El sábado 13 de junio, la Regional cordobesa lideró la colecta y donación de alimentos a comedores locales en el marco de su proyecto ‘Cucur Vita’. 

Nada detiene a la Regional Villa Maria del Nodo Oeste que, en medio de la pandemia, continúa con su proyecto Cucur Vita, destinado a cultivar y donar hortalizas como choclos y zapallos para comedores y merenderos de la ciudad.

Esta acción solidaria que lidera el grupo Regional cuenta con el aporte del Programa Pro-Huerta del INTA Villa María – quien dona las semillas – e instituciones locales como Ateneo VM, Instituto Belgraniano VM, Club de Leones, entre otros.

Cucur Vita nació en 2016 – mismo año de la fundación de la Regional – con una “chocleada solidaria”, y con el tiempo fue creciendo para convertirse en un símbolo de seguridad alimentaria, que actualmente cuenta con 3 eventos anuales: dos “chocleadas” y una “zapallada”.

Esta actividad tiene como fin generar vínculos con la comunidad y colaborar con los sectores más vulnerables. “Además de llevar alimento a merenderos, el proyecto nace por una necesidad de la Regional de vincularse con las instituciones locales, no sólo relacionadas al campo sino también con organizaciones sociales. También es una forma de mostrar lo que hacemos a campo y de dónde vienen los alimentos que consumimos. Buscamos sean alimentos de calidad y por eso elegimos el zapallo, que tiene mayor vida útil que el choclo y no requiere tantos cuidados poscosecha”, explicó presidente de la Regional Mauro Rabozzi. Así nació el nombre del proyecto: ‘cucurbitáceas’ que ayuden a mejorar la calidad de ‘vida’. 

Este año fue difícil conseguir espacio y terminaron sembrando en el campo del socio Regional Rafael Boiero. “Pero más allá del trabajo que lleva la iniciativa lo hacemos con muchas ganas porque sabemos que, aunque no vamos a cambiar el mundo, estamos ayudando a que los chicos reciban sus alimentos ”, explicó Rabozzi.

En esta línea, el asistente técnico de la regional Ing. Agr José Cuello comentó: “estamos orgullosos de nuestro compromiso. Mas alla de datos técnicos, la Regional está ayudando a cortar los “alambrados” que separan el campo de la ciudad”