Entrevistado por «Campo de fuerza», José Luis Tedesco, director adjunto de AC, explicó que la certificación puede hacerse de forma individual y grupal. También detalló la certificación para cooperativas y contratistas.

Durante una entrevista realizada por el programa radial «Campo de fuerza», el director adjunto de Agricultura Certificada y miembro de la Regional Chacabuco de Aapresid, José Luis Tedesco, compartió con la audiencia el alcance de la “certificación” de un sistema productivo bajo siembra directa.

“La siembra directa no es un monocultivo. La siembra directa es mucho más amplia y abarca la rotación de cultivos, el manejo integrado de plagas, el uso responsable de fitosanitarios, es decir, todas las buenas prácticas agrícolas” indicó.

Invitando a los productores a sumarse a AC, Tedesco manifestó que «todo productor que quiera certificar, puede contactarse con Aapresid y solicitar el protocolo correspondiente para llevar a cabo dicha certificación». Así detalló que «hay un abanico completo en el programa de Agricultura Certificada, ya que pueden certificar productores individuales, productores en grupos, cooperativas, y hasta contratistas».

De acuerdo a sus palabras, el beneficio más claro, directo e inmediato de implementar Agricultura Certificada es el ordenamiento de la empresa agropecuaria y la eliminación de los “costos ocultos”. Además, todos los sistemas productivos pueden llegar a obtener beneficios económicos extra debido a que son sistemas que cuidan el recurso fundamental y no renovable que es el suelo.

En relación a esto, uno de los objetivos que presenta Agricultura Certificada es obtener beneficios adicionales en cuanto a la comercialización, especialmente para los compradores que exigen “alimentos sustentables y cuidados” y, a través de la certificación, esto es un camino sumamente viable.

Lo escuchamos?