La EEA INTA Mercedes compartió resultados de ensayos que evaluaron variedades de trigo de reciente aparición en el mercado.

Dentro del marco del Proyecto Nacional de Cereales y Oleaginosas, y su articulación con los Pret Norte y Sur, año tras año se evalúan variedades de trigo de reciente aparición en el mercado, validándose sus características en las distintas regiones trigueras. Estos ensayos en red permiten determinar para cada material su potencial de rendimiento, su comportamiento sanitario frente a las principales enfermedades del cultivo, y las etapas fenológicas, ya que esos parámetros deciden la suerte de la variedad.

Durante la campaña 2016, se quitaron restricciones a la comercialización de este y otros granos lo que se tradujo en un aumento del área de siembra en el país, y consecuentemente la aplicación de tecnología por mejores precios. Esto lleva a evaluar constantemente materiales como parte de esa tecnología.

 

Metodología

El ensayo de llevó a cabo en la EEA INTA Mercedes, sobre un suelo clasificado como Argiudol típico de textura franco fina y la colección de variedades sembradas constó de 22 materiales de ciclo corto y 20 de ciclos largos. La siembra se efectuó el 24/05 para ciclos largos y el 08/06 ciclos cortos, produciéndose la emergencia el 02/06 y el 18/06 junio respectivamente. La antésis (floración) ocurrió entre el 30/08 y 27/09 para ambos grupos, con un pico de floración alrededor del 15/09.

La siembra se realizó en forma convencional en un lote que venía de varios años de verdeos de invierno, y con sembradora experimental de 7 surcos separados a 17,5 cm. marca Baumer. Las dimensiones de las parcelas fueron de 5 m por 1,40 m lo que totalizó una superficie de 7 m2 por parcela.

La fertilización de base utilizada fue 100 kg/ha de DAP (grado 18-46-0) y 60 kg/ha de KCl más 2 (dos) aplicaciones de urea, 100 kg/ha en inicio de macollaje y 50 kg/ha en pleno macollaje respectivamente (estadios 3 y 5 de la escala Feeks y Large).

Se realizó una aplicación de insecticida (Clorpirifos) para el control de pulgones.

Para la cosecha se cortaron las 5 líneas centrales de la parcela (5m2) y se determinó  rendimiento, Peso Hectolítrico (pH), que es: el peso de un volumen de CIEN (100) litros de trigo tal cual, expresado en kg/hl. Las normas de comercialización fijadas por el Ministerio de Agricultura de la Nación establecen 3 categorías de calidad, en lo que hace a pH, el grado 1 de calidad debe tener como mínimo 79, el grado 2, 76 y el grado 3,  73.

Las variaciones de este parámetro se deben principalmente a la densidad de las materias que componen el grano, que es característica de cada variedad, pero también depende de otras variables, como son la humedad, contenido en impurezas, uniformidad de los granos y condiciones en que se haya realizado la maduración. y los días de emergencia a floración.

Resultados

Los factores climáticos que más inciden sobre el desarrollo del cultivo, son la temperatura  (amplitud térmica y heladas) y el comportamiento de las lluvias, los cuales durante el ciclo de cultivo (Mayo-Octubre) tuvieron injerencia directa sobre el rendimiento; (Gráfico 1). La temperatura mínima durante el macollaje estuvo por debajo de los valores históricos permitiendo una buena formación de macollos, cuando sabido es que esta etapa (macollaje) se ve limitada en esta región, por que las horas de frío son insuficientes para lograr una mayor expresión de esta fase.

Durante el resto del ciclo de cultivo, la temperatura, se comportó adecuadamente para permitir el desarrollo y llenado de granos.

Con respecto a la disponibilidad de agua, la acumulada en el suelo al momento de la siembra era óptima ya que durante el mes de abril y parte de mayo ocurrieron lluvias de hasta 450 mm. acumulados (Gráfico 2). Durante todo el invierno no se registraron etapas de estrés hídrico, mientras que durante septiembre las precipitaciones fueron escasas, lo que influyó en la poca o nula incidencia de hongos (Fusarium). Finalmente, durante el mes de octubre se realizó la cosecha antes de las importantes precipitaciones acaecidas en la segunda quincena.

Gráfico Nº 1 y 2 Temperaturas y Precipitaciones medias ocurridas durante el ciclo de cultivo del trigo

Precipitaciones Mensuales (mm)

 

Temperaturas medias (ºC).

 
Resultados

Cuadro 1: Variedades, Rendimiento y Peso Hectolitrico de var. de Ciclo Corto en INTA Mdes.

C.V. 11.43. Valores seguidos de la misma letra no difieren significativamente entre si (P<0,05)

En la Cuadro Nº 1 se aprecian los rendimientos de los de ciclos cortos, dentro de los cuales vemos un grupo de variedades, que tuvieron una muy buena performance superando los 40 qq/ha como Klein Nutria, Klein Tauro y MSInta 815, y otro grupo con rendimientos dentro de un rango de los 3000 a 3900 kg/ha,  ratificando la potencialidad que caracteriza a estas variedades, en años de poca incidencia de enfermedades, mientras que las demás testeadas estuvieron en un rango mas abajo, con rendimientos mas que aceptables.

La presencia de organismos patógenos (Mancha Amarilla y Roya) en la totalidad de las variedades fue de muy baja incidencia, incluso no se constató presencia de Fusariosis.

Así mismo se observa que la floración (antésis) ocurrió en un rango de 90 días d.e. para la mayoría de las variedades.

 
Cuadro2: Variedades Rendimiento y Peso Hectolítrico de var. de Ciclo Largo en INTA Mdes.

C V: 14,2 * Valores seguidos de la misma letra no difieren significativamente entre si (P<0,05)

 
En la Cuadro 2 se observan los resultados de los parámetros evaluados de las variedades de ciclo largo, pudiéndose concluir que hubo diferencias significativas entre los materiales testeados, lográndose rendimientos superiores a los 4000kg/ha en un 20% de las variedades (Biointa 3008, Biointa 3006, SY 200, SY 211 y SY 300) y un importante número de ellas con rindes que variaron desde los 3900 a los 3000 kg/ha. Permitiendo al productor contar con una oferta genética variada al momento de elegir el material a sembrar.

  

Conclusiones

Los rendimientos obtenidos, tanto de variedades de ciclos cortos como largos son parámetros que se evalúan para priorizar en cada región la performance de cada variedad.

Como en todas las campañas agrícolas, los resultados de ensayos de variedades de cultivos, arrojan resultados más que importantes para el productor, porque permiten ofrecerle un menú de variedades validadas en la zona.

La calidad industrial no es la mejor para la exportación, el valor del peso hectolítrico lo ubica con un grado 2 en el mejor de los casos o mayormente en 3, pero este parámetro depende de varios factores, incluidas las condiciones propias de la zona.                    

FuenteIng. Agr. Enrique Figueroa – INTA