El 5 de diciembre fue el Día Mundial del Suelo y desde el Equipo de Pensamiento Prospectivo de Suelos, Nutrición y Cultivos de Servicios de Aapresid y la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo (AACS)…

queremos aprovechar la ocasión para destacar el rol fundamental que este recurso cumple en nuestros sistemas y repasar las prácticas que ayudan a mejorar su estado.

El Ing. Agr. Guillermo A. Divito (Dr., M. Sc.), asistente Técnico Regional AAPRESID Necochea señaló que desde hace años, productores y asesores advierten que la salud de nuestros suelos está sufriendo deterioros progresivos, que comprometen la sustentabilidad. “La pérdida de materia orgánica, que incide directamente sobre las propiedades físicas, químicas y biológicas del recurso, sumado a la caída en la disponibilidad de nutrientes y la erosión son las principales causas de dicho deterioro. Destacamos que la siembra directa es un factor imprescindible, pero no suficiente para su conservación. Debemos procurar entonces intensificar y diversificar las rotaciones de manera sustentable” indicó Divito.

En este sentido, la Dra. Ing. Agr. Carina R. Álvarez, miembro de AACS, marcó que “dentro del deterioro que puede sufrir el suelo por uso antrópico – es decir por uso humano  – la erosión es uno de los más importantes, ya que implica una pérdida irreversible. No podemos volver a reconstituir esos centímetros de suelo que se han perdido por estos procesos de degradación”. Ante esto, fue contundente, y recalcó que “construir un metro de suelo como los de la Región Pampeana toma 10.000 años de proceso de formación. Por eso es vital su cuidado”.

Ambos especialistas subrayaron la importancia de “Agricultura Siempre Verde” que, a través de la presencia de cultivos vivos durante todo el año en los campos, hará un enorme aporte a la mejora de la salud del suelo.

Divito evidenció que “si bien su contribución excede los límites del suelo – dado que también incide positivamente en la regulación de excesos hídricos, en la dinámica de plagas, entre otros servicios ecosistémicos -, éste recurso recibirá los mayores beneficios. Así, lograr una cobertura continua implicará mayor protección contra la erosión, mayor secuestro de carbono y el consecuente incremento de la materia orgánica, mayor ingreso y retención de nutrientes, aumento en la diversidad y cantidad de microorganismos, entre muchas otras mejoras”. 

Según apuntó Álvarez, la “Agricultura Siempre Verde“ se parece mucho a los sistemas naturales, y qué mejor que los sistemas naturales para guiar los modelos sobre los que tenemos que basar nuestra agricultura. Actualmente, la visión del suelo es más extendida, nos brinda numerosos servicios ecosistémicos que tenemos que cuidar y magnificar, por ejemplo el secuestro de carbono bajo la forma de materia orgánica. Debemos aprovechar de la forma más eficiente el agua que tenemos disponible y convertirla en biomasa, en producción vegetal. Así lograremos fijar ese carbono.”

Sobre esto, profundizó Álvarez, “debemos extender la mirada que tenemos del suelo, ya no solo como un recurso que nos brinda alimentos sino como un elemento clave del ecosistema en el secuestro de carbono; la mitigación de cambio climático; la reserva de agua y biodiversidad, entre otros”

Hace 30 años Aapresid comenzó la gran revolución de la preservación del suelo a partir de la implementación de la Siembra Directa (SD). Hoy, se renueva esa apuesta bajo el paradigma de la “Agricultura Siempre Verde”. Con el foco en la sustentabilidad futura de uno de los recursos más preciados de nuestros sistemas: ¡celebramos este Día Mundial del Suelo!      

 

El Ing. Agr. Guillermo A. Divito (Dr., M. Sc.), asistente Técnico Regional AAPRESID Necochea e integrante de la Asociación Argentina de Ciencias del Suelo (AACS)

Dra. Ing. Agr. Carina R. Alvarez

Secretaria de la Asociación Argentina de Ciencias del Suelo (AACS)
Secretaria de Desarrollo y Relaciones Institucionales

Profesora Asociada
Cátedra de Fertilidad y Fertilizantes
Facultad de Agronomía – UBA