Cada vez es más necesario conocer el impacto ambiental de nuestra agricultura, por lo que es fundamental desarrollar metodologías que combinen simplicidad y pertinencia.

El coeficiente de impacto ambiental (EIQ por su sigla en inglés- Environmental Impact Quotient) es un modelo desarrollado por el Programa de manejo integrado de plagas de la Universidad de Cornell (Kovach et al,1992), y a través de un valor numérico y adimensional permite evaluar el impacto ambiental de los plaguicidas.
La siguiente es la ecuación utilizada para determinar el EIQ individual de cada fitosanitario:
EIQ={C[(DT*5)+(DT*P)]+[(C*((S+P)/2)*SY)+(L)]+[(F*R) +(D*((S+P)/2)*3)+(Z*P*3)+(B*P*5)]}/3

Esta fórmula se basa en tres componentes principales del sistema productivo. Cada componente de la ecuación está afectado por factores individuales en una escala del 1 al 5. Así, aquellos factores de mayor impacto son multiplicados por 5, los de impacto medio s por 3 y los de bajo impacto por 1.

– Componente 1: El trabajador agropecuario

El riesgo del trabajador agropecuario es contemplado como la suma de los riesgos del aplicador y del cosechador. Ya que es el aplicador quien está más expuesto a los fitosanitarios, los valores de toxicidad dérmica “DT” se multiplican x5. En cuanto al cosechador, se tiene en cuenta la vida media de los productos en la planta “P” para la multiplicación por “DT”. Ambos riesgos se multiplican por el valor de toxicidad crónica “C” específica del fitosanitario, que surge como promedio de varias investigaciones al respecto.

– Componente 2: El consumidor

La primera parte del componente es el potencial de exposición del consumidor al fitosanitario. En él se evalúa la toxicidad crónica “C”, la vida media de los productos en el suelo “S”, la vida media en las plantas “P” y el modo de acción “SY”, ya sea si es de contacto o residual. La segunda parte tiene en cuenta el agua subterránea, y explica la probabilidad de que los productos se lixivien en profundidad, y se simboliza con la letra “L”.

– Componente 3: Ecológico

El último componente de la fórmula tiene en cuenta el impacto ambiental en los sistemas acuáticos y terrestres. En los sistemas acuáticos se calcula determinando la toxicidad de los fitosanitarios hacia los peces “F” multiplicada por la probabilidad de que los peces se encuentren con el producto “R”. De esta manera, los compuestos que son tóxicos para los peces pero son de corta duración tienen valores de impacto menores que los compuestos de larga vida. Mientras que en los sistemas terrestres, se considera la toxicidad sobre pájaros “D”, abejas “Z” e insectos benéficos “B”. La fauna terrestre tienen mayor probabilidad de exposición a los productos en los sistemas agrícolas, por lo que los factores de cada fórmula tienen un valor mayor que en el caso de los peces, siendo 3 para las abejas y 5 para los pájaros e insectos.

Tabla 1: Valores de EIQ de los principales herbicidas.

Afortunadamente el usuario cuenta con un calculador online (ver link en bibliografía) en el cual se encuentran preestablecidos los valores de EIQ para la mayoría de los fitosanitarios de común uso agrícola.

Este calculador brinda además  la posibilidad de  conocer el “EIQ de campo”. Este valor se obtiene cargado la información del porcentaje de ingrediente activo del producto o concentración (que puede variar según la presentación comercial) y la dosis aplicada en el lote.

EIQ campo= EIQ * % de Ingrediente Activo * dosis de aplicación

El EIQ de campo permite comparar con precisión diferentes estrategias de manejo químico utilizadas para el control de las plagas dentro de los sistemas productivos. En el caso de tratamientos compuestos por mezclas de 2 o más activos deben sumarse los EIQ de campo de cada uno.  Luego, si se quiere calcular el EIQ de toda la campaña deberán  sumarse todas las aplicaciones realizadas en el desarrollo del cultivo.

Gráfico 1: Ejemplo del uso del Coeficiente de Impacto Ambiental (EIQ) para estrategias de control malezas en maíz temprano y tardío bajo distinta situación de barbecho y cultivos de servicios. Chacra Bragado-Chivilcoy 2017.

Mientras menor sea el valor de EIQ de campo, menor será el impacto ambiental. A continuación se muestra una escala de EIQ  que sirve de guía para clasificar los tratamientos realizados:

Fuente: “Herbicidas: propiedades químicas y comportamiento edáfico”; H. Acciaresi y M. Principiano; INTA Pergamino; 2019.

En el año 2017 REM publicó un informe donde se utilizó este indicador para comparar  situaciones de manejo con malezas difíciles (CMD) frente a las situaciones sin las mismas (SMD). Se observó en promedio un incremento del 30% del valor de EIQ (169 vs 130) en la situación CMD s.  Comparando cultivos, el maíz contempló la estrategia herbicida de mayor impacto  con un EIQ promedio  de 158 vs. que la soja, que alcanzó un EIQ de 141.  (Gráfico 2)

Gráfico 2: Coeficiente de Impacto Ambiental (EIQ) para las estrategias de control químico en situaciones sin (SMD) y con malezas difíciles (CMD), para los cultivos de soja y maíz, considerando todas las zonas evaluadas.REM, 2017.

Se debe mencionar que este método también tiene numerosas críticas, como ser:  la linealidad con que se  asume el comportamiento de los fitosanitarios, la importancia relativa dada a los distintos factores y  las omisiones observadas en la ecuación de base. Sin embargo, permitió cubrir un gran faltante de información sobre los efectos adversos de los fitosanitarios y, no menos importante, hacerlo de forma sencilla.  Por ello continúa siendo un método muy utilizado, a pesar de las críticas y de no ser el único.

En tiempos  donde se sube la vara con que se juzga  el impacto ambiental de  la producción agrícola , es de suma importancia buscar  e implementar  prácticas que apunten al menor uso de insumos químicos . Pero para ello es necesario comenzar a cuantificar  las opciones,  y así elegir aquellas de menor impacto. El  EIQ es hoy una herramienta útil y sencilla para estos fines.

 

Bibliografía:

Kovach, J; Petzoldt, C; Degni, J. y Tette, J., 1992. A method to measure the environmental impact of pesticides. En: https://nysipm.cornell.edu/sites/nysipm.cornell.edu/files/shared/documents/EIQ-original-paper-1992.pdf
Grant, J. A.  https://nysipm.cornell.edu/eiq/calculator-field-use-eiq/  Calculator for Field Use EIQ (Environmental Impact Quotient). New York State Integrated Pest Management Program, Cornell Cooperative Extension, Cornell University. 2010-2020.
Marzetti, M.; Bertolotto, M. y Coppioli, A.; 2019.  Impacto ambiental de las malezas resistentes y tolerantes. En: http://www.aapresid.org.ar/wp-content/uploads/sites/3/2017/05/REM-Aapresid-Impacto-ambiental-de-malezas.pdf
Acciaresi, H. y  Principiano, M., 2019. Herbicidas: propiedades químicas y comportamiento edáfico.
Dushoff, J.; Caldwell, B. y  Mohler, C., 1994, Evaluating the Environmental Effect of Pesticides: A Critique of the Environmental Impact Quotient.