durante el 2011 por Sistema Chacras bajo microparcelas en el Ea. Chocorí, a 45 km de la localidad de General Conesa(Rio Negro) se obtuvieron rindes superiores a los 10.500 kg∙ha-1, observándose elevados potenciales de rendimiento para trigo, tanto de ciclo largo como de ciclo corto (Peralta et al., 2012). Ante estos potenciales, surge como desafíoalcanzar esos rindes a “nivel de lote”, algo que no se logró hasta el momento, posiblemente por la alta heterogeneidad espacial y las características deficientes de fertilidad física y química que se presumen de los suelos de esta zona.

Entre los aspectos a tener en cuenta a la hora de producir en Norpatagonia, se destaca la presencia de la “avutarda” (Chloephaga sp.), un ave autóctona que se convirtió en un factor reductor de la producción de trigos por diezmar mediante pastoreo directo los lotes sembrados en el periodo de mayo a agosto. Una alternativa para escapar al daño del ave es utilizar variedades de trigo de ciclo corto sembradas en agosto.

El objetivo de este trabajo fue evaluar la factibilidad de alcanzar a “nivel de lote” rendimientos de trigo de 8.000 kg∙ha-1, entender cuáles son los componentes de rendimiento de mayor peso e identificar posibles ajustes al manejo actual.

Descargá el informe completo aquí


Por:
Magali Gutierrez1 y Andrés Madias2

1 GTD Chacra Valles Irrigados Norpatagónicos;

2 CTZ Sistema Chacras

 

 

 

Etiquetas:, , , , ,