Luego de una auditoria virtual exitosa de la mano de IRAM, la firma de Pergamino certificó su establecimiento familiar La Chacra.

Agrícola Testa SRL, firma pergaminense socia de Aapresid dedicada a la producción y la prestación de servicios para el Agro certificó bajo el estándar Agricultura Sustentable Certificada (ASC) su establecimiento familiar ‘La Chacra’, a 15 km de Pergamino.

El establecimiento de 130 hectáreas tiene una historia de 100 años de agricultura. En los últimos 20 años se comenzó a probar la labranza mínima y, con el paso del tiempo, se llevó a siembra directa la totalidad de lotes.

El esquema general de rotaciones es Tg/Sj2°- Mz – Sj, pero a partir del 2016 se incorporaron vicia/centeno como antecesor de maíz y vicia/triticale como antecesor de la soja 1°. El objetivo del nuevo planteo era mejorar el control de malezas, generar materia orgánica, disminuir el uso de fitosanitarios y reducir la huella de carbono.

En 2015 la firma certificó la norma IRAM 14130 en busca de una herramienta que permita reflejar una forma de trabajo en línea con el cuidado del personal. A esta se sumaron las normas de Buenas Prácticas en Labores Agrícolas y UEBT/UTZ en producción de manzanilla.

La prestación de servicios de pulverización, siembra, fertilización y cosecha se realiza siguiendo los procedimientos de la Norma IRAM 14130, y el registro y seguimiento del 100% de las labores agrícolas se realiza a través de un Centro de Operaciones digital.
La certificación ASC aparece como una evolución lógica que se hizo realidad a inicios de julio con una exitosa auditoria virtual liderada por IRAM. “Para Agrícola Testa aplicar fitosanitarios correctamente es una tarea importante, para eso capacitamos a nuestro personal y disponemos de una central meteorológica instalada en el equipo que confirma la calidad de aplicación, teniendo en cuenta la evolución de las variables climáticas desde el comienzo al final de cada jornada de trabajo”, explican desde la empresa.

En la misma línea, el campo La Chacra cuenta con un phytobac, un sistema donde todos los restos de caldo y lavado de la pulverizadora se envían por intermedio de bombas a una cama biológica donde se degradan de forma natural. Los residuos como bidones y cajas son acumulados en un contenedor seguro para luego ser llevados al CAT más cercano habilitado por la OPDS.
Para Testa, “certificar es una buena manera de comunicar que es posible producir materias primas de forma sustentable”.