Una gestión ordenada y capacitación, pilares que colocan a Agrícola Testa en un pedestal bien alto para poder ser imitado por sus pares.

Una vez más, AgroTV nos presenta a miembros destacados de la Liga de la Sustentabilidad. Hace más de 27 años, Marcelo y Carlos Testa trabajan, anualmente, unas 27000 ha en la zona de Pergamino. La empresa Agrícola Testa, lleva a cabo un modelo de trazado y certificación específica para cada uno de los procesos emprendidos, mejorando la gestión en el ámbito productivo, social y económico.

“Nuestro padre arrancó como contratista, y en el año 90’ con mi hermano tomamos la posta del negocio, un emprendimiento familiar con sede en Pergamino. Como productores realizamos algo de campo propio y campo arrendado” afirmaron los hermanos.

Las principales tareas se reparten entre siembra, pulverización y cosecha. El 70%  del fuerte productivo proviene del área contratista en la zona de Pergamino, y el 30% de esa superficie se trabaja en la zona de Balcarce, Intendente Alvear, y zonas aledañas.

Actualmente, en promedio se manejan unas 16000 ha anuales, con cosecha de 6000 ha por año y unas 5000 de siembra: “este año estuvimos tranquilos con temas de malezas e insectos, recién ahora estamos observando un proceso de aceleración de enfermedades en trigo y cebada”

En cuanto a tecnología de precisión  Testa ha incorporado, hace dos años, los sistemas variables de fertilización y cantidad de semillas por metro, en donde la máquina trabaja con prescripción de dosis fija o prescripciones de siembra (diferenciando lotes en tres sectores, y dándole valores diferentes de cantidad de semillas y dosis de fertilizantes).

En cuanto a pulverización, el año pasado comenzamos a hacerlas variables por dosis y caudal y,  en cuanto a cosecha, desde el año 2004 venimos haciendo mapas de rendimiento, altimetría y mapas de suelos”

Pensar la certificación

“Arrancamos a planificar la certificación hace aproximadamente dos años, pensando en mejorar nuestra producción de la mano de Aapresid e Iram. Veníamos haciendo las cosas de forma prolija, sentíamos que no hacía falta tanto para lograrlo. Hace un año nos dieron la certificación de normas Iram, que esperamos revalidar en el 2017” expresaron.

El equipo de trabajo  está compuesto por diez personas abocadas a las distintas tareas: pulverización, trilla y siembra: “pensamos en agregar tecnología y también algo esencial, la capacitación del personal con cursos e información; cuando hablamos de buenas prácticas cumplimos el protocolo alineándonos en clima, tiempo y en situaciones de trabajo, priorizando en lo que realmente hay que hacer”

Las principales tareas de mantenimiento implican cambio de aceite, limpieza, aire, y mantenimiento de la máquina.

Las buenas prácticas implican agregado de valor y de datos e información, antes y después de salir a la cancha. Haciendo las cosas bien, los errores que puedan llegar a ocurrir  son mucho más manejables” concluyeron.

Vos también podes certificar.
Querés saber más? Hace clic aquí

Fuente: AgroTV