El pasado 12 de enero, desde la plataforma de eventos de Aapresid,  se llevó a cabo de manera virtual una nueva Jornada “Testimonial REM”.  En esta oportunidad las protagonistas fueron algunas de las malezas más complicadas de la zona núcleo para los cultivos estivales con las que el productor se debe enfrentar a diario: Amaranthus, Conyza y gramíneas.

De manera coordinada con la Regional Aapresid Los Surgentes – Inriville y con la participación del especialista Eduardo Cortés y la colaboración del Ing. Agr. José Luis Zorzín, se llevó a cabo desde Los Surgentes, Córdoba, una jornada que puso de manifiesto y afirmó la frase que le dió título a esta nueva testimonial:  “Las malezas en verano: sin cuarentena, ni vacaciones”

En un paisaje dominado por la escasez de agua, ¿son los cultivos de servicios una opción para ganarle a las malezas? ¿Cuáles son las mejores estrategias químicas para no fallar y darle a nuestro cultivo la posibilidad de un desarrollo sin competencia? ¿Existen opciones que verdaderamente funcionen como rescate? Para dar respuesta a todo ello es que llegó esta testimonial.

Para evaluar las diferentes alternativas de control para las malezas driver se presentó un demo que tiró en la cancha las estrategias de las empresas sponsors del programa REM tanto para barbechos cortos, preemergentes y postemergentes del cultivo de soja y de maíz, con la alternativa de utilización de cultivos de servicio. En cuanto a la presentación Cortés sostuvo “este demo es la envidia de cualquier malezologo, combina alta presión de las malezas más difíciles, con cultivos de servicio, con estrategias de control”. Para evaluar los controles se dejaron parcelas testigo y parcelas donde el CS fue la única herramienta para lidiar contra las malezas sin alternativa química.

El demo estuvo a cargo del Ingeniero José Luis Zorzín, consultor y quien también es participante activo de la Regional de Aapresid. La elección del lote se justificó por la alta presión de malezas evidenciadas desde el invierno, Rama Negra principalmente, y en las primavero-estivales como Amaranthus y gramíneas anuales (Echinochloa y Eleusine principalmente) que son las malezas driver de la zona.

La campaña y los cultivos de servicio

La campaña estuvo signada por la sequía y las heladas tardías, donde el cultivo de servicio de mezcla de vicia villosa y centeno, con doble inoculación, no llegó a cumplir con creces la función que se le había asignado. “La capacidad del cultivo de servicio en acumular MS no fue la deseada, llegando a los  2.500 Kg MS/ha en el planteo de primer secado y de 4.000 kg MS/ha en el segundo secado, aspecto a tener en cuenta a la hora de evaluar competencia con malezas y servicios prestados por el cultivo que no va a renta” sostuvo Zorzín. Y agregó, “otra de las cuestiones a tener en cuenta es la presión de malezas que tiene en lote, donde los cultivos de servicio claramente no llegan a competir de manera solitaria sin la ayuda de los preemergentes”, evidenciándose esto en la evaluación hecha tanto para maíz como soja.

Por su parte Cortés, respecto a la campaña manifestó que estamos en un año seco, que nos posibilita seguir aprendiendo del comportamiento de las malezas ante estas circunstancias, diferente a lo que fue en campañas anteriores, mucho más húmedas.

Además el especialista focalizó sobre los Cultivos de Servicio, al mencionarlos como una ayuda para el control de las malezas pero que todo lo que viene atrás es de muchísimo más valor para el sistema. y agregó, “Tenemos que pensarlo como una herramienta más en la que veremos los beneficios en no menos de 3 o 4 años. Esto adiciona complejidad al manejo, la resistencia tiene que ver con la evolución, si yo a la maleza le presentó diferentes escenarios, como CS, rotaciones de cultivos, manejo con herbicidas, distintos momentos de aplicación, la maleza no va a adaptarse, se va a confundir”.

Ante la consulta de Zorzin, el especialista puso claridad a los pro y contra de esta herramienta. Aclaró que el cultivo de servicio posee un efecto buffer para la emergencia de las malezas debido, entre otros atributos, al sombreado y la menor temperatura del suelo, eso conlleva un menor nacimiento de las mismas. Lo negativo es la necesidad de mayor cantidad de agua para la incorporación de los preemergentes a la solución del suelo. Y agregó, “en las mezclas de herbicidas, con activos que tengan menor selectividad hacia el cultivo, es notable el efecto fitotóxico que produce en un suelo desnudo en comparación con un suelo cubierto, algo que se está viendo mucho en campañas como esta”

Manejo químico

En cuanto al manejo químico no hay herramientas nuevas que se vislumbren en el corto plazo. La parte biotecnológica es una ayuda que posibilita tener una herramienta más pero “si eso lleva a forzar estrategias presionando las malezas hacia esa selección el camino es nuevamente erróneo, eso ya lo hemos visto”. Para elaborar estrategias de controles químicos es necesaria una planificación, “Para realizar un manejo rotando distintos principios activos es necesario conocer el lote, la rotación, cuales son las malezas principales y las secundarias, y a partir de ahí diseñar un manejo para el cultivo, pensando en el cultivo de servicio o barbecho largo, el intermedio, o el corto”. Si bien es verdad que  todos los lotes son distintos, debemos formar bloques que se parezcan para que así sea más fácil elaborar estrategias.

  • Manejo químico maíz

Metiéndonos en lo que fue el demo en sí, y centrándonos en el cultivo de maíz, la diferencia entre la estrategia de aplicación de barbechos cortos, respecto a no hacerlo, no hubo diferencia. Eso se explica por la falta de precipitaciones en ese periodo que no hizo emerger malezas. Los tratamientos de preemergencia tuvieron en general buenos controles y persistencia debido a que una lluvia de 70 mm inmediatamente posterior a la aplicación les posibilitó una incorporación inmediata.

En el caso de los postemergentes de maíz, la los HPPD y glufosinato de amonio tienen mejor comportamiento en Amaranthus, hasta con malezas un poco pasadas del tamaño ideal. En gramíneas, para Cortes “el control es muy dependiente del desarrollo de la maleza, pasado los 3 macollos los controles empiezan a mermar, y no todos los HPPD se comportan de igual manera”. Estos postemergentes con la adición de atrazina y glifosato mejoran en un 10 a 15 % los controles. “Estos activos en general actúan por contacto más que por sistema, es fundamental que la maleza no esté estresada, llegar a tiempo con su fenología, que esté en baja densidad y que se incorporen buenos adyuvante; la calidad de aplicación resulta fundamental”.

Cabe destacar que la campana no permitió realizar estas aplicaciones  en V4 y se lo tuvo que hacer en V6, con malezas pasadas de tamaño, con alta densidad, con solapamiento de cultivos y sin llegar en condiciones buenas de aplicación.

  • Manejo químico soja

Entrando en el cultivo de soja, los preemergentes luego de aplicados, estuvieron sin precipitaciones durante 21 días, o sea sin que se incorporen a la solución del suelo. Sumado a esto, la tasa de crecimiento que tuvo la soja en los primeros estadios fue baja, en comparación con la competencia que pudo brindar el maíz. Respecto a esto Cortés tomó la posta y afirmó “la implantación y desarrollo del cultivo tiene una implicancia importantísima en la competencia con la maleza, no le podemos exigir a los herbicidas que nos ayuden más allá de los 45 días de aplicados”. 

Si hablamos de los postemergentes en soja, los graminicidas siempre tienen un mejor desempeño, siempre y cuando no se presente una maleza resistente a los ACCasa. “Si uno toma la gramínea a tiempo, sin estrés, no se ven mayores complicaciones en gramíneas anuales. En las perennes es más complicado”.

En cuanto a las aplicaciones postemergentes apuntadas a yuyo colorado, el especialista fue enfático “Estamos ante un problema bastante grave, debemos tomar conciencia de que los  herbicidas utilizados para el control de colorado tienen valores de eficacia de un 60% para abajo. Con el agravante de que son tremendamente dependientes del tamaño de la maleza y las condiciones de aplicación, e inclusive decepcionantes si evaluamos el sufrimiento que estos conllevan al cultivo de soja. Debemos hacer todos nuestros esfuerzos para que Amaranthus no nazca”. En sintonía a esta afirmación la planificación y el posicionamiento de los preemergentes es fundamental.

A modo de cierre

Para cerrar Cortés sostuvo que hace 5 años en la evaluación de los activos, cualquiera sea este, se veían controles del 95% al 100% a los 50 días, hoy están en el 80 – 85% y eso se va a complejizar en la medida que no se diseñe un manejo integrado en común. “Hay que tener en claro que el manejo de malezas se trabaja sobre el banco de semillas del suelo, como primer medida debemos agotar ese banco, y eso demora según sea de problemático, 4 – 5 ó hasta 10 años. Como segunda medida hay que planificar, desde lo que se va a sembrar, lo que se va a hacer en el lote, cuando se va a fertilizar, qué activos se planifica usar y rotar, etc, y por último tener criterio en la toma de decisiones”.

En la testimonial siempre estuvo resaltada la importancia que tiene el monitoreo, este debe ser constante, debiendo conocer a su vez: la evolución de la fenología del cultivo, la biología de la maleza blanco, la persistencia de los preemergentes para adelantarse a nuevos nacimientos y en base a eso poder planificar los postemergentes de una manera más eficientes.

Los especialistas confirmaron que lamentablemente la curva de resistencias va a seguir creciendo de manera exponencial si no tomamos un manejo integral generalizado de malezas, tenemos hoy muchos casos con al menos pérdida de sensibilidad.

Desde la REM enfatizamos en la necesidad de un correcto abordaje de la problemática, es importante visualizar y planificar un correcto manejo de malezas, vinculandolo a estrategias más racionales, con la utilización de todas las herramientas que están disponibles para no depender de manera casi exclusivas de tratamientos químicos que nos lleven a una aceleración en la aparición de nuevas resistencias.

Reviví el video de la Jornada en el siguiente link.