Durtante el Cuarto Congreso Internacional de Agronegocios en La Rural de Palermo, un grupo de especialistas analizaron la situación actual. La propuesta de Agricultura Certificada.

“Las buenas prácticas agrícolas y la certificación productiva van a ser estratégicas para Argentina los próximos años”, resumió el economista jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Ramiro Costa, durante el Cuarto Congreso Internacional de Agronegocios “El Sendero”, en La Rural.

Además de Costa, estuvieron la consultora en sistemas de gestión de calidad alimentaria Graciela Perelli y el productor y referente de Agricultura Certificada de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID), José Luis Tedesco, analizando los desafíos de la Argentina en la puesta en marcha de sistemas de trazabilidad y certificaciones para tener un vínculo más estrecho con los mercados del mundo, pero también para demostrar a la sociedad que tranqueras adentro se trabaja responsable y sustentablemente.

“Este tema es importante porque para 2030 va a haber casi 216 argentinas nuevas, en lo que respecta a consumidores de clase media, en todo el mundo, que van a demandar una parte importante de nuestros productos y esas argentinas nuevas no van a estar en los países desarrollados sino en otros destinos con demandas absolutamente nuevas con respecto a la calidad, la cantidad y la mirada cultural respecto de los productos que van a querer consumir”, abrió el fuego el moderador del panel, Ricardo “Ricky” Negri, hasta hace poco referente técnico de AACREA y ahora coordinador agroindustrial de la Fundación Pensar, del PRO.

BPA nota Clarin

Pensando en alcanzar diferentes destinos, la consultora Graciela Perelli repasó las principales normativas y exigencias de los mercados en cuanto a inocuidad o seguridad alimentaria y advirtió: “En lo que respecta a la producción agropecuaria, que es la base de la producción agroindustrial, cada vez se va a pedir más una trazabilidad, un seguimiento del grano producido”. Por ejemplo, poder identificar a qué lote perteneció, qué fitosanitarios se usaron, fertilización, accidentes climáticos, etc.

Ramiro Costa contó cómo están trabajando hace más de un año con la Red de Buenas Prácticas Agrícolas para trazar objetivos entre públicos y privados, que tengan como máximo anhelo promover estrategias que permitan producir más reduciendo el impacto ambiental. También aportó su visión sobre algo determinante para el futuro de la producción agropecuaria y la sociedad: “Me apasiona la comunicación y creo que hay que trabajar mucho aún para contar qué hace el sector y cómo lo hace, no sólo comunicar hacia adentro, sino encontrar estrategias para explicar hacia afuera”.

El Director Adjunto de Agricultura Certificada (Ac) de Aapresid y productor de la zona de Chacabuco, José Luis Tedesco, explicó cómo están evolucionando con la implementación de la Ac que, justamente, plantea la idea de certificar un proceso, no sólo una herramienta como es la siembra directa. “Ante el aumento de la demanda, la agricultura está dando respuestas con aumentos de rendimiento”, puntualizó. Además de estar ajustando los procesos están viendo la manera de premiar (con un plus en el precio del grano vendido o con diferencias impositivas) a los productores que certifiquen.

Para cerrar, Negri dejó su impronta: “El mundo necesita de la Argentina, hay que ver si estamos a la altura”.

Fuente: Clarín Rural
http://clar.in/1OwxLjT