19/02/13 14:15

La Rem en el XIX Congreso de Aapresid

Las malezas resistentes a herbicidas serán un plato fuerte. La visión de la industria, de los productores, de los investigadores. Luego de 15 años en los que el manejo de las malezas fue prácticamente olvidado y en los que el foco estuvo puesto en los insectos, las enfermedades, la fertilización y otras prácticas, hoy la temática de malezas resistentes vuelve a estar en las primeras planas. Desde hace un tiempo, Aapresid le ha dado la importancia que la problemática se merece, a través de un Programa específico: “REM”, (Red de malezas resistentes).

Y durante el próximo Congreso le brindará un espacio destacado en el “Simposio de Malezas Resistentes”. Si bien, lamentablemente, el sorgo de alepo resistente a glifosato hoy forma parte del paisaje de una gran área agrícola de nuestro país y ya se han denunciado cuatro especies resistentes a glifosato y una a inhibidores de la ALS (imidazolinonas, sulfunilureas), la problemática es incipiente comparada con la de Estados Unidos, Australia o Brasil. Tratando de aprender de quienes tienen mayor experiencia, para acortar tiempos en busca de soluciones y comenzar con medidas preventivas, es que el Congreso Aapresid ha convocado a especialistas de renombre de dicha procedencia. Ian Heap, Director de la investigación internacional de malezas resistentes “Weedscience” posee una mirada global de la problemática. En el Simposio hará un paneo sobre las más amenazantes malezas resistentes que afectan a la agricultura en el mundo. Un adelanto de su perspectiva se puede extraer de su presentación para este Congreso: Heap asegura que los dos problemas más serios hoy día son, por un lado, el incremento de malezas resistentes a más de un sitio de acción y, por el otro, el incremento de malezas resistentes a glifosato, fruto del uso de sistemas de cultivos resistentes a este herbicida. La solución no pasa por la aplicación de nuevas recetas.

El investigador Albert J. Fisher, de la Universidad de Davis-California, Estados Unidos, responderá a los asistentes del XIX Congreso Aapresid cómo abordar de manera integral el manejo de malezas en los sistemas de cultivos resistentes a glifosato.

El investigador adelanta que no será fácil cambiar la práctica habitual de usar un único herbicida tan efectivo, simple y de bajo costo, como el glifosato, por un manejo más complejo; pero esto se justifica si lo que se busca es conservar al glifosato como herramienta de manejo de malezas, única hasta momento y difícilmente reemplazable, al menos en el mediano plazo. Para el caso de Brasil, Pedro Critoffoleti, profesor de la Universidad de San Pablo, conoce muy bien la problemática de malezas resistentes en su país.

Durante el evento, contará de qué manera el estado brasileño colabora en pos de atenuar el daño productivo que la problemática genera. Cristoffoleti tiene además larga experiencia en el género Conyza (conocida como “Rama negra” en Argentina), maleza que fue declarada resistente a glifosato en su país en 2005. Aunque aquí aún no ha sido demostrada su resistencia, está generando importantes complicaciones para técnicos y productores. A nivel nacional, hay zonas donde los problemas de resistencia están haciendo cambiar las formas de manejo de los cultivos. Pablo López Anido, productor y asesor del sudeste de Santiago del Estero, es un testigo fiel de esto. Los paquetes tecnológicos de los cultivos que planifica ya incluyen gastos que antes no existían.

Pero al mismo tiempo, la mirada orientada hacia el manejo curativo- en el que sólo se trata de controlar la expansión de biotipos resistentes una vez que estos aparezcan- está cambiando por un manejo preventivo que, al igual que las rotaciones y la fertilización estratégica, traerán aparejado resultados positivos en el mediano y largo plazo. Randy Barker, es el Responsable a nivel global de los sistemas de manejo de malezas de Monsanto. En oportunidad del Congreso dará la visión de una de las empresas líderes mundiales en herbicidas.

La aparición de resistencias a estos productos preocupa mucho a empresas del rubro porque afecta directamente la utilización de aquellos principios activos que se “quiebran”. Del mismo modo, los eventos biotecnológicos que hacen a los cultivos resistentes a estos activos.

El cuidado de estas tecnologías debería ser hoy un objetivo primordial para los productores que, de no darle la importancia que merecen, perderán herramientas fundamentales para sus sistemas productivos. Las empresas aseguran no tener lanzamientos de principios activos con sitios de acción diferentes a los actuales, para el futuro cercano. La estrategia pasará entonces por cuidar la tecnología con la que contamos. La forma de hacerlo será lo que, desde diferentes ópticas, tratarán de abordar los disertantes del Simposio de Malezas, en el marco del próximo Congreso Aapresid. Por último, se llevarán a cabo también 2 talleres participativos durante el Congreso, el día viernes 19 por la mañana: “Rama Negra, un problema con solución”, será la apuesta de Pedro Christoffoleti, especialista brasilero; y “Malezas resistentes en Argentina y cómo manejarlas”, a cargo de Ignacio Olea (EEA Obispo Colombres) y Mario Vigna (INTA Bordenave). Para no perdérselo. (más info en www.cq.org.ar)