Invitado por la Regional Aapresid Videla, Leonardo Coll de INTA pasó por #AapresidEnCasa para hablar del manejo de este cultivo en la zona. ¡No te pierdas la charla completa!

Colza es una de las opciones de invierno, pero ¿qué aspectos de manejo tener en cuenta para lograr un cultivo rendidor? Según Leornardo Coll de INTA Paraná “colza puede aspirar, en promedio, a un 50% del rinde esperable en trigo. Pero en el Centro-norte de Santa Fe y Oeste de Entre Ríos esta relación puede escalar al 60%, donde colza se convierte en una opción interesante”.  Más aun si se tiene en cuenta que se siembra más temprano que trigo, lo que permite adelantar la siembra de la Soja 2da y apostar a rindes similares a los de una de 1ra.

Entre las claves para llegar a colzas de 1800-2000 kg/ha, la elección de la fecha de siembra (FS) y variedad son fundamentales, ya que determinan el momento donde caerá floración, periodo crítico para la definición del rendimiento. En las zonas mencionadas ésta debe ocurrir en Agosto, y para eso, conviene elegir variedades primaverales sembradas entre principios abril y mediados de mayo. Ma allá de esta fecha se corre el riesgo de llegar a floración en condiciones infra óptimas, y de que las primeras heladas golpeen al cultivo en estadios muy tempranos, cuando es más susceptible.

La buena implantación es clave. Deben elegirse lotes fértiles y no inundables, pensarse en antecesores que desocupen el lote tempranamente y que dejen escaso rastrojo. Debe evitarse la formación de “colas de cosecha” que afecten la buena emergencia, así como la presencia de residuos de herbicidas – como imidazolinonas, sulfonilureas – que puedan causar fitotoxicidad.  

La siembra debe realizarse a baja velocidad y usando barre-rastrojos. La alta humedad de suelo y el buen contacto de éste con la semilla son fundamentales. “Las siembras superficiales aseguran la emergencia rápida y la mejor competencia con malezas”, precisó Coll. En cuanto a malezas, debe asegurarse su control dentro de las primeras 3 semanas de emergida la colza. “Condiciones de alta competencia con malezas en ese periodo afectan gravemente el rendimiento”, advirtió es especialista.

La colza es muy sensible a la nutrición y, bien fertilizada, permite aprovechar años buenos con altos rindes. En P, debe pensarse en fertilizar por debajo de 12 ppm, preferentemente al voleo, ya que junto a la semilla puede haber toxicidad. En N, los niveles críticos rondan los 150kg/ha. “El rinde en colza es muy sensible a deficiencias de azufre (S), por lo que se recomienda aplicar 20-30 kg/ha ya sea a la siembra, en los primeros estadios o incluso en prefloración”, explicó.

A la cosecha, el uso de corte e hilerado previo muestra mejores resultados que la cosecha directa. La humedad optima de grano es del 10% si se opta por hilerado previo, y del 15-16% si se cosecha directo. “En este último caso, el cultivo debe levantarse dentro de los 2 días ya que se seca muy rápido”. Debe bajarse la ventilación y velocidad del cilindro de la cosechadora, y usar zarandas con agujeros redondos de 3 – 4.5 mm. Los puntones laterales del cabezal suelen golpear el cultivo, por lo que se recomienda elegir cabezales anchos.

 

Mirá la charla completa