Agricultura Certificada: avanzando y con reconocimiento internacional

Santiago Lorenzatti apunta a la construcción de una «marca país» ligada a la producción sustentable. Elogios que llegan desde la Unión Europea.

Durante la última edición de Expoagro,  el stand de Aapresid – Asociación de Productores de Siembra Directa- recibió la visita de una gran cantidad de interesados en la producción sustentable y por supuesto medios de comunicación que se acercaron a relevar la actualidad de la institución.

AgroPROYECTUAL se hizo eco del reciente lanzamiento de la Liga de la Sustentabilidad (ver entrevista), una propuesta que convoca a productores, instituciones y empresas a asumir un compromiso genuino con todos y cada uno de los aspectos que refieren a la sustentabilidad, sin duda la Siembra Directa (SD), en conjunto con la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas (BP), constituyen en muchos casos el camino previo a incursionar en un Programa de Certificación de Procesos, Agricultura Certificada, que la institución impulsa desde hace aproximadamente ocho años, y que a fines de 2015 obtuvo el reconocimiento de la FEFAC (Federación Europea de Fabricantes de Alimentos Balanceados).

Para conocer detalles de la actualidad de Agricultura Certificada, AgroPROYECTUAL entrevistó a Santiago Lorenzatti, Director adjunto de Prospectiva de Aapresid, quién explicó las posibilidades que se ofrecen a los productores que enfocan la mirada en el largo plazo.

Lorenzatti, quien participa e impulsa la AC desde sus comienzos, manifestó que hace años que  Aapresid se planteó el desafío de difundir y propiciar la utilización de un sistema de gestión de calidad de los procesos productivos específico para esquemas de producción en Siembra Directa. Destacó que el mismo requiere cumplimentar un conjunto de Buenas Prácticas Agrícolas, reunidos en un Manual de BPA´s (descarga disponible en web: Manual de BPAs e Indicadores de Gestión) y supone a su vez el registro de la gestión agronómica y la medición de indicadores químicos y físicos del suelo, según un Protocolo de AC, para recibir posteriormente la auditoría y certificación del proceso productivo.

A su vez sintetizó que, “la  meta final es alinear los objetivos de producir más y simultáneamente conservar e incluso mejorar el ambiente a través de una agricultura sustentable”.

Con respecto al rol del ente certificador, aclaró que para mantener la objetividad e independencia existen empresas certificadoras que auditan y legitiman la norma establecida por Aapresid, en el Protocolo de AC.

Con respecto al certificado emitido señaló que tiene una validez de tres años, al cabo de ese lapso, se efectúa una auditoria de re-certificación para validar la mejora continua iniciada con este sistema. En los dos años intermedios se realizan auditorias de seguimiento, para corroborar que el sistema sigue vigente.

Asimismo, Santiago Lorenzatti destacó que la implementación de este tipo de programas agrega valor a la agricultura, permitiendo la generación de nuevas oportunidades para los agronegocios a nivel global, a través de: la apertura de nuevos mercados y el acceso preferencial a mercados ya establecidos; la obtención de contratos diferenciales con empresas que llegan al consumidor (exigen producción certificada) y la tan ansiada posibilidad de desarrollo de una “marca país” asociada a la producción sustentable.

Fuente: AgroPROYECTUAL

Etiquetas:, , , , , , , , ,