El pasado 12 de enero, desde la plataforma de eventos de Aapresid, se llevó a cabo de manera virtual una nueva Jornada “Testimonial REM”.  En esta oportunidad las protagonistas fueron algunas de las malezas más complicadas de la zona núcleo. En este caso nos meteremos de lleno en el mundo de Rama Negra.

Rama negra es sin dudas una de las principales malezas a nivel nacional, expandiéndose por casi toda la superficie agrícola argentina. La resistencia a glifosato, confirmada hace más de 5 años, está ampliamente distribuida, mientras que la resistencia a inhibidores de ALS, confirmada en el año 2019 en un biotipo del sur de Santa Fe, se encuentra aún en constante expansión.

Esta última resistencia es muy preocupante ya que estos activos son ampliamente utilizados para el control en barbechos de invierno, en los cereales de invierno como trigo y cebada, y en barbechos cortos de primavera tanto para control de las plantas que han nacido en el invierno, como para cubrir nuevas camadas de nacimiento de esta época.

Sumado a estas resistencias ya confirmadas, en el año 2019, la REM lanzó una alerta amarilla de resistencia múltiple a glifosato, ALS, hormonales (2,4 D) y PPO (Saflufenacil), este último activo que a modo de quemante es muy utilizado para el control de esta maleza.

Por todo lo mencionado es que, en Los Surgentes, en el campo del Ing. Pellizon, la REM en conjunto con la Regional Aapresid Los Surgentes – Inriville, planteó un demo para evaluar el control de los principales activos con los que hoy se cuenta para tratar Conyza.

El especialista Eduardo Cortés, convocados a participar de esta testimonial, dió su punto de vista sobre Conyza y sostuvo que “pensando a futuro Rama Negra va a dar que hablar, y va a ser dentro de un par de años, porque estamos viendo que sigue apilando pérdida de sensibilidad, es la maleza que hoy por hoy es muy problemática en la mayoría de las zonas, y existen dos o tres activos que antes de la siembra de soja funcionan bien, y que si los perdemos por resistencias vamos a estar complicados”

Conocer los momentos en que nacen las malezas es clave para planificar una estrategia de manejo. En términos generales, Rama Negra presenta una emergencia prolongada, con un pico marcado en el otoño y otro de menor magnitud, pero también considerable, en la primavera. Sabido es que esto varía año a año, según regiones, cultivo antecesor, nivel de cobertura, entre otras cuestiones, por lo que el monitoreo sigue siendo la práctica indiscutible para hacer un manejo lote a lote.

 

Dinámica de la emergencia de Rama Negra. Fuente: Aapresid
Dinámica de la emergencia de Rama Negra. Fuente: Aapresid

 

Cortés ve la situación de Rama Negra muy complicada, “vemos resistencia a hormonales, a ALS, esto ya es muy preocupante. Existen diferencias en controles dependiendo de cuando la atacamos. Aplicaciones en junio para los nacimientos de abril son muy efectivas, muy diferente es el caso si se aplica recién en octubre.” Los comportamientos son distintos, los mismos activos en estos diferentes momentos marcan diferencias de control del 30%.

 

Set de tratamientos químicos: Glifosato, hormonales, triazinas, ALS y PPO.

El demo fue puesto en la cancha por la Consultora Más Hectáreas y el set del mismo fue diagramado en bloques de 3 repeticiones aleatorizadas (Cuadro 1). La evaluación de los herbicidas se estableció a los 10, 21 y 28 días posteriores a la aplicación (dda), todos analizados en la estrategia de un solo golpe (gráfico 1).

Al evaluar los tratamientos, y rescatar la visión de los especialistas, podemos concluir:

  • En los primeros tratamientos, donde el glifosato fue el único activo, puede verse que al subir las dosis los controles son mayores (trat. 4 y 5). Es por eso que el agregado de glifosato en las mezclas siempre aporta al control, debido a que en toda población aún quedan individuos susceptibles.
  • Se ve pérdida de sensibilidad a 2,4 D y ALS. Evidenciándose a campo una disminución de control con las dosis evaluadas, las que anteriormente nos permitían que este fuese total.
  • Los activos como las Triazinas (atrazina) aportan en gran medida al control de esta maleza, su inclusión a la mezcla de glifosato y hormonales (2,4 D) hacen que los mismos lleguen al 87% a los 21 dda. Esta es una muy buena alternativa para los barbechos cortos.
  • El agregado de los ALS (Diclosulam) no llegan a tener controles totales como pasaba tiempo atrás, antes de que se evidenciaran las resistencias a estos activos. Esto se hace más evidente en malezas de mayor tamaño (de más de 20 cm con ramificación), las más chicas se ven más afectadas casi con controles totales en plántulas.
  • En cuanto a los PPO (quemantes principalmente) se destaca el control de Saflufenacil. Este es el activo que mayor eficacia mostró (97% a los 10 dda). Existe en vigencia un alerta amarilla REM, a este grupo de herbicidas, que hace prever que en campañas futuras, si se confirma la resistencia y los biotipos se expanden, podamos ver disminuciones en los porcentajes de control.
  • La combinación en mezcla en una sola aplicación de glifosato, hormonales, ALS y PPO quemante es el único tratamiento que alcanzó un control total a los 28 dda. Lo que hay que evaluar en este caso es la cantidad de activos que se está utilizando para una sola maleza target.
  • Rama Negra tiene mucha sensibilidad al sombreado, esto ayuda a que no nazca. Ahí radica la importancia de lograr una buena implantación de los cultivos invernales, ya sea de renta o de servicio.
  • En este caso no se realizaron tratamientos de “doble golpe”. Sin embargo, los especialistas catalogaron esta estrategia como indispensable para el control de rama negra en primavera. Debido a que si con un solo tratamiento no alcanzamos el control total de la población, los individuos que permanecen serán más difíciles de controlar luego. Cortés agregó que la estrategia “funciona mejor cuando el segundo golpe se hace más próximo a los 5 o 7 días que a los 10 días posteriores a  la primera aplicación”.