Los resultados de la evaluación de los tratamientos fúngicos realizados en el demo de la te"> Los fungicidas a tiempo permiten lograr los mejores resultados- Aapresid - Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa - Argentina
03/12/20 14:23

Los fungicidas a tiempo permiten lograr los mejores resultados

Los resultados de la evaluación de los tratamientos fúngicos realizados en el demo de la testimonial de Rem, para trigo y cebada, remarcan la importancia que tiene el correcto monitoreo y la toma de decisiones de control químico asociando a los umbrales de acción. Pasen y vean.

Las enfermedades foliares causadas por hongos son la mayor restricción biótica que limita el rendimiento y la calidad de trigo y cebada. En este sentido, resulta de interés evaluar la performance de distintos fungicidas, a fin de contar con mejores herramientas para las decisiones de manejo.

Por este motivo el programa REM de Aapresid junto con la Regional Necochea, organizaron un demo a campo con el objetivo de evaluar la performance de un manejo profesional de enfermedades en trigo y cebada, basado en el monitoreo, el uso de variedades de diferente comportamiento sanitario, y la eficacia de distintos fungicidas cuando se respetan los momentos de aplicación, utilizando los umbrales correspondientes para cada enfermedad.

El demo se realizó en un lote de producción, próximo a la ciudad de Necochea (Prov. Buenos Aires). Se sembró el 6 de junio sobre rastrojo de girasol. En trigo, se utilizó Baguette 802 seleccionada como variedad más susceptible a mancha amarilla y Sy120 como variedad menos susceptible. En cebada se eligió a la variedad Andreia por ser la más utilizada en la zona. La semilla fue tratada con fluxapyroxad 75cc/100 kg + triticonazole 25cc/100kg. Se fertilizó con fosfato diamónico a razón de 110 kg/ha y urea a razón de 180 kg/ha.

Las precipitaciones durante el ciclo del cultivo (junio a primera decena de noviembre) totalizaron 275 mm. Se destaca que los registros fueron bajos durante los meses de agosto y septiembre, demorando el progreso de enfermedades fúngicas, pero sin condicionar de manera negativa el crecimiento vegetativo del cultivo.

Se determinó la incidencia y severidad de las enfermedades presentes (Drechslera tritici repentis -mancha amarilla- y  Puccinia Striiformis f. sp. tritici -roya amarilla-, en trigo; y Drechslera teres -mancha en red- y Rhynchosporium secalis -escaldadura-, en cebada) desde Z10 hasta Z83.

En ambos cultivos se realizaron tratamientos químicos a umbral (momento óptimo de aplicación), temprano (simulando una aplicación adelantada, 15 días al momento óptimo de aplicación) y tardío (simulando un retraso en el momento óptimo de la aplicación de 15 días).

Los umbrales utilizados para manchas foliares fueron:

Z21 a Z33: 30 a 40% de incidencia

Z37 a Z65: 20 a 30% de incidencia

Los umbrales utilizados para royas fueron:

Z21 a Z33: 15 a 20% de incidencia

Z37 a Z65: 5 a 10% de incidencia

 

A continuación se detallan los tratamientos realizados detallando nombre comerciales, dosis y activos:

Tabla 1: Tratamientos de fungicidas en trigo B802 y Sy120

Tabla 2: Tratamientos de fungicidas en cebada Andreia.

Trigo:

Tabla 3: Evolución enfermedades en trigo.  MA=Mancha Amarilla RA= Roya Amarilla  I= Incidencia S=Severidad

Gráfico 1: Evolución de la incidencia de enfermedades en trigo B802.

Gráfico 2: Evolución de la incidencia de enfermedades en trigo Sy120

Con el trigo en Z31, se realizaron las aplicaciones de los testigos químicos tempranos (antes de alcanzar los umbrales de acción) del trigo B802 y del  Sy120.

A los 15 días, en Z33 se realizó la primera aplicación de los tratamientos de las empresas y del testigo químico a umbral del B802. Luego de 15 días de aplicado en Z41, el control logrado con los tratamientos fue en general bueno, se destacaron los controles en T3 y T5. El testigo absoluto arrojó un 20% de incidencia de mancha amarilla y un 2% de roya amarilla. En cuanto al testigo químico temprano, evidenció la misma incidencia de mancha amarilla pero con menor severidad y un 6% de roya amarilla.

El trigo Sy120 tuvo un 15% de incidencia de roya amarilla con severidad baja y se tomó la decisión de realizar una primera y única aplicación. Mientras que su testigo químico temprano se mantuvo muy sano.

Luego de la evaluación el trigo B802 en Z45, recibió una segunda aplicación y el testigo a umbral del Sy120, la primera y única necesaria, en este caso por roya amarilla.

En Z69, 10 días posteriores a la segunda aplicación, se evaluaron los tratamientos nuevamente. La mancha amarilla continuó avanzando en el B802. El control de los tratamientos comerciales, arrojaron entre un 15 y 35% de incidencia. Entre ellos, se destacó la secuencia T7 con 15% de incidencia y baja severidad. Por otro lado, los testigos químicos temprano y tardío, que se aplicaron sin respetar umbrales, rondaron entre 50 y 60% de incidencia por mancha amarilla; mientras que el testigo absoluto arrojó un 70% de incidencia de la misma enfermedad.

En cuanto al Sy120, el tratamiento testigo químico a umbral se mostró muy sano, con tan solo 4% de incidencia de mancha amarilla y sin roya amarilla. Distinta fue la situación de los testigos químicos temprano y tardío que arrojaron 9 y 18% de incidencia de roya amarilla respectivamente. Y resulta aún más contrastante, cuando se compara con el testigo absoluto que obtuvo un 52% de incidencia de roya amarilla y 8% de mancha amarilla.

En Z81 se realizó la última evaluación luego de 25 días de la segunda aplicación del material B802, los controles alcanzados fueron muy buenos, se destacaron los tratamientos T7 y T6. Los testigos químicos temprano y tardío mantuvieron una diferencia considerable con el resto de los tratamientos con 68% y 62% de incidencias por mancha amarilla respectivamente y un 5% de incidencia de roya amarilla con baja severidad en ambos casos. Esta diferencia es aún mayor cuando contrastamos los tratamientos comerciales con el testigo absoluto, donde las incidencias por mancha amarilla fueron de 95%  y 5% de roya amarilla.

En Z81 la variedad Sy120, mostró a su testigo químico a umbral muy sano en lo que  respecta a mancha amarilla y arrojó un 12% de incidencia de roya amarilla. El testigo químico tardío registró un 18% de incidencia mancha amarilla, pero muy sano con respecto a la roya amarilla. Distinto fue el caso del testigo químico temprano y el testigo absoluto, dónde las incidencias por roya amarilla fueron de 70 y 95% respectivamente; mientras que en mancha amarilla se registró un 13% de incidencia en ambos casos.

 

Cebada:

Tabla 4: Evolución enfermedades en cebada. MR=Mancha en red E= Escaldadura I= Incidencia S=Severidad

 

Gráfico 3: Evolución de la incidencia de enfermedades en cebada Andreia.

En  Z37 se realizó la  aplicación del testigo químico temprano (15 días antes de alcanzar los umbrales de acción) en la cebada Andreia.

La primera y única aplicación de los tratamientos comerciales de cebada, se llevó a cabo en Z39.

En cebada, luego de 10 días de la aplicación en Z61, se evaluaron los controles de los distintos tratamientos. Tanto los tratamientos comerciales como el testigo químico a umbral y testigo químico temprano fueron muy buenos, frenando el avance de mancha en red dónde se destacó el T3 (Rubric MAX y F4404)

Luego de 20 días de aplicada, se evaluó la cebada en Z71. Nuevamente se destacó el comportamiento del T3. En general los controles fueron de aceptables a buenos, con diferencias sobre los testigos químicos temprano y tardío, cuyas incidencias de mancha en red fueron de 45% y 50% respectivamente, mientras que el testigo absoluto arrojó un 65% de incidencia.

En la última evaluación en Z83 a 35 días de la aplicación, se registraron incidencias del 50% promedio de mancha en red en los tratamientos comerciales. El T3 mantuvo su performance. Por otro lado, tanto los testigos químicos temprano y tardío registraron incidencias del 78 y 85% de mancha en red, con baja severidad, mientras que el testigo absoluto arrojó un 100% de incidencia de la misma enfermedad con severidad media.

Consideraciones finales

En las condiciones del presente demostrativo se pudo corroborar la importancia de la elección de variedades de buen comportamiento a las principales enfermedades de cada zona, ya que se observó un mejor comportamiento a mancha amarilla del trigo Sy120 versus el B802.

Por otro lado, quedó de manifiesto la importancia del monitoreo para lograr un adecuado diagnóstico; y de esta manera, tomar las decisiones de control químico, asociando el mismo a los umbrales de acción, al comportamiento varietal y a las condiciones ambientales presentes. Esto se pudo observar en la inferior performance del control químico en los tratamientos anticipados o retrasados al momento en que se alcanzó el umbral de acción.

Los tratamientos químicos en general fueron buenos, presentándose alguna diferencia no significativa entre fungicidas comerciales en función a las enfermedades y condiciones ambientales presentes.

Es de suma importancia seguir generando información y experiencias de campos para el manejo sanitario de estos cultivos. Teniendo en cuenta la relevancia que tiene el manejo cultural, el monitoreo, la oportunidad y calidad de aplicación y la elección de fungicidas en cada situación en particular.

Agradecemos a los integrantes de la Regional Necochea y a Viento Sur por su colaboración en la realización del demo y de la jornada virtual donde se pudieron mostrar los resultados.