Llegando a fin de Enero el panorama es poco alentador, debido a los vencimientos de la posición de Enero en los mercados a términos de nuestro país, tanto en Matba como Rofex. El dólar y la nueva campaña.

Con un Enero a punto de terminar, la novedad semanal fueron los vencimientos de la posición de enero en los Mercados a términos de nuestro país, tanto en Matba como Rofex. ¿Cuál fue el costo para el productor? Que dicha posición venció con valores que rondaban los u$s 280, situación vista ante el inverso que existe hoy en el mercado local, ante las expectativas de que la nueva cosecha vuelva a situarse en números similares al año pasado.

En este contexto, el panorama actual pinta poco alentador. Hoy la posición más cercana en futuros como referencia es Marzo, (la cual tampoco cuenta aun con gran volumen), y el ajuste de referencia del viernes fue de u$s 247 la tonelada.

¿A qué se hace referencia?

Que el pase entre la soja que se mantendrá hasta la campaña que viene seguramente convergerá hasta el valor de mayo, en un contexto donde según datos del Minagri, las compras alcanzan poco menos de 43
millones de toneladas. Según comentarios de operadores, en el recinto de la Bolsa de Comercio esperan que se pasen 5 millones de toneladas. Si tomamos una producción de 54 millones se venderán 4 millones de acá a mayo, cuando ingrese la nueva cosecha.

Volviendo al primer párrafo, debe prestarse atención a que entre vencimientos de los meses impares el precio cedió poco mas de u$s 30 dólares. Si tomamos esa caída de precio en términos relativos y la pérdida porcentual también es significativa. Y si a dicha posición añadimos Mayo en comparación con el vencimiento del viernes, el mismo asciende a u$s40.

El otro tema preocupante para el productor es el precio del dólar, sobre todo de acá a mayo cuando ingresa el grueso de la nueva campaña. A pesar de que el dólar oficial se ha movido ligeramente desde que comenzó el año, llevando acumulada una devaluación del 0,8%; las tasas anuales de suba de la divisa oficial se sitúan por debajo del 30%, algo lejanas a las que se veían a mediados de noviembre, fundamentalmente debido a la política monetaria del gobierno nacional de mantener el tipo de cambio como ancla nominal.

Es decir, si se tiene en cuenta el tipo de cambio en Rofex para mayo al cierre del día lunes ($9,381) y el precio de la soja en el mercado a término, el valor obtenido es de $2.250; $150 menos que el valor actual disponible. Dicho valor en términos relativos es de

¿Cuál es la conclusión?

Retener mercadería de cara a la nueva cosecha carece de sentido, sobre todo ante las expectativas puestas en que Sudamérica en su conjunto vuelva a obtener niveles de producción amplios; con Brasil ya comenzando la cosecha de los primeros lotes. Si bien es cierto que aún es prematura la situación en nuestro país para determinar volúmenes; de no mediar incidencias climáticas graves es posible que Argentina vuelva a producir cerca de 50 millones de tns.

Ante este panorama, es recomendable optar por vender la mercadería que haya quedado remanente y utilizar el dinero en opciones de inversión alternativas para poder lograr un mejor precio final de aquí a mayo. A la fecha, las Letras del Banco Central otorgan tasas efectivas anuales en el orden del 28% de aquí a mayo, permitiendo mejorar el precio obtenido por la soja vendida en el balance final. Los valores de los Bonos en dólares también presentan valores atractivos si se piensa en términos de rendimiento, de cara a una posible resolución con Holdouts el año que viene, lo que se suma a la expectativa por cambio de gobierno.

Asimismo, dicha operación puede combinarse con futuros en el mercado a término para seguir abierto en el precio del poroto, en caso de que la situación mejore entre aquí y mayo.

De cara a lo que queda del año, será clave para el agro en la parte productiva “afinar el lápiz”, y pasar de ser productor a empresario.

 

Fuente: Analista de Mercados BLD
Marcos Porta 
mporta@bld.com.ar