El Dr. Rattan Lal recibió el máximo galardón a la alimentación y la agricultura por su contribución al conocimiento y cuidado de los suelos como recurso vital de la Humanidad.

Foto: Jo McCulty

El Dr. Rattan Lal recibió el Premio Mundial de la Alimentación 2020, galardón internacional más prestigioso que reconoce los logros individuales que han causado el avance del desarrollo humano a través del mejoramiento en la calidad, cantidad y disponibilidad mundial de los alimentos.

Nacido en India, el Dr. Lal es profesor en Ciencias de suelo y director del Centro de manejo y secuestro de carbono de la Universidad de Ohio, EEUU. Sus trabajos pioneros en restauración de la salud del suelo en África, Asia y Latinoamérica generaron descubrimientos que impactaron en los rendimientos agrícolas, la conservación de RRNN y la mitigación del cambio climático.  

En 1999 tuvimos el honor de recibirlo como disertante en nuestro VII Congreso Aapresid, donde habló del rol de la SD en el secuestro de C y su impacto en la disminución del efecto invernadero.

Compartimos su mirada sobre el rol de los suelos en esta recopilación de frases:

“El suelo es la base para la vida en la Tierra. Todo ser viviente depende del suelo y, sin embargo, ese material que está escondido bajo la superficie es menospreciado, no reconocido”.

“Creo que los suelos son algo viviente. Los suelos del mundo deben ser parte de toda agenda que aborde el CC, la seguridad alimentaria y de agua”.

“Si los suelos no son restaurados los cultivos fallarán, incluso si las lluvias no lo hacen… y la humanidad sufrirá, aun con el avance de la ciencia. La estabilidad política y la paz global están amenazadas por la degradación de los suelos, la inseguridad alimentaria y la desesperación”.

“Para las generaciones futuras es importante que los suelos sean preservados, restaurados y potenciados. Es allí donde reside el futuro de la humanidad”.

Desde Aapresid felicitamos el merecido galardón al Dr. Rattan Lal y, como Institución que vela por el cuidado y la salud de este recurso, celebramos se reconozca la importancia de mantener ‘suelos siempre vivos’.