Las razones que alentaron las subas continúan siendo el dinamismo de la demanda norteamericana y la firmeza que muestra.

Los últimos 15 días en el mercado de granos fueron ventajosos para los comodities en general, donde los futuros de soja, maíz y trigo subieron considerablemente hasta tocar valores que no se veían desde el año pasado. Puntualmente para soja, los valores actuales se sitúan en máximos de los últimos 6 meses, al igual que maíz, dado que estos precios no se presentaban desde septiembre de 2013.

Las razones que alentaron las subas continúan siendo el dinamismo de la demanda norteamericana y la firmeza que muestra. Comenzando con soja,  la demanda de poroto para exportación continua muy avanzada respecto a campañas anteriores. A la fecha, se lleva comprometido al exterior el 108% de lo previsto por el USDA para toda la campaña. En valores absolutos los compromisos totalizan 44,36 MMt contra los 44,1 MMt que el USDA pronosticaba para toda la campaña 2013/14. A la firmeza de la demanda, se sumaron las lluvias en Brasil que ralentizaron la cosecha de soja en Brasil, y los problemas del Aceite de Palma en Asia, donde los menores niveles de producción impulsaron los precios del aceite de soja, que derivaron en mejoras en los precios del poroto.

En nuestro país, las subas en el mercado de referencia externo mejoraron la capacidad de pago de las fábricas, llevando a los valores disponibles a precios en torno a  u$s 360/tn, $2830 pesos a tipo de cambio oficial, teniendo presente que el dólar ha sido anclado en torno a $7,80; después de las últimas medidas impulsadas por el Banco Central y el nuevo régimen temporario de importación impulsado por la secretaría de comercio.

En cuanto al estado de los cultivos, las abundantes precipitaciones permitieron mantener el elevado rinde potencial en regiones de gran importancia. En función de esto, algunas estimaciones de producción han sido elevadas. De hecho, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires elevó su proyección hasta los 54.500.000 de toneladas para la campaña en curso. De confirmarse estos valores, la presente campaña tendría un aumento interanual del 12,4%.

Por el lado del maíz,  las mejoras en los precios en Chicago, impulsado por la firme demanda y la mayor participación de la demanda para exportaciones en el mercado, ha llevado los precios hasta los 190 dólares por tonelada, valores que como se dijo, son máximos de 5 meses.

En la medida en que se vayan aprobando  ROES para exportación, y las mejoras externas permitan confirmar mejores valores, las exportaciones de cereal comenzarán a crecer en la medida que el clima permita avanzar con la cosecha del cereal en nuestro país.

A la fecha se lleva cosechado tan solo el 2% del área apta a cosecha, denotando un retraso interanual de 6,4%, con un rinde promedio del 53,2 qq/Ha.

Vale destacar que las condiciones que hoy presenta el norte del país son óptimas para el buen desarrollo del cereal, situación que no ocurre desde hace tres campañas, a razón de las sucesivas sequías. Por otra parte, las productividades en la zona núcleo norte fueron bajas, rondando de los 35 a 50 qq/Ha, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires; donde la sequía que azotó al a la región durante diciembre fue el principal causal de dicha condición. Para los próximos días se espera que se aceleren los trabajos de recolección, siempre que el clima lo permita.

Bajo estas condiciones, la producción estimada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires se mantiene en 24.500.000, ubicándose un 13% por debajo del volumen obtenido la campaña pasada.

Fuente:

Informe BLD. 6 de marzo, 2014.  Marcos Porta (mporta@bld.com.ar) BLD.